8 Juegos de viaje para niños (y mayores) que no te puedes perder

3 comentarios

Las vacaciones se acercan y ya estamos planeando nuestros viajes de verano. Cuando viajamos con niños, uno de los retos (al menos en nuestro caso) es equilibrar los juguetes que ellos quieren llevarse en cada viaje con las limitaciones de espacio que normalmente conlleva una mochila o una maleta.

Si el viaje es en coche, normalmente acabamos llevando más equipaje del necesario (total, como va en el coche jeje), pero si el viaje es en cualquier otro medio de transporte solemos ponernos más exigentes con los requisitos de tamaño.

Al hacer sus mochilas, los peques siempre quieren llevarse algún juguete o juego de casa. Nosotros solemos insistir mucho en que escojan algún libro, lo necesario para pintar (estuche con lápices y cuaderno), algún cuaderno de pasatiempos, y/o algún juego que además nos pueda servir para los desplazamientos y para los ratos de espera en lugares varios (colas, restaurantes etc.). Luego, siempre cae algo más…

En casa somos fan de los juegos de mesa y tenemos una gran variedad de ellos, pero lógicamente hay muchos juegos que por motivos también de espacio no son aptos para llevártelos de viaje. Para transportarlos a cualquier lugar, para nosotros, los ganadores indiscutibles son los juegos de cartas, y os aseguro que hay algunas realmente chulísimos.

Por ello, hoy he seleccionado 8 JUEGOS DE VIAJE (la mayoría juegos de cartas) DE LOS QUE TENEMOS EN CASA.

En función del viaje, nos llevamos unos u otros. Todos ellos han venido con nosotros ya a muchos lugares y os aseguro que seguirán viajando con nosotros. ¡Son nuestros básicos!. Y en realidad, son muy básicos jaja.

8 JUEGOS DE VIAJE PARA NIÑOS (y no tan niños)

1- Cartas Virus

El ganador indiscutible de nuestros juegos de cartas desde hace 2 años. Nos lo hemos llevado a todos sitios desde entonces. Ha sido regalo de cumpleaños de muchos de los amigos de mis hijos y es el juego estrella en sus reuniones. Tamaño ideal para mochila: 15x3x11 cm.

Además, guardo un recuerdo muy chulo de este juego ya que el ejemplar inicial que teníamos ahora mismo andará en algún lugar del mundo. Mis hijos decidieron regalárselo a una pareja de hermanitos estadounidenses que conocieron el verano pasado y con los que se lo pasaron bomba. Encajaron tan bien que en un ataque de generosidad se lo regalaron y así se convirtió en un juego aún más viajero al cambiar de familia. Por supuesto, repusimos el juego en cuanto llegamos a casa y sigue siendo el juego estrella de la familia.

El juego está recomendado para mayores de 8 años, pero mi hija pequeña lleva jugando y disfrutando del juego desde los 5 años. La dinámica no es difícil, quizás si lo intentáis con niños más pequeños, tendréis que explicarle un poquito más despacio las normas y hacer alguna que otra jugada de prácticas. El objetivo del juego es conseguir 4 cartas diferentes que representan a 4 órganos del cuerpo humano (cerebro, corazón, estómago y hueso). El jugador que primero los consiga es el ganador. Eso sí, los órganos deben estar sanos (sin ninguno de los virus que pululan dentro de las cartas). Un detalle muy chulo es que vienen cartas en blanco para que personalices el juego y añadas tú las cartas y las normas que quieras.


Puesto que es un juego que utilizaréis muchísimo, una RECOMENDACIÓN PARA JUGAR CON NIÑOS, es que os hagáis con unas fundas de plástico que venden para cartas (que yo descubrí hace poco gracias al gran Tang de Naranja) y con las que las cartas estarán a salvo de dobleces, arrugas, o de mojarse con líquidos diversos (en verano en muy fácil que las cartas acaben como juego de tarde en la piscina).


Advertencia: cuidado que VIRUS engancha.

2- Juego Mascotas

Este ha sido uno de nuestros recientes descubrimientos y adquisiciones. Especialmente adorado por mi hija pequeña (con su amor incondicional por los animales), en este caso la edad recomendada para este juego de cartas es para mayores de 4 años. Su tamaño, igualmente fantástico para llevar de viaje: 11x13x15.

