Érase una vez…De Efteling

6 comentarios

De Efteling es mucho más que un parque temático. Y antes que nada debo deciros que no soy yo muy amiga de parques temáticos… No había oído en mi vida hablar sobre De Efteling hasta que me puse a investigar sobre recursos y actividades que hacer en nuestro viaje a Holanda. Y lo que leí me llamó poderosamente la atención. Hasta el punto que, puesto que pensábamos pasar 15 días en el país, decidimos visitarlo.

Según pude leer en la wikipedia, De Efteling es el parque temático más grande de los Países Bajos (65 has), y uno de los más antiguos del mundo (fue construido en 1952). De hecho fue el primer parque temático construido en Europa. Está construido en torno a la temática de los cuentos de hadas europeos. Caperucita Roja, Blancanieves, Rapunzel, Los 7 cabritillos y el lobo, Hansel y Gretel, La Bella Durmiente,  y un largo etcétera de cuentos tienen cabida en este espectacular parque.

Caperucita Roja

Es precioso. Para mi lo mejor es la ambientación y los detalles. Realmente estás dentro de un cuento. El entorno es muy bonito y está muy cuidado. Nosotros alucinamos y los lilliputienses aún más. Eso sí…el mayor, de vez en cuando, aún sueña con el lobo llamando a la puerta de la casa de los 7 cabritillos o con el espejo mágico de Blancanieves del castillo de la susodicha (en el que la madrastra mala te pega unas pocas voces antes de que entres…).

Vista aérea de De Efteling

Está ubicado en Kaatsheuvel, en el municipio de Loon op Zand. Nosotros fuimos en coche desde Amsterdam vía Utrecht. Tardamos 1 hora y 15 minutos aprox. Según leí, también puedes ir en tren desde Amsterdam Centraal hasta St Hertogenbosch. Y desde allí, coges directamente un autobús hasta Efteling.

Ruta Amsterdam – De Efteling en coche

La llegada es ya espectacular. Tras dejar el coche en el gigantesco parking y dirigirte hacia la entrada, tres pagodas inmensas unidas entre sí y alzándose hacia el cielo y te dan la bienvenida. Allí puedes encontrar el acceso principal. Existen diversos tipos de entradas aunque ninguno de ellos puede decirse que sea barato… El precio del tipo de entrada estándar es 34€ / adulto y día. Los menores de 4 años no pagan entrada. El parking cuesta 10 € / día. Como nosotros íbamos 2 adultos y 2 niños (1 y 3 años…por suerte no pagaban), compramos dos tipos de entradas: una estándar de 34 € para uno de los dos y una combinada de 46€ para el otro, que incluía el acceso normal al parque, el parking del día (llevábamos 1 coche), un café y un dulce en una de las cafeterías del parque y un 10% de descuento en las tiendas de regalos. Aunque dentro del Parque dispones de restaurantes y cafeterías, no hay ningún problema en llevar tu propia comida. De hecho, nosotros llevábamos comida tanto para nosotros como para los niños.

Vuelvo a repetirme … el Parque es una preciosidad. Está organizado en torno a los 4 puntos cardinales y cada zona tiene atracciones y detalles a cual más original. En su pág web puedes encontrar el mapa. El único inconveniente para los “foráneos” es la escasa interpretación en otros idiomas que no sean el holandés. Pero aún así merece la pena. Cuando te encuentras con el “Árbol Cuentacuentos” (Sprookjesboom) tus hijos se quedan embelesados aunque no tengan ni idea de lo que está diciendo el árbol… Es espectacular. Además…así aprendes un poquito más de Dutch!!!!

Sprookjesboom

Otra cosa positiva a resaltar es que no intentan venderte merchandising por todos sitios. Sí, hay tiendas de souvenirs y regalitos, pero realmente, tienes que buscarlas porque tampoco abundan. Me llamó mucho la atención, comparando la situación con otros parques que he visitado y en los que acabas saturado viendo este tipo de productos. Muy bien!

Por supuesto, la accesibilidad es muy buena en todo el Parque. Como ya sabéis, llevábamos un carrito doble y no tuvimos problemas. Para acceder a las atracciones, dejábamos el carrito “aparcado”, nos montábamos, y luego lo recogíamos. Así, sin más. Era curioso de hecho, ver como los papás dejábamos los carritos aparcados (estratégicamente situados) al ladito de cada atracción.

