Legoland Discovery Center en Berlin o como saltar dentro de una caja gigante de piezas LEGO

5 comentarios

En nuestra visita a Berlin no podíamos dejar de visitar el Legoland Discovery Center. Nos habían hablado mucho de él y teniendo un legomaníaco en casa era uno de los imprescindibles para nosotros. De hecho, desde que pusimos un pie en Berlin mi hijo no hacía más que preguntar cuándo íbamos a ir a Legoland.

La experiencia de visitar el centro Legoland te la describen en su web como saltar directos a una cajón gigante lleno de piezas LEGO, y la verdad es que en muchas de sus salas…¡eso es lo que parece!. Piezas de todo tipo por doquier para hacer todas las construcciones posibles. Dejándote llevar por la imaginación, o por las instrucciones que en cada sala puedes encontrar, pero ¡miles y miles de piezas!.

Piezas en LEGOland Berlin

El centro está ubicado en el Sony Center de Berlin, y se trata de un lugar especialmente orientado a niños de 3-10 años. En realidad es un lugar para disfrutar en familia, y así lo expresan sus normas de acceso: ningún adulto puede entrar si no va acompañado de un niño, y ningún niño puede entrar si no va acompañado de un adulto. ¡No nos queda más remedio que disfrutarlo juntos a grandes y pequeños!.

Os aseguro que la entrada…la veréis. Imposible que pase desapercibida. A nosotros nos recibió una jirafa gigante hechas de piezas LEGO con la que mis peques empezaron ya a emocionarse.

La visita al interior del centro Legoland se hace por libre, no es un tour guiado. Dentro encontraréis diferentes salas con multitud de productos LEGO, y no hay límite de tiempo que puedas permanecer dentro. Una vez entres puedes disfrutar del mundo LEGO tantas horas como gustes (o hasta que te cierren, claro). Nosotros estuvimos casi 3 horas dentro (porque nos cerraron).

Entrada a Legoland Berlin

El horario del centro es del 10:00 a 19:00 y los niños por debajo de 3 años, no pagan. A partir de las 17:00 ya no dejan entrar a nadie ya que entienden que no da tiempo suficiente a visitar todo el centro y montarse en las atracciones con tranquilidad. A modo informativo os contaré que si entras a las 16:00 pagas un ticket reducido (en lugar de la tarifa normal) y merece la pena el descuento. De 16:00-19:00 tenéis tiempo suficiente para disfrutarlo. Nosotros lo hicimos así.

Legoland BErlin

En el acceso a Legoland, te dan el ticket (que es obligatorio tenerlo en toda tu estancia dentro) y puedes comprar una especie de acreditación-gymkana que les va diciendo a los niños diferentes pruebas a realizar en cada una de las salas. Nosotros la compramos y la encontramos muy chula. Los niños la usaron y además, les sirvió como recuerdo de su paso por allí. A medida que íbamos visitando salas y realizando pruebas, iban añadiendo sellos en su acreditación. El objetivo, por supuesto, era conseguir todos los sellos. Además, dentro del centro hay varias atracciones (muy curiosas, por cierto) en la que te puedes montar tantas veces como quieras.

Sellos en Legoland Berlin

Una vez que accedes, desciendes desde la entrada (sí, el centro está situado en varias plantas hacia abajo a modo de sótano), y comienzas el recorrido a través de las diversas secciones y parte del establecimiento.

Es una pasada porque existe la posibilidad de celebrar cumpleaños dentro (hay una sala específica para merendar y luego los asistentes al cumpleaños acceden a las instalaciones de juegos). ¡Ya me gustaría tener uno así en Córdoba!

Legoland Berlin

Entre las diferentes zonas que os encontraréis en Legoland Discovery Centre se encuentran:

En una primera planta-sótano:

1-LEGO MINILAND.

Es una parte en forma de exposición que consta de un pasillo inicial en el que aparecen diferentes personajes famosos construidos con LEGO (¡super chulos!). Desde Harry Potter, Bob Esponja o R2D2, todos tienen cabida en este pasillo tan sorprendente. Ni que decir que como punto de partida es alucinante para los peques que van de personaje en personaje sin dar crédito a que todos estén construidos enteritos con piezas de LEGO. ¡Los míos alucinaron!

