Viajando y aprendiendo

4 comentarios

El mes de octubre está ya a mitad. Ya nos adentramos de lleno en todas las rutinas escolares. Aún andamos un poco adaptándonos, todo sea dicho de paso, pero los horarios, el trabajo y en definitiva el día a día nos va ganando terreno. Este año hemos comenzado grandes novedades con ilusión y sin duda, nos esperan grandes cosas a medida que vaya transcurriendo el año.

El recuerdo de las pasadas escapadas, aunque un poco lejanas ahora, aún está muy presente, especialmente porque estos últimos han sido unos meses muy movidos para nosotros. Hemos tenido la suerte de viajar mucho, viviendo aventuras por diferentes lugares, algunos días de vacaciones, otros continuando el trabajo y en definitiva, acumulando experiencias en nuestras mochilas y como a mi siempre me gusta decir: acumulando momentos de felicidad en familia.

Tierpark, Berlin

Tierpark, Berlin

Las vacaciones escolares las hemos aprovechado a tope, y a pesar de que no hemos comprado ni un cuadernillo de hacer tareas en todo el verano, ni nos hemos preocupado mucho de repasar (las cosas como son), me gusta mucho recordar y reafirmarme en mi convencimiento acerca de como VIAJAR es el mejor complemento en el aprendizaje que nuestros hijos pueden tener.

Aprendizaje de vida, de muchos conceptos como la tolerancia y la diversidad, la capacidad de improvisar, el entrenamiento de la paciencia, a superar adversidades y a disfrutar con cada momento. Pero también es un aprendizaje de contenidos puro y duro. De esos contenidos que dan en el cole, en los libros y que de repente, se lo encuentran cara a cara, no en una hoja de libro, sino en la más auténtica realidad. Y eso…es grandioso…

Porque al viajar aprendemos muchas cosas sobre…

– IDIOMAS

Esto es inevitable en el momento que sales de tu casa. No todos hablamos igual. Y da igual que tengas que lidiar con el inglés, el francés, el catalán o el alemán, lo fundamental es ser consciente de la necesidad de hacerse entender, y de la importancia de la comunicación. Y estoy muy contenta porque a lo largo del año mis peques han hecho amigos, preguntado, pedido helados, saludado, escrito notas de bienvenida y despedida, y aprendido muchas palabras y expresiones en otros idiomas… pero sobre todo, han ido perdiendo el miedo a hablar (da igual en qué idioma), aunque se equivoquen lógicamente (son pequeños, no dominan ningún idioma, casi ni el suyo propio). Pero van descubriendo que es más importante comunicarte con los demás que equivocarte. 

– NATURALES

Este bloque está lleno de auténticos aprendizajes. ¡Fantástico!

Desde disfrutar y descubrir los fondos marinos, tubo de snorkel en mano (bueno, más bien en boca); encontrarse con una medusa frente a frente o con una estrella de mar mientras nadas, o ver cangrejos, lapas o erizos en las rocas.

Esperando la subida de la marea en Mont Sain Michel (Francia)

Esperando la subida de la marea en Mont Sain Michel (Francia)

Descubrir el magnífico y espectacular mundo de las mareas y cómo funcionan (y con la espectacularidad con la que se viven en Mont Saint Michel o en los acantilados de Étretat) y ver su actuación en vivo y en directo.

Acantilados de Etretat, Francia

Acantilados de Etretat, Francia

O visitar Museos de Ciencias Naturales en los que puedes explorar el sistema solar, animales bien diversos o descubrir esqueletos de dinosaurios cuyo tamaño te dejan con la boca abierta. También es muy interesante cuando puedes aprender el arte de la pesca de la mano de los propios pescadores que están desembarcando el pescado en el puerto y ver con todo detalle cómo lo hacen.

Aprendiendo el arte de la pesca en Cambrils

Aprendiendo el arte de la pesca en Cambrils

– GEOGRAFÍA

Nuestro periplo de este verano por la costa levantina española y el itinerario hasta Normandía y París les ha permitido a mis hijos poner en el mapa muchos lugares y de muy diverso tipo: ciudades, cabos, mares, lagos o montañas.

Cap de Creus, Costa Brava

Cap de Creus, Costa Brava (Cataluña)

Además de este aprendizaje de geografía puro y duro para mí también es muy importante ir cogiendo magnitud de las distancias. Como hemos ido en coche han Normandía han sido capaces de identificar una distancia en el mapa con un tiempo de desplazamiento en coche. Y eso les ayuda a asimilar las diferentes dimensiones de los países, y las diferentes longitudes.

– GEOLOGÍA

¿Hay algo mejor para estudiar los volcanes que visitar uno? Es lo que pasó cuando tuvimos la suerte de visitar el volcán de Croscat en la zona volcánica de la Garrotxa. El miedo previo a la idea de visitar un volcán (pensaban que iba a entrar en erupción de un momento a otro) dio paso a la tranquilidad y a la admiración por lo que estaban visitando. Y lo mejor, es que justo esta semana, el mayor ha tenido que hacer un trabajo sobre los volcanes en el cole, y claro…la visita al volcán del Croscat ha estado muy presente.

