Descubriendo Árreu, un pueblo fantasma en Vallsd’Aneu #CATwithKids

4 comentarios

¿Habéis visitado alguna vez un pueblo fantasma?…¡nosotros sí!

Ya sabéis que en nuestra visita a Valls D’Aneu tuvimos la oportunidad de descubrir una espectacular zona y de hacer una de las actividades que nosotros más disfrutamos en familia, el senderismo. Los paisajes pirenaicos sin duda, te ofrecen una panorámica fantástica para que los peques los descubran y aprendan también a disfrutar con ellos.

Hoy me gustaría contaros una pequeña ruta que hicimos desde el pueblo de Isil, donde se encuentra La Casa del Osoy desde el cual parten varias rutas que podréis realizar si os gusta esta actividad. La información nos la proporcionaron en la misma Casa del Oso que ejerce además de punto de información de la zona.

Vistas durante el recorrido

Vistas durante el recorrido

Esta ruta, además de ser preciosa es especialmente divertida para realizar con los peques, ya que el objetivo final es llegar al pueblo abandonado de Árreu, lo que sin duda os permitirá inventar miles de historias para despertar su imaginación durante el camino. Además, es una ruta relativamente cortita, por lo que es fácil para hacerla con peques.

Según parece este pueblo fue abandonado los años 50 y consta de dos calles en las que podréis ver los restos de la iglesia románica de Sant Serni. Se quedó abandonado porque el acceso desde el Valle de Isil solo puede efectuarse por un camino de herradura, imposible para cualquier vehículo moderno. Así, solo puede llegarse hasta él andando.

Vistas desde el pueblo de Árreu

Vistas desde el pueblo de Árreu

Su ubicación hace que, una vez lleguéis allí, disfrutéis de unas vistas espectaculares de Valls d’Aneu. Desde el pueblo, se puede además visitar la ermita de la Virgen de las Nieves (nosotros no lo hicimos) a través de una pasarela situada tras las ruinas del pueblo.

Para llegar al punto de partida de la ruta que tomamos nosotros, debeis dejar Isil por la carretera (íbamos en coche) que transcurre paralela al río Noguera Pallaresa, hasta llegar en muy poco tiempo a un pequeño puente románico. El coche debéis aparcarlo un poquito antes del puente en un apartado que encontraréis en la carretera. El puente os permitirá cruzar al otro lado del río andando y de hecho, es la única forma de acceder a la ruta para llegar hasta Árreu.

Ruta hacia Árreu 1

El camino hasta Árreu es de unos 30 minutos (otros 30 minutos aproximadamente de bajada). Si vais con niños debéis tener en cuenta varios puntos. En esta ocasión, no es posible hacer la ruta con carrito. Si tenéis bebé, mejor llevar mochila portabebés para que el camino resulte más cómodo. La ruta de subida es fácil (no es especialmente dura ni difícil) pero al ser de subida tendréis que adecuarla a vuestro ritmo. Una parte del recorrido transcurre en paralelo al río, por lo que os recomiendo precaución si los niños son pequeños y van andando solitos.

Ruta hacia Arreu 2

Una vez cruzado el puente románico, comenzaréis la subida en paralelo al río. Para los peques es muy divertido. Comenzáis con un pequeño tramo “sin barandilla” (¡cuidado!) para pasar a andar rodeados de vegetación hasta llegar a un prado donde encontraréis caballos (otro atractivo para los lilliputienses) y…¡a seguir subiendo!. Volveréis a cruzar el río por un puentecito de madera.

Ruta hacia Árreu

El pueblo es un auténtico pueblo fantasma. Aunque bien conservado, sus grandes casas con puertas abiertas de par en par que dejan bien claro su abandono, incluso con objetos tirados por el suelo, hacen que no puedas dejar de sentir algo raro en el estómago. Y si no, que se lo digan a los peques que, con cara de susto en algunas ocasiones, llegaron a preguntar si en ese pueblo vivía algún fantasma.

Llegada al pueblo de Árreu

Llegada al pueblo de Árreu

El paseo por las dos callecitas del pueblo, un poco acongojados (eso sí), las vistas desde allí, y la posibilidad de merendar en un paraje de ese tipo, os aseguro que merece mucho la pena.

IMG_20140517_182555915_copia

Árreu

Aunque estoy segura que los peques estuvieron toda la tarde esperando ver salir a Casper (o averigua tú a quien) de alguna de aquellas casas, también sé que la experiencia les llamó mucho la atención y se les ha quedado grabada en la memoria. La historia del pueblo abandonado, les impresionó especialmente.

Un buen y bonito pequeño recorrido, para aprovechar una tarde o parte de la mañana si andáis por la zona. ¡Nos encantó!.

¡Qué tengáis un gran lunes!

(Valls d’Aneu ha sido el primer destino de interior que disfruta de la certificación de destino familiar de la Agencia Catalana de Turismo)

¿Pensando en visitar el Pirineo Catalán, Valls D’Aneu, con niños?

Puntos clave del viaje a Valls D’Aneu con niños

por

Hay 4 comentarios

  1. Escrito por Loli (Viajando En Furgo) el 29 septiembre, 2014

    ¡Qué chulada! Me lo apunto para la próxima vez que vayamos a Pirineos.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 29 septiembre, 2014

      Es super chulo! Además una ruta cortita para los peques genial! 😉 Si andais por la zona, echadle el ojo!

  2. Escrito por La Furgoteta el 30 septiembre, 2014

    Nos ha encantado tu crónica y nos la apuntamos para un futuro furgoneteo por la zona. Un abrazo!

Deja un comentario

children footer