Lego Bob Esponja Legoland Paris

A continuación, se accede hasta una reproducción en miniatura de los principales lugares y monumentos de Berlin, todos construidos con LEGO. Pero un poco “tuneados”…podéis ver los personajes de Star Wars caminando por las calles de Berlin, por ejemplo. A modo de curiosidad, no os perdáis la simulación de la caída del muro, que nos encantó a todos.

Lego Miniland Berlin

Caida Muro Berlin en Legoland

2-DRAGON RIDE.

Un dragón en el que os podréis montar y comenzar un camino misterioso. Una especie de tren de la bruja (sin las escobas) apto para todas las edades aunque mi pequeñita no se quiso montar. El dragón con los diferentes asientos entra por un túnel oscuro, y eso no le debió gustar mucho. Si te montas en esa atracción, sales directamente ya a la planta de más abajo. Si no, puedes descender a través de unas escaleras.

Segunda planta-sótano:

En esta zona es donde están la mayoría de las zonas de juego.

3- MERLINS APPRENTICE.

Una especie de kanguro de la feria super divertido, en el que cuanto más pedaleas, ¡más alto subes!. A los peques les encantó, sobre todo lo de tener que ir pedaleando para subir al mismo tiempo que la atracción daba vueltas.

4-LEGO RACERS.

Sin duda, para mí y para mis peques, una de las zonas más divertidas de Legoland. Múltiples piezas LEGO distribuidas en diferentes mesas de trabajo para que cada uno cogiese las piezas que quisiera y construyese coches o vehículos del tipo que quisiera.

Legoland BErlin

Una vez construidos, subías a una especie de tobogan desde donde tirabas hacia abajo tus construcciones con ruedas. El objetivo: que el vehículo construido hiciera el mini circuito sin salirse de la pista ni desmontarse. Si eso ocurría, señal de que la construcción estaba bien hecha, claro. ¡Nos pasamos la mayoría del tiempo aquí! Construyendo, tirando por el tobogán, recogiendo y volviendo a construir. Genial.

LEGO Racers

5- ZONA DE TALLERES.

En esta segunda planta hay una zona dedicada especialmente para hacer talleres dirigidos por un monitor. El día que estuvimos nosotros había un taller a cada hora punta. Los talleres los hacían en alemán e inglés. Distribuían las piezas necesarias para la construcción entre los participantes y se seguían los pasos que los monitores iban indicando. Todos los talleres eran gratuitos. E igualmente podías asistir a los que quisieras. Nosotros no hicimos ninguno porque ¡era literalmente imposible sacar a mis hijos de la zona de LEGO Racers!.

LEgoland Berlin

6- ZONA DE TOBOGANES.

En mitad de la planta había una pequeñita zona de toboganes. Esto para los más pequeños está genial, pero para la edad ya de mi hijo mayor (7 años), se le quedaba un poco pequeño. Mi hija sin embargo sí estuvo un buen rato disfrutando de los toboganes.

7- CAFETERÍA.

Por supuesto, una zona de cafetería donde tomarte algo. Importante tener en cuenta que no te dejan consumir comida ni bebida que no sea de allí, por lo que tened en cuenta que no podréis sentaros a comer algo de merienda que llevéis o en definitiva, algo de comida que tengáis preparados para los peques.

Legoland Berlin

8- DUPLO VILLAGE.

¡Los más pequeños también tienen un espacio destinado a ellos! Con estas piezas más grandes, especialmente pensadas para niños de 2-5 años, seguro que se lo pasan bomba.

9- SPACE MISSION.

Una zona dedicada a LEGO espacial. Chulísima. Con un montón de piezas para construir lo que tu imaginación te dejase o algunos de los modelos mostrados. ¡Super chulo!

Space Mission Legoland BErlin

10- LEGO Ninjago.

De la serie con el mismo nombre, tendréis que superar una especie de misión, en la que hay que esquivar “rayos laser”, saltar y correr. Es una zona pequeña, pero también muy divertida para los peques.

