Subiendo la Tiñosa: el techo de la provincia de Córdoba

sin comentarios

Ya sabéis lo que a nosotros nos gusta hacer alguna ruta de vez en cuando. Sin embargo, ya llevábamos un buen tiempo sin ponernos las botas y el pasado 28 de febrero, aprovechando que era fiesta en Andalucía (se celebra la festividad del Día de Andalucía) nos apuntamos a una actividad de senderismo que consistía en una ruta para subir a la Tiñosa, el pico más alto de la provincia de Córdoba.

El pico de la Tiñosa está ubicada en el municipio de Priego de Córdoba, en la Sierra Horconera, dentro del Parque Natural de las Sierras Subbéticas y constituye, con sus 1570 m de altura, el techo de la provincia de Córdoba (literalmente). No hay punto más alto en toda la provincia. Además, forma parte de la llamada Ruta de los Ammonites dentro del Geoparque de las Sierras Subbéticas.

Si algo caracteriza a esta zona, es el modelado kárstico de la roca calcárea que lo forma y que da lugar a su color claro así como a las formas diversas que en él podemos ir encontrando gracias a la acción del agua. Es una zona de gran riqueza geológica en la que es fácil además encontrar fósiles durante el camino (lo cual es un gran atractivo para los peques).

La actividad la realizamos con una de las empresas de la zona, llamada ExploraNatura, ya que a la hora de enfrentarse a esta ruta hay que tener en cuenta que el Pico de la Tiñosa está declarado zona de Reserva dentro del Parque Natural por lo que es necesario autorización previa de Medioambiente para poder acceder al sendero de subida. Al hacer la ruta en grupo y dirigidos por ellos, no teníamos que preocuparnos de esas gestiones.

El punto de encuentro lo tuvimos en el recinto ferial de Priego de Córdoba desde donde nos dirigimos por el Camino de Navasequilla hasta entrar en la zona de Parque Natural. Buscamos un lugar donde ubicar los coches, en un lateral del camino con espacio suficiente y desde allí comenzamos la subida. Nosotros íbamos inicialmente con un poco de recelo por los peques, por si la subida sería dura para ellos, y aunque cierto es que no fue fácil, se portaron como unos auténticos campeones y desde luego mereció la pena la aventura por la belleza del entorno y la espectacularidad del sendero.

¿Cuánto dura el recorrido para subir a la Tiñosa?

En total, la duración de la subida y bajada con las correspondientes paradas para descansar fue de unas 5 horas. ¡Nada mal!.

¿Edad de los peques para hacer esta ruta?

Tened en cuenta que el recorrido no es fácil, tanto por el desnivel como por el tipo de suelo, así que yo no lo recomendaría para niños pequeños, y aunque bien podrían ir en mochila de montaña, tampoco lo recomendaría así. De hecho, pasamos por algunos tramos en los que a mí me hubiese dado miedo llevar a algún peque a las espaldas. Mejor esperad a que se hagan un poquito mayores. Los míos tienen 6 y 8 años y lo hicieron bien. A la pequeña le costó un poco la subida, pero en la bajada iba en cabeza de pelotón. El mayor subió y bajó sin ningún problema.

¿Cómo fue el itinerario de la subida a la Tiñosa?

¡El comienzo del recorrido es duro! De hecho, me atrevería a decir que me resultó lo más duro de todo el itinerario. Sería porque tendríamos que entrar en calor, pero los primeros metros nos “asustaron” un poco ya que nos cansaron mucho en muy poco tiempo. Sin embargo, he de decir que una vez pasado este primer tramo y cogiendo ritmo, la subida se hizo más fácil.

El itinerario no transcurre en línea recta (sería de locos por el desnivel que hay que superar), sino que en algunos tramos fuimos rodeando en círculo el Pico, para así, hacer más accesible la subida. Hicimos 2 paradas, hasta llegar frente a frente al Pico y desde allí seguimos hasta la Cueva del Morrión, donde la parada para tomar el bocata y recuperar fuerzas se hizo más que necesaria. El tramo justo antes de llegar a la cueva fue para mí el más coplicado, tanto a la subida como a la bajada, ya que no hay “camino” como tal y toda la ladera está en pendiente. Aunque una caída resulta difícil por el tipo de suelo, la altura impone mucho (sobre todo a la bajada). Tengo que confesar que mis peques hicieron la bajada ¡mucho mejor que yo!.

