Visitando con niños el Museo del Pimentón en La Vera (Cáceres)

sin comentarios

El pimentón de la Vera es el símbolo de toda una comarca. Tiene una personalidad propia apabullante y constituye una de las joyas gastronómicas de esta zona de Cáceres.

Desde que pongas un pie en La Vera, no dejarás de sentirlo en sus platos. Porque el olor y sabor del pimentón de la Vera es inconfundible: un aroma ahumado debido a su artesanal proceso de elaboración por el que lo reconocerás al instante (y que te convencerá para no querer usar ningún otro jamás en tu vida).

Si además, al igual que nosotros, vuestra visita a La Vera la realizáis entre los meses de octubre y noviembre, época en la que los secaderos están en plena actividad, el olor a pimiento ahumado se extiende por doquier y es una auténtica gozada disfrutarlo.

Pimientos de La Vera (Cáceres)

De tal calibre es la fuerza que este producto tiene en esta zona de Cáceres, que desde 2007 es además el protagonista de uno de los Museos de Identidad que existen en Extremadura:

El Museo del Pimentón.

Este Museo está ubicado en Jaraiz de la Vera, sede del Consejo Regulador de su Denominación de Origen, y es muy recomendable de visitar si andáis por la zona. Porque el pimentón, junto al tabaco, son los dos productos estrellas de la comarca de La Vera, núcleos sólidos además para su economía local.

Museo del Pimentón de La vera

El Museo del Pimentón, se trata de un Museo con un tamaño perfecto para visitar con los peques.Y hay que decir que los niños alucinaron cuando supieron que había un Museo destinado al…¡pimiento!. ¡Les encantó la idea!.

Debido a la importancia de este “Oro rojo” en La Vera, y a todas las curiosidades que de él se pueden aprender, resultó interesante y divertido visitarlo con los niños. En él, tanto grandes como pequeños aprendimos cómo crecen las diferentes variedades de pimiento, cómo se recolectan, y cómo es el proceso artesanal de producción del pimentón (que por cierto encantó a los más pequeños).

El pimentón se obtiene moliendo pimientos rojos de una serie de variedades diferentes (Ocales, Jaranda, Jariza, Jeromín, y Bola), dando lugar a tres tipos de pimentón: dulce (de las variedades Bola y Jaranda), picante (de Jerómín) y agridulce (de Jaranda y Jariza). Se produce en las localidades de Cuacos de Yuste, Jaraiz de la Vera, Aldeanueva de la Vera, Jarandilla de la Vera, Losar de la Vera y Madrigal de la Vera.

Museo del Pimentón

Antes de entrar en el Museo no está de más que pongáis a los niños en antecedentes de lo que vais a tratar. Habladles del producto del pimentón, de como es característico de esta zona y de sus usos culinarios. Si estáis visitando la comarca quizás ya habréis visto alguno de los secaderos de pimiento, pero en cualquier caso, podemos adelantarles que vamos a descubrir como lo consiguen producir.

El Museo está estructurado en 3 plantas:

1- PLANTA BAJA: RECEPCIÓN Y SALA AUDIOVISUAL.

Nada más entrar y justo al lado de la recepción, os encontraréis con una selección de muestras de pimentón de diverso tipo. Un gran número de sus características y coloridas latas os recibirán para dejar paso a una pequeña montañita roja y brillante que no podéis dejar de oler. Preguntad al personal del museo si os pueden proporcionar alguna muestra pequeña para que los peques lo toquen, lo huelan y lo saboreen. ¡No os podéis marcharos sin hacerlo!.

Museo de La Vera

Además de la recepción, en esta planta se encuentra una sala audiovisual donde una proyección os contará el origen del pimentón. Los pimientos llegaron con Cristóbal Colón a España, y el pimentón ha sido producido desde el s. XVI por los monjes Jerónimos del Monaterio de Yuste.

Para contarles a los niños el origen del pimentón existe una leyenda, que se narra en la proyección y que es la llamada historia de la Tía Maína. Esta buena mujer, cultivaba y secaba pimientos hasta que un día por error, los pimientos secos se le “ahumaron”. Para aprovecharlos decidió machacarlos, obteniendo así la primera muestra de pimentón de la Vera.  Una divertida forma de transmitir la idea.

Museo del Pimentón de La Vera

2- PRIMERA PLANTA: LOS PIMIENTOS.

