Puntos clave si viajas a Holanda/ Amsterdam con lilliputienses

12 comentarios
ÁMsterdam con niños

Este verano (Agosto 2011) nuestras vacaciones han consistido en un viaje por Bélgica y Holanda. En realidad, más Holanda que Bélgica. Ahí os dejo mi resumen de nuestro viaje a Ámsterdam con niños:

Puntos Clave si viajas a Holanda/Ámsterdam con niños

1. Datos básicos del viaje a Ámsterdam con niños:

  • Duración: 15 días
  • Destino: Holanda (y algo de Bélgica)
  • Centro de Operaciones: Amsterdam
  • Modo de alojamiento: apartamento
  • Página web de reserva del alojamiento: www.airbnb.com
  • Medio de transporte: avión
  • Compañía de vuelo: vueling
  • Edades de los lilliputienses: 1 y 3 años
  • Grado de satisfacción: Muy alto

2. Diario de Ruta por Holanda:

3. Logística:

Establecimos  nuestro centro de operaciones en Amsterdam y desde allí nos movimos a través de distintos medios (tren, autobús, ferry y coche) a los diferentes lugares visitados. Nuestra incursión en Bélgica fue corta y con enchufe (visitamos Brujas y Bruselas en 3 días gracias a la generosidad de una amiga nuestra que nos hizo de anfitriona y nos dejó invadir su fantástico piso).

4.  Puntos clave del viaje a Holanda en general y Amsterdam en particular:

  • Accesibilidad en Holanda.

La accesibilidad en general de la ciudad de Amsterdam y de todos aquellos lugares donde estuvimos nos resultó buena. De hecho nosotros viajamos con un cochecito doble gemelar para mis dos retoños (de aquellos  que son más anchos) y no tuvimos que plegarlo casi en ningún momento. Eso sí, debes tener en cuenta características propias de la zona como la circulación de bicis y tranvías, los canales y otros detalles en los que debes tener precaución. Puedes leer más sobre esto aquí.

  • Facilidad de transporte (público).

Una vez superado la sorpresa inicial de las famosas bicicletas amsterdamesas, os encontraréis que Amsterdam es una ciudad en la que el transporte público funciona muy bien.

Tienes una magnífica red de tranvías y autobuses con la que puedes llegar a cualquier sitio. Y en todos ellos tienes una entrada específica de minusválido/ cochecito de bebé así como un espacio específico dentro de ellos para poner tu cochecito e incluso para que te sientes tú junto a ellos.

Y por supuesto, si estás habituado a ello, lo más fácil es utilizar la bicicleta, con peques incluidos. Hay una amplia gama de “dispositivos” a incluir en tu bici para su transporte (nosotros cogimos una sillita trasera para el mayor y una delantera para la pequeña). Incluso si tu enanillo es muy pequeñito y quieres llevarte el portabebés puedes utilizar (todo esto debes reservarlo con tiempo) una bici con un cajón delantero donde puedes llevar el portabebés (tiene la ventaja de que el pequeñito puede echar la siesta cuando lo necesite).

Por otro lado, para viajar desde Amsterdam a los pueblos cercanos puedes hacerlo en tren y autobús fácilmente. Me gustaría señalar que en Amsterdam tener coche es un incordio. El tráfico es limitado para estos vehículos, el combustible es muy caro, y no tienes zonas de aparcamiento gratuito. Puedes leer más sobre este punto aquí.

  • Enorme variedad de recursos para niños.

En todos los lugares que visitamos habían tenido en cuenta la perspectiva de “si vienes con peques…”. Si te hablan de Amsterdam enseguida pensarás en los coffeshops, el Barrio Rojo, los museos (sobre todo Van Goh), la casa de Ana Frank, las bicicletas y quizás la Plaza Dam, ¿no?. Pero seguro que no piensas a priori en, por ejemplo, el inmenso Vondelpark (con sus zonas de atracciones infantiles, bares, espectáculos para niños y/o conciertos, o multitud de patos y cisnes), o el Rembrandtpark con su granja de animales, el Parque de las Ciencias Nemo, los paseos en barca por los canales que hacen las delicias de los niños, o las rutas en bici igualmente emocionantes para ellos…etc. También, fuera de la ciudad tienes los molinos (cuya visita hará las delicias de tus peques), playas extensas como la de Scheveningen, atracciones como Madurodam o el único y realmente bonito Parque Temático De Efteling, que asegurarán el éxito de la jornada con tus lilliputienses. Es difícil que tu peliloco aguante el recorrido de la casa de Ana Frank o el museo Van Goh, pero yo te aseguro que subirá sin ningún problema todos los escalones que haga falta hasta encaramarse en lo alto de ese molino tan chulo que acaba de ver!