El paisaje ya en este punto, una vez llegados a la Cueva del Morrión era absolutamente espectacular.

Desde la cueva seguimos la subida hasta el Pico. Allí, una pequeña bandera de Andalucía nos esperaba. De hecho, el objeto de la excursión era (en parte como excusa por ser el Día de Andalucía) pintarla y adecentar la pequeña bandera.

Fue un momento muy divertido, ya que todo el grupo al son de la flauta de mi hijo mayor (si, mi peque se llevó la flauta a 1500 m de altura), cantamos el himno de Andalucía y él estaba super contento de su actuación. ¡Para él fue un momento único!. También a modo de curiosidad, una vez llegas a la misma cima, te encontrarás una caja con varios detalles: uno de ellos una baliza para los que practiquen geocatching, y un cuaderno enorme para dejar constancia de todos los que en algún momento hemos pasado por el Pico. Por supuesto, nosotros firmamos todos.

La bajada fue también complicada, no os creáis. Y es que en estos casos, para las piernas, la bajada puede llegar a ser más dura que la subida. ¡No os relajéis!

Algunas recomendaciones si subís al Pico de la Tiñosa con niños

  • Llevar calzado adecuado. Unas buenas botas que os ayuden a agarraos bien al terreno, que en algunos puntos puede ser complicado. Para mí, totalmente imprescindible.
  • Ropa de abrigo. En nuestro caso, hicimos la ruta en Febrero (28 de Febrero) y la diferencia de temperatura y el viento frío a medida que vas subiendo se nota muchísimo. Llevamos polares, impermeable y una braga para el cuello, pero en algunos tramos un buen gorro también se hizo necesario. Mientras ibas subiendo el ejercicio no lo hacía notar tanto, pero cuando parabas el frío se calaba por todos lados.
  • Edad recomendable para los niños: En nuestro caso, tenían 6 y 8 años y fue todo un éxito. No lo recomiendo para niños muy pequeños. Recorrido duro y que hay que realizar con precaución en algunos tramos.
  • Agua y algo de comer. Imprescindible. Unos buenos bocadillos para mitad de trayecto y algo de picar.
  • Id disfrutando del paisaje. A medida que vayáis subiendo, el entorno se vuelve espectacular. Tomaros en tiempo que necesitéis. En nuestro caso, el tiempo hizo que al ir subiendo la niebla nos envolviese y pudiésemos, durante un rato, estar (literalmente) en medio de las nubes. La cara de los peques…¡no tuvo precio!.
  • Id mirando alrededor. Mis peques descubrieron varios fósiles lo que les encantó. Por supuesto, ¡no se puede coger nada de la zona del Parque! así que a concienciar de que todo lo que se encuentre hay que dejarlo en su sitio exacto.
  • Cuidad en todo momento el entorno. Ni que decir tiene que toda la basura que se genere tiene que venir de vuelta con vosotros. Respetad siempre el entorno.
  • Firmad en el gran cuaderno que encontraréis al llegar a la cima. A los peques le encantará dejar su dedicatoria y firma. ¡Ahí han estado ellos!
  • ¡Ah! Y una buena cámara. ¡Que os van a faltar manos para hacer fotos con semejante paisaje!

 

¿Dónde podéis alojaros si queréis quedaros a dormir en la zona?

Después de la subida a la Tiñosa, estuvimos comiendo un magnífico arroz en uno de los alojamientos de la zona: La Posada de la Niña Margarita, en Carcabuey, una encantadora casa rural, con espacio para familias que nos pareció genial para ir con los peques. Disponen de varios apartamentos de diferente capacidad (familias numerosas: ¡sois bienvenidas) y además, tienen una zona con animales que tuvo entretenidos a los peques todo el rato que estuvimos allí (el burro Platero fue el ganador absoluto de la tarde). Su chimenea y la amabilidad de sus dueños nos causó muy buena impresión.

Una gran experiencia en familia. Y una magnífica ruta para los amantes de la montaña que estéis por Córdoba. ¿Conocíais la ruta de subida al Pico de la Tiñosa? ¿Nos contáis vuestra experiencia?

por

Deja un comentario

children footer