El Mirador del Río en Lanzarote

2 comentarios

El Mirador del Río, en Lanzarote, es uno de los lugares de obligada visita si viajáis a la isla. Os encontraréis con un paisaje espectacular en un lugar increíble, que os sorprenderá sin duda. Podéis tener por seguro que, cuando finalicéis el trayecto por la pequeña carretera que da acceso al Mirador, y lleguéis a la zona exterior, jamás os imaginaréis la maravillosa panorámica que os espera en el interior del edificio.

El Mirador del Río, se encuentra en el Norte de la Isla de Lanzarote, en todo lo alto de un risco que recibe el nombre de Risco de Famara, a 474 m de altura.  Es un lugar tan estratégico que, durante la guerra de Cuba y Filipinas, en 1898, estuvo ocupado por una batería de artillería para hacer frente a un hipotético ataque de la Marina de Estados Unidos.

El Mirador, inaugurado en 1973, es otra de las diversas obras que César Manrique ejecutó en la isla. Se trata de un edificio, totalmente integrado en el entorno y en el paisaje, donde se ubica el mirador.

El acceso al lugar dispone de una amplia plataforma de aparcamiento. Una vez, dejado el vehículo, lo primero que podéis ver es la representativa escultura del lugar, también hecha por César Manrique y que simboliza un pez y un pájaro. En teoría, simbolizan los dos elementos claves del lugar: el agua y el aire (suele hacer bastante viento). Esta escultura ya supone una primera misión para los más pequeños, ya que podéis jugar con ellos a descubrir ambos animales :-D.

El Mirador del Río

El edificio semicircular, en el que se incluye el mirador tiene tres plantas.

El acceso a la primera planta, se hace a través de un pasillo ondulado, y adornado con piezas de cerámicas locales. Es muy chulo.

Tras el pasillo se llega a una amplia sala, también semicircular donde se ubica la cafetería y desde donde ya tendréis acceso a las espectaculares vistas. La cafetería está construida de forma que dispone de grandes ventanales desde donde se puede disfrutar despacito de las vistas. Si vuestros peques son pequeños podrán tranquilamente mirar el paisaje tras el cristal.

Tomarse un café en este lugar es una pasada. Se puede hacer coincidir el momento de la visita con la hora del almuerzo o de la merienda del peque (si llevas comida de bebé te la calentarán sin problemas en la cafetería). El acceso es muy fácil y se puede hacer perfectamente con un carrito de bebé.

El Mirador del Río

Desde la cafetería, se puede acceder a un balcón impresionante. En este caso, si los lilliputienses son muy pequeños, es mejor andar con cuidado. El balcón es ancho y dispone de una barandilla tal y como podéis observar en la foto, pero no está de más andar con mil ojos. Nosotros no nos pudimos resistir y salimos al balcón con el lilliputiense mayor. Las vistas, y el lugar en su conjunto, era demasiado espectacular como para que se lo perdiera.

El Mirador del Río

El Mirador del Río

Desde el Mirador podéis ver la Isla de la Graciosa en toda su extensión. Apenas existe una distancia de unos 2 km hasta esta isla pequeñita y te da la impresión casi de que la puedes tocar con la mano. Más allá de La Graciosa, se puede ver el resto del archipiélago Chinijo (al que pertenece la Isla de La Graciosa) y que está declarado como espacio protegido. Según he leído, el Mirador del Río recibe este nombre porque al tramo de estos 2 km que separa Lanzarote de La Graciosa, se le conoce entre los lugareños como el Río.

Desde la primera planta-cafetería se puede acceder a una segunda planta donde se encuentra una tienda de recuerdos, a través de una escalera de caracol. Por último, siguiendo las escaleras, se accede hasta una tercera planta que en realidad es una terraza. A estas plantas ya es más difícil subir con el carrito. Nosotros lo dejamos en la planta de la cafetería y subimos sin él. Una advertencia a tener en cuenta para los más pequeños es el gran viento que suele hacer en el lugar. En particular, lo notamos mucho en la zona de la terraza, por lo que os recomiendo llevar algo de abrigo si subís, sobre todo para los peques. Un viento fuerte y frío que resultó un poco incómodo para la pequeñita (en ese momento era bien pequeñita).

El Mirador del Río

A mi personalmente, El Mirador del Río, fue uno de los lugares que más me gustaron de nuestra visita a Lanzarote. Me recuerdo a mi misma, en el balcón del mirador, explicándole a mi lilliputiense mayor lo que era una isla (tan fácil de explicar cuando está viendo una de tan cerquita…). Os lo recomiendo.

Otro sitio más para repetir.

Y es que me encanta recordar este viaje a Lanzarote. Mis lilliputienses eran aún muy pequeñitos y fue un viaje muy tranquilo. Este día fue una jornada muy chula, quizás de las más activas del viaje ya que combinamos la visita al Mirador del Río, con la de los Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes. Fue genial. Al llegar al hotel, cenamos y descansamos un poco antes de irnos a la cama… por supuesto, con una sesión de “dibujitos” incluída 😉 (mirad que pequeñitos estaban)…

El Mirador del Río

Fue genial el viaje a Lanzarote…

¡Que tengáis un gran lunes!

Aquí podéis conocer los puntos clave del viaje a Lanzarote 😀

BUSCAR UN ALOJAMIENTO EN LANZAROTE

por

Hay 2 comentarios

  1. Escrito por brigitte el 24 Agosto, 2016

    hola! estamos valorando ir a Lanzarote en octubre, cuando nuestra peque tendrá 4 meses asi que tu blog me esta siendo de gran ayuda! donde os hospedasteis? fue hotel o apartamento? y el coche en que compañía lo alquilasteis? mucha gente nos dice que es muy peque para viajar pero la verdad es que nos apetece mucho hacer un viajecito con ella y tu blog me ha animado a seguir adelante con el viaje! gracias!!!!

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 24 Agosto, 2016

      Hola! Nosotros nos alojamos en un apartahotel: Hotel Iberostar Lanzarote Park, y la verdad es que estuvimos muy bien. Cuando hicimos este viaje a Lanzarote, mi pequeñina tenía también 4 meses y todo fue genial. El coche lo alquilamos, aunque si te digo la verdad no recuerdo cual fue la compañía que usamos. Eso sí, la que alquiles, indícale que necesitas sillitas para la bebé. A nosotros nos gustó mucho Lanzarote para ir en familia. El paisaje es espectacular. Fuimos en septiembre y lo encontramos tranquilo, lo que nos encantó al ir con dos peques. Lo único es que hay algunos sitios que no son accesibles con carrito, así que apañaros una buena mochila para la peque y a disfrutar! Que lo paséis muy bien. Seguro que os encanta 😉 ¡Gracias por pasar por aquí!

Deja un comentario

children footer