  • Comunicación fácil.

Todo el mundo al que nosotros nos dirigimos hablaba inglés. Daba igual que fuese el expendedor de tickets del tranvía, el vecino del piso de abajo, o a cualquiera que consultases por la calle. Todos te contestaban en un inglés perfecto. Por supuesto si tienes algún conocimiento de alemán puedes “interpretar” en gran medida los textos en holandés, pero eso es ya para nota.

  • Amabilidad.

Nos encontramos con gente muy amable y atenta. Y sin ninguna duda muy considerada con tus peques. En ningún momento, nadie te hace sentir mal porque estés con ellos. Asumen que debes ir con ellos y que como son NIÑOS, su comportamiento puede ser “imprevisible”. A lo mejor pensáis que estoy diciendo una barbaridad pero, ¿quién no se ha sentido mal alguna vez en un sitio público porque tu niño te monta un numerito?… Te dicen y te redicen que no te excuses, que no hay problema, que los niños son así y que no molestan. También es cierto que en bares y restaurantes, cuando entrabas y pedías sitio o mesa, siempren nos ubicaban separados de las personas que iban sin niños y la verdad es que lo agradecíamos. La logística siempre es más aparatosa cuando vas con niños y puedes importunar a esa pareja que está celebrando su aniversario justo a tu lado, o simplemente al que se está tomando una cervecita mientras lee un libro. Creo que era una medida muy acertada. En cualquier caso, nos hemos sentido muy tranquilos en todos los lugares, cosa que no ha ocurrido en otros destinos. Por otro lado, nos hemos encontrado con gente educada que son estrictos con sus hijos y que por tanto, esperan que tú lo seas con los tuyos en cada situación. Sin duda, para quitarse el sombrero con ellos en este sentido (al menos lo que nosotros hemos vivido).

  • Alimentación.

Para mis locuelillos (de 1 y 3 años) la alimentación es siempre un tema de preocupación cuando sales fuera. Este es uno de los motivos por los que casi siempre optamos por el apartamento como forma de alojamiento, ya que te permite en momentos de “desesperación” meterles un buen puchero en vena que les de fuerzas para unos pocos días ;-).

En Amsterdam dispones de restaurantes y comida de todo tipo, con lo que si tu hijo es un poco más mayorcito no va a tener problema, y si no, pues siempre te queda recurrir a la comida que todos conocemos de pizzas y patatas fritas. Los míos aún están en una edad crítica, por lo que la comida “handmade” se hace imprescindible algunos días. De hecho para la niña de 1 año, aparte de picotear sus patatas fritas, o su pescadito, todos los días salía yo con el termo hasta arriba de una buena comida calentita para su almuerzo (eso si, es un poco rollo tener que hacer comida una de cada 2-3  noches). Y dependiendo del día también algunas veces aumentaba la ración para que comiese el mayor.

Las cenas han sido bien en casita para todos, o bien en caso de restaurantes, potito de supermercado para la niña y algo para el niño en función de sus gustos, claro. Para los más peques, encontráis los ya indicados potitos en los supermercados, que de tantos apuros nos sacan. En general, los precios de la alimentación son más altos que en España. Fruta, verdura, carne y pescado (todo vamos) es más caro, pero evidentemente es más barato que comer siempre de restaurante.

Una curiosidad, a mi pequeña le doy leche Almirón (por si no la conoceis es leche de fórmula que aquí solo encuentro en farmacia) y sin embargo en Amsterdam se  comercializaba en el supermercado bajo el nombre de Nutrilón. En cualquier caso, podeis estar tranquilos que, evidentemente encuentras todo lo que necesitas para tus pequeños en el supermercado. Las dos cadenas más comunes son el Albert Heijn (yo diría que es como el supermercado del El Corte Inglés) y el Dirk van den Broek (que lo asimilo al Mercadona).

  • Alojamiento.