Es un Parque de detalles… las “setas musicales” distribuidas por el Parque, las papeleras (podría dedicar un post solo a las papeleras, GENIALES) que atraían a los niños al grito de “Hallo, Papier Hier” (si, las papeleras hablaban y “absorbían” literalmente los papeles), la fantástica ambientación…en fin, que me encantó.

Hallo…. Papier Hier

Desgraciadamente, nos quedó mucho Parque por ver. Nosotros, cuando entramos nos fuimos directos a la zona de El Bosque Encantado (Sprookjesbos), donde puedes encontrar todos los cuentos de hadas que conoces (y los que no, también). Hay un total de 26 representaciones de cuentos. Aquí es donde mis lilliputienses (en especial el mayor) se hubiesen quedado a vivir para siempre. Tienes a La Bella Durmiente, Blancanieves, Hansel y Gretel, Los 7 cabritillos y el lobo, Caperucita Roja, El Dragón, Rumpelstinki, Rapunzel, La pequeña cerillera, Cenicienta, La Sirenita, etc. Este bosque tuvo la culpa de que no viésemos todo lo que nos hubiese gustado ver. Así que… tened cuidado si al igual que nosotros empezáis vuestro recorrido por aquí… tus hijos no querrán salir! Bueno, en realidad tuvo la culpa esto y que ese día estaba lloviendo, con lo que nuestro ritmo  se ralentizó bastante :-(.

El Jardinero y el Faquir

Nos gustó mucho la atracción de Fata Morgana, en la que, montados en una barquita, te introducen en un decorado de las 1001 noches y ves palacios, faquires, tigres… Puedes montarte con toda la familia y no hay problema. Quizás algunos tramos son un poquitos oscuros. Avísalo a tus pequeños. También nos montamos en la Pagoda, desde donde tienes unas vistas espectaculares, en la Polka Marina y en el Tren de Vapor. Y por cierto… mi lilliputinese mayor se convirtió en todo un temerario y se montó con su papá en… la barca vikinga!!!! Eso si que fue una hazaña!!!!

El Dragón

En las cafeterías te encuentras unos pasteles RIQUÍSIMOS (bien que merecen hacer una paradita a probarlos).

En conclusión, el Parque bien merece una visita, aunque el bolsillo se resienta un poco… las caritas de vuestros lilliputienses os compensarán. Mi niño mayor lo llama el Parque Mágico y es que en realidad la magia se respira en cada uno de sus rincones.

Y por cierto… si alguno de los que leéis este post finalmente va a De Efteling, me atreveré a pediros un GRAN favor. Nuestros dos recuerdos del Parque (una gorra de dragón y una cabritilla – peluche vestida de naranja y rosa) se perdieron en el viaje de vuelta (no os voy a contar el dramón de la pérdida de la gorra…). Así que si gustosamente se ofreciese a traerme estos recuerditos de allí, le ruego se ponga en contacto conmigo y yo primero se lo pagaré ipso facto y segundo se lo agradeceré eternamente durante el resto de mi vida, le pondré un gran monumento y lo incorporaré rápidamente a todas mis oraciones :-). Por desgracia, en la tienda on line del parque no sirven estos dos productos :-(.

Cómo siempre, disfrutadlo mucho!!! y en esta ocasión…

Colorín, Colorado… ¡Este cuento se ha acabado!

por

Hay 6 comentarios

  1. Escrito por Dana Heufkens el 11 Diciembre, 2011

    hola, voy a ir al Efteling el proximo sabado, en un viaje expres que haré a mi familia (soy de alli), si quieres te lo podria traer. Si quieres me puedes contactar en el siguiente email: dana@viviendas-canarias.net , me llamo Dana. un saludo,

    • Escrito por pmanrique27 el 11 Diciembre, 2011

      Muchas gracias Dana!!!! Te escribo a tu correo pues! No sabes la alegría que me has dado! Un saludo

  2. Escrito por Lorena aller el 23 Febrero, 2016

    Hola, he leído tu pos y gracias a tu información aré noche alliSupongo q a estas alturas ya tendrás tus recuerdos de allí pero si no es así yo me ofrezco atraerte los.me gustaría saber si tuvisteis algún problema con los cochecitos de los niños.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 8 Marzo, 2016

      Sí! Es increíble pero nos lo enviaron una familia que visitó el parque 🙂 No tuvimos ningún problema con los cochecitos. Circulábamos bien por todos lados e incluso en una atracción que nos montamos los 4 pudimos dejar el cochechito abajo de la atracción. Todo es muy fácil para ir con peques en Holanda. No vais a tener problemas.

Deja un comentario

children footer