10 ideas para visitar Split con niños (Croacia)

sin comentarios
Croacia con niños

La ciudad de Split fue nuestra base de operaciones durante nuestra estancia en la costa de Croacia este verano. En nuestra ruta por los Balcanes, habíamos partido desde Grecia para atravesar Albania, Montenegro y entrar en Croacia por la costa en coche.

En Split disfrutamos de 8 magníficos días que nos supieron a poco. Split es el centro de la región de Dalmacia, y está muy bien comunicado tanto con el resto del país como con las maravillosas Islas Dálmatas, de muy fácil acceso gracias a una amplia variedad de ferries que permiten visitarlas de forma muy cómoda.

El origen de la ciudad de Split se considera que tuvo lugar por la decisión del emperador romano Diocleciano de construir una villa y un Palacio inmenso y lujoso donde pasar sus últimos años. El Palacio estaba ubicado cerca de la romana ciudad de Salona, y sus habitantes terminaron huyendo a la villa años después para huir de invasiones varias, haciendo que la villa terminase convirtiéndose en una ciudad. Desde entonces, por Split han pasado autoridades croatas, húngaras, venecianas, francesas, italianas, y alemanas, pasando a formar parte de la antigua Yugoslavia y llegar a la actualidad.

Split con niños

La ciudad de Split es una ciudad muy manejable con niños, abierta, dinámica, alegre, con una actividad increíble durante los meses de verano y preciosa. Si al igual que nosotros, la visitáis en Julio (o en Agosto) la encontraréis con una gran afluencia de turistas, que llegan a través de su puerto, carretera o aeropuerto. Si preferís evitar las muchedumbres, debéis evitar esta época de verano (y esto es válido para toda la costa de Croacia).

Nosotros nos alojamos en un magnífico piso, al borde de la playa, resultado de uno de los tres intercambios de casa que teníamos acordados este verano a través de IntercambioCasas.com, y que nos permitió sentirnos como en casa durante todos los días que estuvimos allí. Fue una pasada.

Terraza en Split (Croacia)

La terraza de nuestra casa de intercambio en Split

Tras nuestra experiencia en Split, aquí os dejo mi lista de las actividades que allí hicimos y que recomendamos para hacer con los peques.

Mar Adriático en Split (Croacia)

La playa delante de nuestra casa de intercambio

¿QUÉ HACER EN SPLIT CON NIÑOS?

SI VISITAS LA CIUDAD DE SPLIT

1- PASEAR POR EL INTERIOR DEL PALACIO DIOCLECIANO

Sin duda, si hay algo que te impresiona al llegar al centro histórico de Split, es el Palacio Diocleciano. Y aunque cuando hayáis leído palacio os hayáis formado una idea de “Palacio” en la cabeza, es más una gran fortaleza que un Palacio, en cuyo interior se encuentra el corazón de la ciudad. En mi opinión, es uno de los lugares más bellos que descubrimos en nuestro viaje. No en vano está declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La fortaleza (es la que mandó construir el emperador Diocleciano) tiene varios accesos y escojas el que escojas, el bullicio es uno de los puntos comunes. A mi me gustó mucho acceder a través de la fachada que da al mar, ubicada en la zona del Paseo Marítimo, ya que se accede a través de unos sótanos muy bonitos en la que encontraréis todo tipo de tiendas de recuerdos y productos típicos. Cruzar los sótanos, para salir después directos a una especie de Patio Monumental que hoy día constituye además el acceso a la Catedral de Split.

Patio en el interior del Palacio Diocleciano

Patio en el interior del Palacio Diocleciano

Por cierto a modo de curiosidad, en este Patio-Plaza donde se encuentra la Catedral, los escalones que rodean el Patio son en realidad, la “terraza” de un bar que encontraréis en él, y por ello no os podéis sentar a menos que pidáis algo en el bar. Eso sí, si os apetece, la sensación de sentarte a los pies de la catedral es magnífica. Mis peques estuvieron un rato jugando y corriendo por el Patio.

La fortaleza es rectangular, lo que os permitirá fácilmente encontrar los diferentes accesos. Os recomiendo que entréis y salgáis por diferentes.

Pasear además por su interior es una auténtica gozada: un entresijo de callejuelas a cuál más bonita, de piedra, entre las que encontraréis tiendas, restaurantes… toda una frenética actividad comercial casi a cualquier hora del día, o de la noche.


CONSEJO SI VAIS CON NIÑOS: 

Tomar un helado, jugar en el Patio, hacer fotos (si los peques llevan su cámara, os alucinaréis seguro de las fotos que hacen) y perderos por las callejuelas. Hay unos actores a modo de soldados romanos que se pasean ofreciéndose hacer fotos con quien quiera. Hay muchos, los veréis seguro. Os aconsejo que vayáis observando porque hay algunos que son realmente divertidos y que al hacerse la foto os hacen pasar un rato genial. Ponen poses super divertidas y los niños se ríen muchísimo. Nosotros nos la hicimos con los primeros que encontramos porque mi peque no quiso esperar, y luego vimos algunos que eran inmensamente más “creativos”.

