10 ideas si visitas Amsterdam con niños

11 comentarios

Ya mismo llega Agosto… y estamos de vacaciones. Y al llegar esta fecha no puedo evitar acordarme del gran viaje que hicimos el verano pasado. Por eso, y como hace ya mucho tiempo que no os hablo nada del destino holandés, aquí os dejo mis sugerencias para una estancia con peques en Ámsterdam, la Venecia Europea.

¡¡¡Espero que lo disfrutéis mucho y que si váis este verano, me contéis vuestra experiencia!!!

Si váis a Amsterdam con lilliputienses, no podéis dejar de…

1.- Disfrutar al máximo de Vondelpark. Amsterdam se caracteriza por una gran cantidad de parques en los que puedes dar un paseo en bici, organizar un picnic, y disfrutar de sus equipamientos. Entre ellos, se encuentra, para mí, el rey de los parques: Vondelpark, con zonas de restauración y recreativas para los más peques, amplios estanques, incluso una “piscina” en verano, y lleno de actividades, conciertos, marionetas, zonas para hacer un picinic, cisnes, bicicletas :-D…un parque realmente vivo.

2.- Dar un paseo en bote por los canales. No en vano, Amsterdam es conocida como la Venecia del norte. Existen muchos recursos para pasear por los canales. Nosotros tomamos el hop on- hop off, un barco – autobús, en el que con el billete diario puedes montarte todas las veces que quieras y seguir una serie de rutas establecidas a través de los canales, para conocer la ciudad. Es algo caro (20€/adulto, niños menores de 3 años no pagan y entre 4-12 años tienen tarifa reducida) por lo que os recomiendo estudiar todas las posibilidades de los Boat Tours en función de vuestros planes.

Allí nos hablaron muy bien de St Nicolaas Boat Club (aunque nos enteramos tarde), y os recomiendo los investiguéis porque estos paseos son gratis!!!! Solo piden la voluntad al final del recorrido. Se trata de un grupo de voluntarios que hacen recorridos por los canales, no turísticos, de 1-1,5 h de duración. Eso si, están sujetos al tiempo (si llueve, se suspenden). Parece ser que, que llevan funcionando desde 1997 y los paseos son geniales. Aunque, como ya os digo, nosotros nos enteramos tarde y no lo hicimos. Los capitanes que dirigen estos botes, se encuentran en Mike’s Bike Tours. Según creo, están teniendo problemas porque, al no cobrar por sus paseos (son entidad sin ánimo de lucro y sus trabajadores voluntarios) el resto de compañías que operan se han quejado. No está de más que lo investiguéis allí, “in situ”.

3.- Disfrutar de los canales pero, esta vez “desde la superficie”. Las casas parecen de cuento, los cisnes en los canales, los puentes, las casas barco…los peques alucinarán con el paseo.

4.- Hacer una ruta en bici, claro que sí. Por el interior de algún parque (si no estáis acostumbrados a circular); o por la ciudad. Las rutas por los canales en bici son una idea fantástica.

5.- Visitar NEMO, el Parque de las Ciencias en Amsterdam. O si no os apetece visitar el centro porque vuestros hijos sean muy pequeños, os recomiendo tomar un café en su terraza.

6.- Disfrutar del Bloemenmarket. Los mercados y mercadillos son otro de los grandes recursos de Amsterdam. A mi y mis lilliputienses nos gustó especialmente el Bloemenmarket, con una colección de bulbos digna de ver. Para mi, se trata de un mercado de un tamaño óptimo para recorrer con ellos y muy vistoso.

7.- Comer en un indonesio. La variedad de restaurantes que puedes encontrar en Amsterdam es enorme. Para los peques, el tema de la comida en los viajes, siempre es un punto que nos preocupa mucho a papás/mamás. Sin embargo, y siempre que la edad lo permita, probar algo nuevo les provoca una gran emoción (para nosotros el indonesio lo era). El restaurante que escogimos se llamaba Aneka Rasa y fue fantástico. Nos recomendaron los alimentos más apropiados para los peques, y adaptaron los platos (con salsas menos fuertes, etc.) a nosotros. Un trato muy bueno y una comida genial. El experimento funcionó muy bien 😀

8.- Disfrutar de la calle, en general. Una partida de ajedrez callejera, un café fantástico, o una tienda especial… sin prisas…donde los pies os lleven y hasta donde podáis llegar. Para nosotros esa es una de las premisas de viajar con los lilliputienses…los lugares se visitan a nuestro ritmo, sin prisas.