Como ya os he indicado nosotros optamos por un apartamento, para tener más flexibilidad y comodidad con los enanos. En cualquier caso, la fórmula que elijáis es ya opción vuestra en función de vuestras preferencias. Lo que si os recomendaría es que lo buscáseis en la zona próxima al Vondelpark. El centro de Amsterdam está muy bien, pero siempre atestado de gente lo que puede llegar a ser un poco agobiante. Con niños está genial alojarse cerca de este parque ya que siempre puedes comenzar o terminar tu jornada con un paseito por él, con un ratito en los columpios tomándote una cervecita, o simplemente tumbadito en el césped mientras tus nenes le echan de comer a los patos. Y es una zona muy cercana al centro. Nosotros no conseguimos apartamento cerca del Vondelpark pero si estábamos al ladito del Rembrandtpark, en Mercatorplein. La verdad es que la zona nos resultó cómoda, muy comercial (el supermercado en frente) y con paradas de tranvía y autobús justo delante de nuestra puerta. A 15 minutos más o menos del centro en tranvía.

  • Clima y vestuario.

Fuimos en Agosto. Y en Agosto llueve. El chubasquero es total y absolutamente imprescindible así como el plástico protector para el carrito. Respecto a la temperatura en Holanda, para nosotros que vivimos en el sur, nos ha resultado muy fresquita. El sol no pica como aquí, claro. Tuvimos máximas de 22-23ºC lo que te obliga a llevarte manga larga para los peques sobre todo por la mañana, anochecer e incluso en algunos momentos del día (dependiendo del día). Nosotros no utilizamos para nada los pantalones cortos que llevábamos.

Las prendas básicas han sido (para gigantes y lilliputienses): chubasquero y forro polar, pantalones vaqueros, camisetas de manga corta, alguna camiseta de manga larga finita y nuestras sufridas zapatillas de deporte. Y los pijamas, finitos y de manga larga.

Los tres días de Bélgica sin embargo, pasamos calor y ahí si hubiésemos necesitado unos pantalones cortos. Nuestro vestuario habitual (aunque parezca un poco incoherente) era: camiseta de manga corta debajo del forro polar y pantalones vaqueros. El chubasquero siempre venía con nosotros en los cestillos del carrito doble.

  • Sanidad.

En esta ocasión y sin que sirva de precedente ;-), no tuvimos el gusto de probar la sanidad holandesa ya que pasamos los 15 días sin fiebres, mocos o algún síntoma raro de estos que solo aparecen en los viajes.

Sin embargo, como ya sabes, por ser miembro de la UE, tienes asistencia sanitaria gratuita a través de la tarjeta sanitaria europea. En las farmacias (Apotheek) puedes comprar cualquier tipo de medicamento, aunque ya te digo que no tuve el gusto de ponelas a prueba en esta ocasión. El sistema es el mismo, tienes las farmacias abiertas en un horario determinado (normalmente cierran a las 17:00-17:30) y las correspondientes farmacias de guardia.

En cualquier caso, siempre es bueno que te hagas con un listado de centros de urgencia y hospitales de la zona “por si acaso”. Nosotros llevábamos uno elaborado, pero una vez que llegamos a Amsterdam la dueña del apartamento nos había dejado un dossier informativo que incluía también números y direcciones de urgencias. También he de decirte que como siempre, llevábamos en la maleta nuestro botiquín particular “just in case” y que os recomiendo elaboréis en función de las enfermedades más comunes de vuestros lilliputienses.

5. Conclusiones:

Una vez realizado el viaje, podemos afirmar que Holanda en general y Amsterdam en particular es un destino total y absolutamente “kid friendly” ;-).  Lo recomiendo sin ninguna duda como destino apto para lilliputienses.

Y ahí queda eso. Un post un poco largo, pero que espero que os resulte útil. Si creeis se me olvida alguno o os surje alguna duda, solo tenéis que decírmelo.

Quedo a la espera de vuestras aportaciones y de vuestras experiencias en Amsterdam/ Holanda!!! 🙂 Buen viaje!

 



Booking.com

por

Hay 12 comentarios

  1. Escrito por Núria Hernández Méndez el 31 enero, 2012

    Me encanta!!!!!! Tengo muchas ganas de empezar con mis liliputs a viajar y nunca sé cómo hacerlo; gracias por ponérmelo tan fácil.