A modo de reto, os propongo encontrar entre sus calles, la tienda más chula (según mis hijos) que habían visto en su vida. ¿La encontraréis? (Una Pista, buscadla por el nombre de Candy Bar).

Candy Bar en Split - Split con niños

 


2- SUBIR A LA TORRE DE LA CATEDRAL

Uno de los grandes atractivos dentro del Palacio Diocleciano, y si vais con niños más aún.

Torre Catedral de Split - Split con niños

Eso sí, os recomiendo precaución en la subida si vais con peques, ya que las escaleras están suspendidas en el aire y en todo momento ves la altura a la que te vas encontrando.

Escaleras de la Torre de la Catedral de Split - Split con niños

Una vez arriba, las vistas del puerto y de Split son una auténtica maravilla.

Vistas desde la Torre de la catedral - Split con niños


CONSEJO SI VAIS CON NIÑOS:

Desde lo más alto de la torre además de las vistas, podréis ver el puerto y en él, una gran cantidad de cruceros esperando a sus pasajeros que probablemente estén disfrutando igual que tú de Split. No sé por qué motivo, pero a mis peques le resultaron super atractivos y se empeñaron en hacerle fotos a todos. Así que, ¡quizás a los vuestros les pase igual!

Split con niños


3- TOCAR EL DEDO GORDO DEL PIE DE LA ESTATUA DE GRGUR NINSKI

Esta estatua, ubicada también en el casco histórico de la ciudad, podréis encontrarla en la zona norte del Palacio Diocleciano, en la llamada Puerta de Oro. Para que os orientéis, la parte Sur del Palacio Diocleciano es la que da al paseo marítimo, por lo que el lado opuesto es donde encontraréis la estatua. Obra del escultor croata Ivan Meštrović, la estatua representa a un obispo croata de Nin, famoso por introducir la lengua croata en los oficios religiosos y por enfrentarse al Papa y a la Iglesia.

Estatua de Grgur Ninski, Split con niños

Dicen que si le frotas el dedo gordo del pie tendrás suerte y un deseo se te hará realidad. Y por ese motivo la estatua del buen obispo tiene el dedo del pie tan hermosamente reluciente.


CONSEJO SI VAIS CON NIÑOS:

Detrás de la estatua, encontraréis una pequeña calle con puestos y el parque Strossmayerov Park, donde podréis disfrutar de actuaciones musicales, artistas callejeros, algún puesto donde tomar algo, o simplemente donde sentarse un rato a descansar y a disfrutar del ambiente de Split. Nosotros hicimos una parada, mientras escuchamos la actuación de una chica y mis peques disfrutaban de un equilibrista. Nada mal el plan para hacer un buen alto en mitad de la tarde o de la mañana.


4- RECORRER EL PASEO MARÍTIMO DE SPLIT

Todo el casco histórico de Split es un hervidero de actividad y turistas que la recorren y disfrutan, pero si hay un punto de especial actividad, ese es el paseo marítimo. Restaurantes, bares, puestos, y actividades diferentes os encontraréis allí y hasta altas horas de la noche. De hecho, por la noche es un momento magnífico para recorrerlo.

Como curiosidad, en todo el paseo os encontraréis con un montón de puestos para comprar los tickets para excursiones a las diferentes islas de Split. Normalmente, en esas excursiones te incluían el desplazamiento, almuerzo y la excursión (a alguna isla, a la Cueva Azul, etc.). Aunque tienen muy buena pinta, nosotros no realizamos ninguna de estas excursiones ya que suelen ser bastante más caras que si compras el correspondiente ferry y te organizas la excursión por tu cuenta.


CONSEJO SI VAIS CON NIÑOS:

Id atentos porque en el Paseo Marítimo encontraréis cada noche actividades “sorpresa”. Mini conciertos y actuaciones, o como fue nuestro caso, una competición universitaria de baloncesto a lo NBA, que nos mantuvo enganchados viendo los partidos en primera fila, toda la primera noche que visitamos Split.


5- UN DÍA O UNA MAÑANA EN EL PARQUE MARJAN.

Ubicado en la llamada península de Marjan, en el extremo oeste de la ciudad, justo en la punta hay un parque (gigantesco de 340 has) convertido en lugar de ocio de los habitantes de Split y pulmón de la ciudad. En él, encontraréis rutas para recorrer andando o en bici, accesos a calas y pequeñas playas con servicios.