En la primera planta encontraréis diversas salas. La primera de ellas, está dedicada a la planta del pimiento: como se siembra, cuales son las diferentes variedades, como crece, cuando se recolecta, etc. Para los niños, fue curioso ver las formas que tienen las diferentes variedades de pimiento. Desde Mayo a Octubre los pimientos van creciendo y madurando, para luego, ser recolectados y pasar a los secaderos.

Museo del Pimentón en La Vera

En una segunda sala, conoceréis las herramientas que se usaban para su cultivo y recolección de forma muy detallada y a los niños les llamó mucho la atención. Cómo se cultivan los campos, la forma en la que se siembran los pimientos, los medieros (cestos) con los que los recogían, como eran los molinos hidráulicos, etc.

Molino Hidráulico en Museo del Pimentón de La Vera

En una tercera, veréis una magnífica colección de latas de envasado del pimentón a lo largo de los años. No sé si habéis visto como son las latas de pimentón pero si no lo habéis hecho…¡son preciosas!. Con su aire retro y su colorido, no me extraña que les dedicaran una sala dentro de la colección de museo.

Latas de envase del Pimentón de La VEra

Como curiosidad, y en la misma sala donde disfrutaréis de las latas de pimentón, se encuentra un cuadro en el que se cuenta cómo en otras culturas (aztecas y mayas), el pimiento era una planta muy preciada. Mencionan que para castigar a los niños que se portaban mal, quemaban los pimientos picantes, y a los niños los ponían justo encima del humo que se originaba. ¡Los peques no daban crédito! (y yo tampoco porque no quiero ni pensar como tenía eso que picar).

Museo del Pimentón

3- SEGUNDA PLANTA: EL PROCESO DE SECADO Y ELABORACIÓN DEL PIMENTÓN.

En la segunda planta es ya donde os adentraréis en el interior (simulado) de un secadero de pimientos, lo que a los peques les gustó mucho. Además hay pantallas en las que se muestra de forma continua como se realiza el secado.

Los secaderos de pimientos constan de dos plantas: una planta baja en la que se coloca la leña (de roble y encina de la zona), y una superior, hecha de una especie de rejilla de madera (que deja pasar el humo) y donde se extienden todos los pimientos mientras se secan. Es importante resaltar que en la actualidad, el proceso se sigue realizando de la misma forma que la realizaban los monjes, secando los pimientos mediante ahumado.

Secadero de pimientos

Una vez extendidos todos los pimientos la planta alta, el proceso de secado suele durar entre 10-15 días y durante este período de tiempo, se les va dando la vuelta periódicamente a los pimientos. Una vez secos, se les quita las semillas y el tallo, y ya están preparados para ser molidos. Todo se realiza de forma artesanal.

Secadero en el Museo del Pimentón

La visita del Museo la realizamos en 1 hora aproximadamente. Se recorre acompañado de una guía que te va dando toda la información necesaria para que conozcas los detalles de esta joya verata. El acceso al Museo es gratuito. Además, en él se organizan actividades, exposiciones y llevan a cabo visitas escolares y otras actividades educativas relacionadas con este producto propio de La Vera.

Secadero, Museo del Pimentón

Si viajáis a La Vera con niños, merece la pena acercarse a Jaraiz de la Vera y pasar por el Museo. Su originalidad, y vinculación a la comarca se lo merecen. Además, si vais con niños, les quedará más claro como se realiza y se quedará grabado en su memoria.

Y una vez salgáis del Museo estaréis mucho más preparados para degustar y disfrutar del pimentón de la vera en sus usos culinarios. Desde sus patatas revolconas, sus migas, la típica sopa de tomate, etc…el pimentón está presente en casi todos los platos. La riqueza de la gastronomía verata es exquisita y sin duda la disfrutaréis al máximo en vuestra visita.

Y por supuesto, imprescindible comprar de cada tipo de pimentón ¡y llevárselo a casa!. ¿Cómo vamos a volver de La Vera sin traernos pimentón? ¡Ahora no podemos vivir sin él!

Paisajes de Pimiento, Olor a Pimentón

Seguro que después de leer esto, ya todo lo veis de un color “diferente” y oléis algo especial a vuestro alrededor…ya sabéis: PAISAJES DE PIMIENTO, OLOR A PIMENTÓN.


Este viaje a la comarca de La Vera se ha realizado en colaboración con Turismo de la Diputación de Cáceres, a quien nos gustaría agradecer todo el apoyo prestado para descubrir esta bella zona.

por

Deja un comentario

children footer