9.- Visitar algunos típicos: (si…también hay que hacer un poco de turismo “tradicional”): plaza Damm, Rikjsmuseum…paseo por Leidseplein. El ambiente está asegurado. Incluso podéis encontrar algún concierto en la calle, o alguna actuación que os haga pasar un buen rato. Respecto al barrio rojo, os cuento mi experiencia. Nosotros paseamos por él, aprovechando que los peques dormían la siesta en el carrito. El barrio tiene la suficiente personalidad como para dedicarle un paseo, aunque eso sí, si los niños son pequeños, buscad un poco “la estrategia”. Respecto a los museos…lo dejamos para otra ocasión, en la que los peques tengan más edad.

10.- Hacer una excursión a Zaanse-Schans. Sí, ya lo sé…esto está fuera de Amsterdam. Pero es que la excursión merece la pena. Los típicos molinos harán la delicia de grandes y pequeños y sin duda, os harán pasar un día genial.

Y aquí os dejo mi decálogo…si queréis conocer los puntos claves de este viaje, o algunas del resto de las excursiones que hicimos en nuestras andanzas holandesas, solo tenéis que navegar un poquito por el blog.

¡A disfrutar del verano!

por

Hay 11 comentarios

  1. Escrito por esposamartinez el 18 julio, 2012

    Muchas gracias, con tus consejos se puede ir a cualquier sitio, qué gran viaje!!!!!

    • Escrito por Bienvenidosalilliput el 18 julio, 2012

      Muchas gracias!!!!!! Es un destino muy recomendable! 😀 Y accesible. Espero que pases un buen verano…y si tienes vacaciones espero que las disfrutes muuuuuuuuuuuuucho!

  2. Escrito por desmadreando el 18 julio, 2012

    Falto lo más tradicional como diría papanatas pero bueno no es humo apto para niños jejeje ni los pasteles de chocolate esos…

    Lo de indonesio es un puntazo mmmm que rico….

    • Escrito por Bienvenidosalilliput el 18 julio, 2012

      Siiiiiiiiiii…y efectivamente ya lo ha dicho por twitter! ja, ja, jaaaaa!
      Nos quedamos con las ganas de entrar en alguno, pero el olorcito nos hizo recapacitar (aunque hubiese favorecido mucho el sueño de los lilliputienses por la noche :-D). Otra vez será…bueno, tengo entendido que ya no dejan entrar en los coffeshops a los extranjeros…habrá que ir de nuevo a comprobarlo. Un besazo!

  3. Escrito por createster el 19 julio, 2012

    Es una ciudad genial, yo la he visitado varias veces sin peques y volveré con ellos! Añadiría a tu decálogo la Heineken Experience, fábrica museo de esta cerveza. Aunque no tengan edad para beberla hay muchas cositas interesantes allí expuestas que seguro les encantan.

    • Escrito por Bienvenidosalilliput el 19 julio, 2012

      Gracias por tu sugerencia! Me gusta mucho saberlo porque nosotros no nos atrevimos a entrar porque no sabíamos si los peques podrían entretenerse y les podría gustar! Sin duda, tenemos que volver!!!! 😀

  4. Escrito por MariannP el 25 abril, 2013

    Hola, me gusto tu blog, es recomendable visitar el barrio rojo de noche con tus peques?

    • Escrito por Bienvenidosalilliput el 25 abril, 2013

      Hola! Gracias por pasar por aquí! Nosotros visitamos el barro rojo por la tarde, mientras los peques dormían. Tras visitarlo, creo que no me hubiese atrevido a visitarlo por la noche con ellos. Ya por la tarde, me resultó violento al pasar por las zonas más ” típicas”. Bajo mi punto de vista, creo que no es recomendable…mejor hacerlo con luz…todo se ve mejor y parece más “seguro”

      • Escrito por MariannP el 25 abril, 2013

        Muchas gracias, otra pregunta, no nos hospedaremos propiamente en Amsterdam si no en el Hotel Bastion Hotel Schiphol / Hoofddorp, pero nuestra idea es visitar Amsterdam durante toda la estadía, crees que hay problemas al momento de transportarse de un lugar a otro siendo esto un tanto lejano?

Deja un comentario

children footer