Paseando con niños por Durbuy (Valonia)

4 comentarios
Entrada al Parque de los Topiarios

Durbuy es uno de los lugares que pudimos conocer en nuestro recorrido por la zona de Valonia, al Sur de Bélgica. Se trata de una ciudad que se encuentra a unos 50 km de Lieja (a unos 50 minutos en coche aproximadamente), situada a orillas del río Ourthe. Está ubicada en el centro de Europa, y se dice que es la ciudad más pequeña del mundo (150 km2 y 10.000 habitantes aproximadamente).

Durbuy. Valonia

La historia de Durbuy está condicionada por el importante papel defensivo que tuvo la ciudad, y de la que son una clara muestra las murallas y el precioso castillo de los condes de Ursel.

Sin duda, me sorprendió muy gratamente esta pequeña “ciudad”.

Nada más llegar, tu primer pensamiento es que se trata de un auténtico lugar de cuento. Puedes recorrer la ciudad, en un intervalo corto de tiempo, debido a su pequeño tamaño, lo que si vas con peques, es genial. Mi impresión ha sido que se respira tranquilidad en cada una de sus callejuelas, a pesar de que hay que tener en cuenta que es un lugar eminentemente turístico. Os encontraréis calles estrechitas por las que es un auténtico lujo pasear en familia.

PAseo por Durbuy

Paseando por Durbuy, puedes disfrutar de sus casas de piedra, su aspecto medieval, su castillo (de los condes de Ursel), la iglesia de San Nicolás (justo al lado del castillo), y un río que respira dinamismo allá donde mires (¡siempre encuentras kayaks de llamativos colores circulando por él!).

Entrada al Parque de los Topiarios

De hecho, me dio la sensación (y digo dio porque no pude corroborar la información con nadie del lugar) que el río estaba muy integrado en la vida de verano de la ciudad. Tanto en la propia ciudad como en las proximidades, pudimos comprobar como había zonas que eran utilizadas como zonas de baño y tenían una gran afluencia de público. De igual forma, había varias empresas de alquiler de kayaks para hacer recorridos por el río. Os aseguro que no llega a ser porque la lluvia nos acompañó en gran parte de nuestra visita y os aseguro que hubiésemos acabado en bañador en alguna de ellas :-D.

paseando por Durbuy

Si llegáis a Durbuy en coche, podéis dejarlo en un aparcamiento situado en las afueras de la ciudad (de pago). Cómo Durbuy es tan pequeñita no supone una gran caminata allá donde vayáis.

Para los peques, el paseo por Durbuy resulta muy atractivo. Primero, por el singular aspecto de la ciudad, que lo convierte muy fácilmente en un escenario de cuento para ellos. Además, recursos como el castillo (qué le gusta a mis peques un castillo…); el propio río; un parque enorme donde los visitantes y autóctonos van a descansar; tumbarse y/o jugar a las orillas de este río; o lugares como el Parque de los Topiarios, hacen que sea muy buen lugar para los niños. En sus calles, restaurantes y hoteles por doquier, alguna que otra cervecería artesana y tiendas de ropa.

Parque de los Topiarios

Recuerdo que a mis peques les gustó especialmente las figuras que fuimos encontrando en sus calles, desde la vaca con “jinete” existente en la puerta de nuestro alojamiento, hasta el jabalí con corona o el hombre sentado en un banco….

Durbuy

Las abundantes y densas enredaderas existentes en las fachadas de las casas y que prácticamente las hacían invisibles, y las coloridas flores por doquier también ha sido otro detalle que les ha gustado mucho.

Os daré una recomendación…el paseo por Durbuy, mejor sin carrito de bebé. Las calles empedradadas hacen que sea incómodo tanto para el bebé como para tí poder circular con él. Si tienes opción, mejor una mochila portabebés.

En general, Durbuy me ha parecido un lugar muy bonito para visitar. Un lugar con una fuerte personalidad, un encanto muy especial y en el que da gusto pasear y perderse.

La visita a Durbuy la combinamos con el ya indicado paseo por el Parque de los Topiarios y la aventura por la tarde de las Grutas de Hotton (a unos 30 minutos en coche), con lo que nos quedó una jornada muy chula.

Paseando por Durbuy

Algunas recomendaciones si visitáis la ciudad de Durbuy (con niños):

Alojamiento. Nosotros nos alojamos en el Hotel Victoria, y estuvimos muy bien. Habitación muy amplia, y wifi para clientes. Destaco que a mis hijos les encantó el hecho de que la habitación que nos adjudicaron era una habitación-buhardilla. Recuerdo que se pasó un buen rato mirando por la ventana y observando el tejado propio y los de alrededor. Genial. Nos alojamos en el edificio anexo al restaurante y ahí, solo debéis tener en cuenta que hay que subir unas escaleras hasta llegar a las habitaciones (por si vais con carrito de bebé)

– Restauración. Probamos el restaurante del Hotel Victoria (espectacular) y el del Hotel Cotes Cour. Allí fue la primera vez en el viaje que probamos los moules avec pommes frites (mejillones con patatas fritas) con la consiguiente felicidad de los peques (y nuestra). Otra ecomendación: probad la cerveza artesanal propia de la localidad: la rubia Durboyse.

– Para pasear por Durbuy mucho mejor sin carrito. Como la ciudad es pequeña, creo que no se os hará pesado. Las calles están empedradas y puede resultar incómodo circular con él.

– Excursiones cercanas: Si viajáis con niños, además de visitar la ciudad y el Parque de los Topiarios, os recomiendo las Grutas de Hotton ya mencionadas y en especial el Laberinto de Durbuy. El verano que lo visitamos estaba dedicado a los pitufos (creo que este año la temática es de extraterrestres). Nosotros tuvimos un poquito de mala suerte y una enorme tormenta nos impidió disfrutar del laberinto pero para los peques debe ser genial. Se trata de un laberinto de maiz gigante (2.200 m2 de extensión) recreado en función de la temática y con multitud de animaciones.

Ya sabéis, si estáis por la zona, dedicadle un tiempito a Durbuy. Estoy segura que os encantará para visitarlo en familia!

¡Qué tengáis un gran martes!

Puntos clave del viaje a Valonia (Sur de Bélgica)

por

Hay 4 comentarios

  1. Escrito por El viaje de Sofi (Mónica) el 23 julio, 2014

    Conozco un poco de Bélgica de un anterior viaje (cuando todavía no era mamá) y me pareció un país de cuento de hadas. Después de ver tu post me parece que la zona de Valonia es también, absolutamente, recomendable para visitar con niños.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 28 julio, 2014

      Hola Sofía! Para nosotros Valonia ha sido todo un descubrimiento. Ciudades como Lieja, Durbuy, o Dinant por ejemplo han sido joyitas para nosotros descubiertas. La verdad es que nos gustaría volver pronto a Bélgica!
      Muchas gracias por pasar por aquí!
      Por cierto, me ficho tu blog a la de ya!!!! Me ha encantado! 😀

  2. Escrito por dezazu el 25 julio, 2014

    He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo
    dezazu.blogspot.com.es

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 28 julio, 2014

      Muchas gracias por tus amables palabras y por pasar por aquí. Voy corriendo a ver ese rinconcito 😉 Un saludo!

Deja un comentario

children footer