Lego Ninjago Legoland BErlin

11- LEGO Friends.

También hay una zona dedicada especialmente a esta serie, con piezas específicas para construir, helados, y con los colores más tipo pastel que esta serie nos tiene acostumbrados.

12- LEGOStudios 4D.

Con tus gafas especiales, pasarás un buen rato disfrutando de un corto de animación de LEGO. La que vimos estaba en alemán, pero aún así a los niños les gustó mucho. El tema de las gafas y el 4D los tenía suficientemente entretenidos.

13- Por supuesto…¡Una tienda LEGO!.

¡Cómo no! ¡El paraíso! Y de hecho, existe la opción de acceder solo a la tienda sin tener que pasar por el resto de las instalaciones, y sin tener que pagar el precio de la entrada. Lo que compres en la tienda, tiene un 10% de descuento sobre el precio establecido. No podréis resistiros…

La visita a Legoland Discovery Center merece la pena si visitáis Berlin con niños. Es una muy buena forma de pasar toda una mañana o una tarde (¡o todo el día!). ¿Y vosotros? ¿Sois también unos Legomaníacos?


Si estás interesado en viajar a Berlin con niños, otras entradas que pueden interesarte:

14 ideas para visitar Berlín con niños

Wannsee: un estupendo día en la playa de Berlin

por

Hay 5 comentarios

  1. Escrito por Helga el 1 Diciembre, 2016

    ¡Madre mía! No se si contárselo al padre ya… Que chulada de sitio y que buen artículo te has currado.
    Me guardo tu artículo para cuando la puqeña Lucía sea un poco mayor y pueda disfrutar junto al padre de ese universo mágico que has compartido con nosotros.
    Gracias por este artículo lleno de tanto detalle y cariño.
    Me parece un lugar para anotar en la lista de deseos a medio plazo
    Un abrazo

    Helga

  2. Escrito por Olga el 2 Diciembre, 2016

    Fantástica idea!!

    Para los que no puedan ir tan lejos, recomiendo ir a Montblanc, población medieval de la provincia de Tarragona, donde se puede visitar CLICKÀNIA http://www.montblancmedieval.cat/es/quefer/festesifires/clickania

    Además del centro permanente, se celebra anualmente unas jornadas en fini de semana, con todo el pueblo “tuneado” de los famosos Playmobil: los escaparates de las tiendas son para no cerrar boca…Hay muchas actividades para todos, se pueden comprar juguetes nuevos o piezas sueltas para coleccionistas… Nosotros fuimos en 2015 y volvimos encantados.

    Y a principios de junio se celebra el de BRICKANIA, pero ao ése no pudimos ir porque coincidía con exámenes de nuestra hija…
    https://www.youtube.com/watch?v=EX8JaHOEjDs

    Debo añadir que la visita a Montblanc ya merece, por sí sola, un viaje. Tiene una muralla medieval magníficamente conservada. Y para Sant Jordi (semana en torno al 23 de abril) se hacen representaciones de la leyenda del Santo en la que participa todo el pueblo. Digno de ver.

    ¡Ay, si lo que falta es tiempo!

  3. Escrito por Isabel Irabela el 6 Diciembre, 2016

    Me ha gustado mucho el artículo. Nosotros hicimos el mismo recorrido en agosto jejeje. A última hora es perfecto porque como no entra más gente a partir de las 17 está más vacío todo y se está mejor.

    Ah, y una cosita, los adultos tienen que entrar acompañados de un niño, sí… .Pero hay días especiales para que puedan ir los adultos solos!! Frikada!! Jajaja.

    Por si os apetece leer cómo fue nuestra experiencia en Berlín y en el Lego discovery dejo la entrada por aquí…

    http://www.irabelas.com/vida-nomada-en-familia/

    Un abrazo!

    Irabela

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 6 Diciembre, 2016

      Ohhhh Isabel! Que experiencia más chula la vuestra! 🙂 Soy fan desde ya y os sigooooo. A disfrutar muchísimo en vuestra vida nómada.

Deja un comentario

children footer