    • Escrito por pmanrique27 el 31 enero, 2012

      Hola Nuria!
      Muchas gracias por leer mi blog y por tu comentario. ¡No sabes la alegría que me das con él! Precisamente empecé el blog hace poquito motivada por lo difícil que es encontrar información específica cuando viajas con niños (antes de hacer cualquier viaje siempre paso un montón de tiempo buscando por Internet). Así que, si te puede servir esta información aunque sea un poquito, soy la más feliz :-).
      Todavía me quedan muchas cosas que contar del viaje a Holanda. La verdad es que 15 días dan para mucho y el país es increíble. Te lo recomiendo 100%. Y te animo. Es muy trabajoso, pero muy gratificante viajar con los peques.
      Mi objetivo es ir recogiendo aquí cada una de las aventurillas que vivamos.
      Muchas gracias y seguimos en contacto!

  2. Escrito por monica lady pink el 8 julio, 2012

    que way tu viaje…la verdad que esta muy bien el post porque uno de lis inconvenientes mios para viajar son los sitios, porque con un niño pequeño ( o mas) no puedes ir a cualquier sitio. el transporte publico esta mucho mejor que en españa(lo se porque he ido a liverpool).
    gracias por tus consejos…me dan ganas de ir a amsterdam solo por lo que cuentas.

    • Escrito por Bienvenidosalilliput el 8 julio, 2012

      Te recomiendo en destino 100%. Para nosotros, y en general, todo resultó muy fácil y tranquilo. Lo disfrutamo mucho. Anímate y hazte una escapada! Un abrazo y muchas gracias por pasar por aquí y comentar! 😉

  3. Escrito por maribel el 8 julio, 2014

    Muchas gracias por compartir tus experiencias. Me están ayudando mucho para organizar mi viaje este verano por Bélgica y Holanda. Sin duda un gran descubrimiento tu blog.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 9 julio, 2014

      Muchas gracias! Me alegro mucho que te pueda resutar útil algunos de los posts! Sin duda me haces muy feliz, porque ese es el objetivo de este blog. Un saludo grande y a disfrutar mucho de ese viaje por Bélgica y Holanda (por cierto, el verano pasado estuvimos en Valonia al sur de Bélgica, echa un vistazo por si os apetece algún lugar)
      Gracias y cuéntame cómo os va! 😀

  4. Escrito por Eider el 3 septiembre, 2014

    Gracias por la tranquilidad que da leerlo. Tengo una peque de 2 meses, y cuando tenga 3 nos iremos a Bélgica. Me surgen mil dudas sobre todo en lo referente a llevar el cochecito… en si podremos entrar a los sitios, qué hacer con él si queremos ir a los canales de Brujas o subir alguna torre… vosotros que hacéis, dejar el cochecito fuera? no podemos ir con la niña en la mochila todo el día así que nos lo tenemos que llevar todos los días…
    gracias de nuevo

  5. Escrito por Gema el 14 julio, 2015

    Hola Pilar, no sabes como me está ayudando tu blog en la organización de nuestro viaje a Holanda.!!!!
    He parado un momento porque no quería dejar pasar la oportunidad de darte las gracias, gracias!! porque de verdad que me está siendo de gran ayuda.
    Lo encontré buscando información para viajar con niños a Ámsterdam, pero ya está en favoritos para próximos viajes. 🙂
    Iremos este mes de agosto, con dos peques, uno de 7 y otro de 2. Estoy muy muy ilusionada organizando algunas excursiones que propones. Todas me parecen interesantes, aunque nosotros vamos menos tiempo, una semana.
    Nuevamente gracias, y no dejes de contarnos experiencias de viajar con niños
    Besos.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 1 agosto, 2015

      Hola Gema, Muchas gracias por tus amables palabras. Me alegro mucho que te haya servido mi blog :). Para nosotros, el de Holanda fue un viaje muy especial y tenemos un magnífico recuerdo de él. Estoy segura que lo disfrutaréis mucho porque es un destino increíble. Os deseo muy buen viaje y mucha diversión en familia! Ya me contarás que tal. Un saludo y de nuevo…¡muchas gracias!

  6. Escrito por Fernanda el 7 enero, 2016

    Amsterdam es increíble!! Nosotros hicimos allí una estancia en familia y fue inolvidable. Lo recomiendo a todas las familias con niños de cualquier edad. Y también vale la pena visitar otras ciudades como Leiden, Utrecht, La Haya, y pueblitos pintorescos, como los que hay al norte de Amsterdam: Monnickendam y Volendam, entre otros. Les dejó un post que encontré en un blog y nos ayudó a decidir nuestro viaje: http://familiasenruta.com/destinos/viajar-a-holanda-con-ninos/
    Besos a todas y buenas vacaciones!

Deja un comentario

children footer