Parque Marjan - Split con niños

El recorrido desde el acceso al parque hasta la punta, puede ser de 1 hora, pero justo en la entrada encontraréis bicis para alquilar si os apetece hacer el camino en bici. Durante todo el recorrido el camino es una carretera asfaltada con espacio destinado a los peatones y otro destinado a las bicis (los coches no tienen acceso al Parque).

Carretera a través del Parque Marjan - Split con niños

A la derecha, los peatones, a la izquierda, las bicis

Las vistas sobre el Adriático son muy bonitas, el color del mar es increíble (creo que la tonalidad de azul de este mar es lo que más me ha sorprendido de todo el viaje, porque no había visto nunca nada igual), por lo que resulta muy ameno.

Parque Marjan - Split con niños

A lo largo de todo el camino, encontraréis accesos a calas varias. A mitad de camino antes de llegar a la punta de la península llegaréis a una zona de baño con restaurante, atracciones para los niños (colchonetas para saltar, para jugar al pin pon, etc). Eso sí, no esperéis playas al uso. La zona de baño que os digo no tiene playa, sino que los accesos son de hormigón. Y pasas del hormigón al agua, nada de arena ni tan siquiera rocas. En las pequeñas calas que aparecerán durante el camino si tendréis zona de tierra (que no de arena).

Zona de BAño - Parque Marjan - Split

Esto es común en toda la costa de Croacia: no hay playas de arena, la gran mayoría son de piedras, e incluso en algunas zonas la zona de baño es de hormigón.


CONSEJO SI VAIS CON NIÑOS:

Pasar una mañana en este parque, hacer el recorrido en bici e irse dando un baño por las diferentes calas es muy buen plan. Luego, podéis terminar almorzando en el restaurante de la playa del final en la punta y volver. El recorrido está lleno de pequeñas capillas (según dicen construidas por ermitaños que iban al parque buscando desconexión) que podéis ir descubriendo y contando con los peques.


SI VISITAS LOS ALREDEDORES DE SPLIT

Cómo si estáis por la zona también os gustará hacer excursiones a zonas próximas, por aquí os dejo también las que hicimos nosotros:

6- UNA EXCURSIÓN A LA ISLA DE BRAC, Y UN BAÑO EN LA PLAYA DEL CUERNO DORADO  (ZLANI RAT)

Visitar alguna de las Islas Dálmatas es de obligado cumplimiento si estás en Split. Nosotros elegimos Brac, por ser de las más próximas y porque teníamos curiosidad en visitar la famosa playa de Zlani Rat en la zona de Bol, cuyas imágenes nos habían cautivado en Internet.

Playa Zlani Rat, Bol, Croacia con niños

La playa es muy bonita (sin arena, recordad que estamos en Croacia), pero el agua es increiblemente transparente y en la zona encontraréis un montón de restaurantes y bares. Eso sí, mucha, mucha, mucha gente. Hay muchas excursiones que tienen como destino la playa de Cuerno Dorado, y está saturada en verano. Aún así, nosotros lo disfrutamos muchísimo. Ya os lo contaré en detalles en próximos posts.

Nosotros fuimos a Brac desde Split en ferry, ida y vuelta el mismo día.

Zlani Rat - Bol - Croacia con niños


CONSEJO SI VAIS CON PEQUES:

Si vais con coche, os recomiendo que os llevéis el coche en el ferry. Sale algo más caro, pero la isla es grande para ir solo un día y con el coche aprovecharéis mucho mejor los tiempos. Del puerto de Brac hasta la isla de Cuerno Dorado podéis tardar más de 1.5 entre que esperáis el autobús, llegáis etc. y con el coche es mucho más rápido. Nosotros lo hicimos así y embarcamos el coche en el ferry y nos alegramos mucho.


8- EXCURSIÓN A LA ISLA DE HVAR

La Isla de Hvar for la otra recomendación que nuestros partners de intercambio nos hicieron. Pero nosotros no la llegamos a visitar. Al final, tuvimos que elegir solo una isla por cuestión de tiempo (no teníamos días para visitar las dos) y no os puedo contar mi experiencia concreta. Pero puesto que fue una de las recomendaciones que nos hicieron, también quiero incluIrosla.


9- PARQUE NACIONAL DE KRKA

A 1 hora de distancia de Split, se encuentra el Parque Nacional de Krka, una maravilla natural ubicada en los alrededores del cauce del río Krka, y que sin duda merece la pena muchísimo visitar con los niños. Lugar mágico donde los haya y famoso por sus Cascadas, nos sorprendió gratamente a todos. Se trata de un recorrido a pie por el río, en el que iréis descubriendo diferentes cascadas y la flora del entorno.

