Un fin de semana en Córdoba

sin comentarios

Ya sabéis que soy una enamorada de mi ciudad. Córdoba, sultana y mora como dicen por ahí, es un ciudad pequeña y tranquila, con siglos de historia detrás, declarada Patrimonio de la Humanidad y donde confluyen la cultura romana, cristiana, islámica y judía.

Con el objetivo de animaros aún más a conocer Córdoba hoy os dejo un plan para lo que puede ser un fin de semana en mi ciudad con peques. Quizás dos días sepan a poco, pero muchas veces… ¡no se dispone de más tiempo y hay que aprovecharlo bien!. Por suerte, Córdoba está muy bien comunicada tanto por carretera como por AVE, por lo que es fácil que podáis haceros una escapada de 2-3 días.

Antes de verano tuvimos la suerte de participar en #LoveMercado, un fin de semana de actividades en Córdoba, con la colaboración de Mercado Victoria, mercado gastronómico ubicado en los Jardines de la Victoria. Si venís con peques y queréis un sitio un poquito diferente para comer, ¡no os lo podéis perder!.

Aquí os dejo por tanto, algunas ideas para pasar un estupendo fin de semana en Córdoba. ¡Aquí os espero!

Córdoba Me enamoras

-VISITA A LA MEZQUITA CATEDRAL DE CÓRDOBA.

Vengáis en la época que vengáis es un imprescindible, y tanto si venís con peques como si no. La llegada es ya de por sí, impresionante. Algo vibrará dentro de vosotros cuando veáis su muralla, y accedáis al Patio de los Naranjos (paso previo a la entrada al interior).

Torre de la Mezquita desde el Patio de los Naranjos

Torre de la Mezquita desde el Patio de los Naranjos

Y un suspiro se os escapará cuando crucéis su puerta y entréis en el bosque de columnas. La oscuridad, el silencio, la solemnidad…es ¡única en el mundo!. Como tip os diré que si la visitáis a las 8:30 de la mañana, el acceso es gratuito (de vosotros, depende si tenéis ganas de madrugar). Y una advertencia es que…cuidado con dejar la visita para el domingo. Los domingo por la mañana se celebra misa en su interior y no se permite el acceso.

Mezquita Catedral

-PASEO POR LA JUDERÍA – PUENTE ROMANO

Tras salir de la Mezquita, y aunque depende mucho de la hora que sea (de lo que hayáis madrigado), un paseo por la Judería es también imprescindible. Bien una parada para desayunar o bien una parada en el bar Santos (no os creeréis el tamaño de sus tortillas) para una tapa de mediodía, y a seguir conociendo este entramado de callejuelas laberínticas (cuidado, mejor sin carrito porque en algunas de ellas el traquetreo se hará duro de llevar). La calleja de las flores, la del pañuelo, y en definitiva dejarse llevar por donde os apetezca, es una de las mejores actividades en esta zona.

Calleja de las Flores

Sea cual sea el paseo que hagáis os recomiendo que dirijáis vuestro caminar hasta el Puente Romano. Las vistas desde el otro lado son muy bonitas y además, para los más peques tenéis un estupendo parque de columpios en forma de barco al otro lado, justo debajo y al ladito de la Torre de la Calahorra. Otra parada para que los peques salten y se diviertan os vendrá estupendo. También os recomiendo que paséis por debajo del puente y disfrutéis de las grandes familias de aves que podéis ver en el río y que a los peques, les encantará.

– TORRE DE LA CALAHORRA.

Se trata de la torre que divisaréis al otro lado del Puente Romano. El acceso está justo al finalizar el puente caminando desde la Judería. La visita dura 1 hora aproximadamente por lo que se hace muy apta para los peques, con un sistema de auriculares incluidos en el precio de la entrada (dependiendo de la edad de los peques, puede resultar también un atractivo).

Torre de la Calahorra

El recorrido os llevará alrededor de la cultura de Al-Andalus y en la parte superior las vistas sobre el río Guadalquivir y los Sotos de la Albolafia son preciosas.

Vistas desde la Torre de la Calahorra

Vistas desde la Torre de la Calahorra

-VISITA A PALACIO DE VIANA.

Para mí, es una de las visitas más bonitas que podéis hacer en la ciudad. Se compone de un recorrido por sus 12 Patios así como de una visita guiada por el interior y las habitaciones de Palacio (ambas se pueden realizar de forma independiente). Si vais con peques, os recomiendo especialmente la ruta por los Patios, ya que sin duda les encantará. La visita guiada por el interior es preciosa, y si tenéis oportunidad hacedla, aunque quizás, si viajáis con niños pequeños les puede resultar un poco pesada.  En este caso, tened en cuenta que la ruta por el interior aún no es accesible y que es mucho mejor ir con mochila portabebé.

REAL JARDÍN BOTÁNICO.

Un lugar donde pasear tranquilos con los peques mientras descubrís una gran diversidad de plantas, o asistís a alguna de las actividades infantiles que el Jardín suele organizar, sobre todo en fin de semana.

Real Jardín Botánico de Córdoba

Los domingos, se celebra el llamado Mercado de las Flores y de la Artesanía, un pequeño y colorido mercadillo del que vuestros peques y vosotros saldréis con alguna maceta en la mano, seguro. Está ubicado, cerca del Puente de San Rafael y con él, comenzaréis la visita “triángulo”: Real Jardín Botánico – Zoo – La Ciudad de los Niños.

Real Jardín Botánico de Córdoba

– VISITA A LA CIUDAD DE LOS NIÑOS.

Si venís a Córdoba con niños debéis al menos pasar una mañana o una tarde en la Ciudad de los Niños. Paraíso de columpios para los más pequeños, se trata de un enorme parque de unas 4 hectáreas de extensión (es la mayor área de juegos de toda la ciudad), ubicado a la espaldas del Parque Zoológico.

La Ciudad de los Niños

Combina las zonas verdes con las atracciones infantiles, así como con la posibilidad de merendar o almorzar en sus instalaciones gracias a la existencia de mesas y bancos de madera que lo permiten. Si venís en verano, está abierto hasta que se hace de noche, por lo que podéis cenar tranquilamente allí. Si venís en invierno, el horario de apertura es hasta las 19:00.

La Ciudad de los Niños

– PASEO POR EL ZOO.

Viniendo con peques, podéis hacer una cortita visita al zoo (ubicado justo enfrente de La Ciudad de los Niños). De hecho, desde el zoo hay un acceso interior a La Ciudad de los Niños (no al contrario) y podéis comprar hasta una entrada conjunta. Quizás puede ser una buena forma de pasar la jornada. Se trata de un zoo pequeñito pero que suele gustar bastante a los peques.

En fin…¡y os podría recomendar muchas más cosas! pero para un fin de semana no nos da tiempo a mucho más. Si queréis ver algunas sugerencias más podéis echar un vistazo a este post con algunas sugerencias si visitáis Córdoba con peques.

¿Qué os parece? ¿Cuándo decís que venís a Córdoba? 😉

¿QUERÉIS RESERVAR UN HOTEL EN CÓRDOBA?

por

Deja un comentario

children footer