Volcan Croscat, La Garrotxa

Volcan Croscat, La Garrotxa

– HISTORIA

Conocer la historia in situ del desembarco de Normandía, la magnitud de sus playas, y la fuerza de la artillería que aún está sobre el terreno. Pisar el castillo de Santa Bárbara en Alicante y su origen árabe. Investigar la historia de Juana de Arco al visitar Rouen, tocar el muro de Berlín y conocer cómo y por qué se construyó…Cada lugar que se visita tiene un viaje en el tiempo tras de sí, un trozo de historia cuyo aprendizaje va enriqueciendo. Y los peques lo van asimilando, algunas veces encantados, otras sorprendidos, otras incrédulos e incluso en algunas ocasiones todo eso junto. Y las conexiones van apareciendo (como la del desembarco de Normandía “con esa guerra que nos contasteis cuando estuvimos en Berlín, mamá”). La historia está viva y viajando el pasado se trae al presente mejor que de ninguna otra forma.

Conociendo las playas del desembarco de Normandía

Conociendo las playas del desembarco de Normandía

– ARTE

Fascinante conocer a Dalí, de su Museo en Figueres, en el que literalmente los peques alucinan al descubrir sus obras. O perderse en el Museo del Louvre para descubrir la típica Gioconda que tanto han visto en sus libros y que ahora se les antoja pequeña. O descubrir otros pequeños museos u obras de arte, que no son tan famosas pero que les despierta sentimientos diversos. Esculturas, un pintor en la calle, graffitis, muchas formas de entender el arte en cada lugar que visitas. Y que ellos descubren en primera persona.

Museo Dalí, en Figueres

Museo Dalí, en Figueres

-ARQUITECTURA.

Subir y bajar por el puente de Normandía y sentir las mariposas en el estómago tanto al subir como al bajar. La estructura del puente sin duda lo merece. Encontrarte frente a frente con la fachada gótica de la catedral de Rouen, por supuesto la grandiosidad de la Torre Eiffel y conocer un poco sobre cómo fue construida, descubrir torreones piratas en la Costa Brava, castillos, o abadías encima de montes increíbles. Todo aporta.

Descubriendo la torre Eiffel

Descubriendo la torre Eiffel

Y podría seguir mencionando muchas más materias…Y os aseguro que no hay cosa que más me alegra es cuando todos estos aprendizajes, salen a colación en alguno de los temas que ven en el cole. Porque entonces, su motivación se multiplica tanto para sus vivencias en clase como para desear con todas nuestras fuerzas afrontar lo antes posible, nuestro próximo viaje.

Pensando ya en el próximo destino

Pensando ya en el próximo destino

por

Hay 4 comentarios

  1. Escrito por Unmundopara3 el 13 Octubre, 2016

    Plas Plas Plas! Magnifico post!!

    Totalmente de acuerdo contigo en todo. Viajar con nuestros hijos y mostrarles el mundo en toda su extensión es la mejor herencia que les podemos dejar. El aprendizaje que les damos viajando raramente lo encuentran en un libro del cole. Como dicen los profeso de Álvaro…Pues no será mejor caminar por un Patrimonio de la Humanidad, que verlo en la foto de un libro?

    Lo dicho amiga, buenísimo como siempre!!
    Se os quiere y recuerda con cariño, también al salmorejo.
    Besitos viajeros desde las Afortunadas!!!
    Muacks!!
    Montse, Octavio y Álvaro!

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 13 Octubre, 2016

      ¡Muchas gracias amigos! Vosotros bien que sabéis de aprender viajando…Lo bueno es que a medida que van creciendo los peques son más conscientes de estos aprendizajes y se van enganchando más a los viajes. Porque a ellos también les mola conocer la realidad vs las hojas de los libros. Y eso a mí…me encanta. Que con poder transmitirles el gusanillo viajero soy más feliz que una perdiz. Muchos besos a los 3, mi familia viajera favorita!

  2. Escrito por Manoli el 21 Octubre, 2016

    Totalmente cierto, no hay color entre el aprendizaje vivido y el leido, sin duda, y lo bien que se lo pasan, eso no tiene precio. Y que luego nos conteis las aventuras mucho mejor.Esperando vuestro proximo destino !!!

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 21 Octubre, 2016

      ¡Gracias Manoli! Soy una fan absoluta del aprendizaje “in situ” ya sabes! 🙂 Y yo también…estoy esperando nuestro próximo destino. ¡Qué ganas tengo/ tenemos! Esto de viajar engancha que es una cosa 😉 Un beso grande!

Deja un comentario

children footer