Parque Nacional de Krka, Croacia con niños

Además, su cascada más famosa: la Cascada Skradinski, tiene una zona de baño en la que podréis disfrutar de la fuerza impresionante de las vistas y de la sensación de sentir en vuestras propias carnes la fuerza del agua. 100% recomendable.

Uno de los accesos al Parque además se hace en un bote aguas arriba lo que para los niños es también muy chulo.

Parque Nacional Krka, Croacia con niños


CONSEJO SI VAIS CON PEQUES:

El Parque en verano está abarrotado de gente. Pero abarrotado. No vayáis pensando que vais a estar solos en un paisaje idílico. A nosotros nos recomendaron que fuésemos muy temprano para evitar colas, pero lo de madrugar no se nos da nada bien, así que llegamos bastante tarde. Sin embargo, y a pesar de todo, la entrada la compramos rápidamente en taquilla y aunque tuvimos que esperar cola para montarnos en el bote que da el acceso al parque, fue también rápido.

Cuando por fin accedimos al Parque Nacional, estaba todo abarrotado, pero a partir de las 15:00-16:00 de la tarde, la gente empieza a irse del parque y todo se queda más tranquilo. De hecho, para bañarse resulta mucho más agradable, bañarse a última hora de la tarde que al principio, con toda la muchedumbre. Así que, si vais con vuestros peques y al igual que nosotros no sois de mucho madrugar, ¡no os preocupéis!. Podéis aprovechar esas horas en las que la gente ya va dejando el parque para disfrutarlo vosotros más tranquilamente.


10- UN DÍA EN ZÁDAR

Un poco más lejos, a 1 h 45 min en coche, aproximadamente, se encuentra también la ciudad de Zádar, para mí, una de mis favoritas. Es una auténtica gozada pasear por sus callejuelas. ¡Preciosas!. Y para los peques además, encontraréis dos recursos que nosotros nos alucinaron: el Saludo al Sol y el Órgano del Ma. Ambos ubicados en el paseo marítimo de la ciudad y bastante cerca entre sí.

El Saludo al Sol, es un círculo en el suelo de 22 m de diámetro, en el paseo marítimo, formado por unas 300 placas solares. En este caso, si queréis descubrir su secreto debéis visitar la zona a partir del atardecer. De hecho dicen que desde allí se puede ver la puesta de sol más bella del mundo (y yo ratifico que no se si será la más bella, pero desde luego es espectacular). Cuando la noche empieza a caer, las placas empiezan a iluminarse con luces de colores que confieren al círculo un aspecto tecno-mágico-divertido que a los peques les encantará. Eso sí, igualmente está zona en verano esta abarrotada de gente, y por supuesto al atardecer aún más. 

Saludo al Sol, Zadar, Croacia con niños

El Órgano del Sol es una tremenda escalinata, en la orilla del mar, en la que cada escalón es una especie de tubo musical, de forma que, cuando el agua del mar pasa a través de ellos, se genera un sonido impresionante, dando lugar a esa especie de órgano del que procede su nombre. Un increíble sonido que os dejará a todos asombrados.


CONSEJO SI VAS CON NIÑOS:  

En la zona de El Saludo al Sol, tras el atardecer, se concentran actuaciones callejeras muy divertidas con las que seguro pasaréis un rato increíble. En nuestro caso, ¡no había forma de irnos de allí!. Vimos una detrás de otra (incluso una de ellas la vimos dos veces). De baile, de magia, de acrobacia…el entorno es chulísimo y a pesar de la gran cantidad de gente, está genial disfrutar de la actuaciones tras el espectáculo de la puesta de sol.


6- UNA EXCURSIÓN A TROGIR

A 40 minutos en coche de Split, podéis visitar Trogir, histórica y bellísima ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad desde 1997. Su pequeño casco histórico merece pasear por él (aunque también abrrotado en verano), y conectado con la isla de Ciovo por un puente por el que podréis cruzar con el coche. Un lugar peculiar.

Trogir, Croacia con niños


CONSEJO SI VAIS CON NIÑOS:

Si os cansáis de la gran cantidad de gente que os encontraréis en Trogir en verano, no lo dudéis y cruzar a la isla de Ciovo. Allí también os encontraréis con una gran cantidad de gente (no os creáis), pero en ella podréis buscar algunas zonas de baño – calas, donde disfrutar de un buen rato de playa. Nosotros visitamos la zona de Okrug Donji, y pasamos casi todo el día en la playa.


¿Qué os parece el plan de visitar Split con niños? ¿Lo habéis visitado ya?

Para nosotros, la ciudad es una maravilla y sin duda nos hubiésemos quedado mucho más tiempo. Habrá que volver pronto, aunque eso sí, esta vez en otro momento que no sea verano, ¡a ver si nos la encontramos un poco más tranquilo!

¡Enamorados de Croacia!


 



Booking.com

 

por

Deja un comentario

children footer