El objetivo de este juego es cuidar y alimentar a una serie de mascotas que tiene cada jugador, siendo el ganador el primero que consiga que su mascota tenga, casa, alimento, juguetes y esté sana. A mis peques les ha resultado muy fácil coger la dinámica de estas cartas ya que estaban muy habituados a jugar a Virus y la temática e ilustraciones les resultaron muy chulas y simpáticas. Además de las cartas de mascotas tendréis otra serie de cartas como veterinario, aburrimiento, o jugar con las que podréis ir dando la lata o beneficiando a las mascotas del resto de jugadores.

¡Muy divertido para jugar en familia! Igualmente os recomiendo la opción de las fundas de plástico que seguro os resultan muy útiles para evitar que las cartas se estropeen con el uso o de forma prematura.

3- Cartas Bogoss

Seguimos con la serie de cartas, en este caso, de la marca Djeco (una marca que a mí me encanta). Este juego llegó a casa como regalo de cumpleaños y también fue éxito inmediato. Cada carta es una parte del esqueleto de un cuerpo humano, y el ganador es aquel que consigue reunir un cuerpo al completo. Super divertido y además con el aliciente de que las cartas son fluorescentes por lo que podéis jugar por la noche, aunque el lugar esté un poco oscuro (ideales para camping). 

Tamaño también perfecto para viaje y edad recomendada de 6 a 12 años. Quizás este juego es el que más sencillo le resultó a los míos.

4- Ubongo (mini)

Este juego es la sección de viaje (de menor tamaño) de un juego de mesa con el mismo nombre. Éste quizás si es para un poquito más mayores. La edad recomendada es 7 años, y efectivamente es así. Aunque tiene dos niveles de dificultad, para que jueguen con “felicidad” no me iría a mucho menos.

En este caso, el juego trae una pequeñas plantillas con formas diversas, y una serie de fichas también con formas diversas. El objetivo es construir la forma de la plantilla con las diferentes fichas, a modo de puzzle. Me recuerda mucho al sistema del tangram. El ganador es el primero que consiga hacer “el puzzle” al completo. El primero que lo completa dice “Ubongo” y cuenta hasta 10 para que el resto de los jugadores completen sus puzzles. Las partidas son muy rápidas, por lo que resulta un juego muy dinámico para jugar con los niños.

Como todos los demás, genial tamaño para viaje. Se trabaja mucho la concentración y el encaje espacial de las piezas que es la base del juego. ¡Bien chulo!

5- Cartas UNO

Estas si que son un clásico. Son las primeras cartas que llegaron a nuestra casa y aunque ya las tenemos más que vistas y mas que jugadas, aún están en el candelero. En este caso, el tamaño es aún más pequeñito que las anteriores (9 x 2 x 13 cm), por lo que literalmente caben en un bolsillo.

Aquí la edad recomendada por el fabricante son los 7 años, pero os aseguro que los míos llevan jugando a las cartas UNO… ¡desde que tenían 4 años!.

En este caso, el objetivo es quedarse sin cartas en la mano, lanzando aquellas que van saliendo del mismo color o con el mismo número que la que está en el centro. Cuando solo queda una carta a alguno de los jugadores, éste tiene que decir “¡¡Uno!!”.

Para nosotros, éste es otro de los imprescindibles juegos “de piscina”. De hecho, nosotros tenemos las cartas “normales” pero hace poco vi una versión de cartas plastificadas que pueden incluso mojarse sin que les pase nada. ¡Genial para verano!.

6- Cartas Dobble

¡Chulísimo donde los haya! En este caso nos enfrentamos a un juego de cartas de forma circular en el que la atención es uno de los puntos claves del juego. Es también de tamaño ideal para viaje (13 cm de diámetro) y las cartas vienen guardadas en una funda de lata que además hace que se pueda transportar muy bien, sin riesgo a que le pase nada.

Con estas cartas se pueden jugar a muchos mini-juegos diferentes pero la dinámica de todos ellos se basa en identificar los 2 elementos iguales que hay en cada dos cartas. En cada una de las cartas aparecen dibujados una serie de elementos y cada carta tiene un único elemento en común con cualquiera de las otras cartas del juego. Identificar ese elemento común es la clave. ¡No sabéis como nos podemos llegar a picar!. Estas cartas las descubrimos hace ya 2 años en uno de los Encuentros de Familia en Ruta, y desde entonces, las llevamos a todos sitios.

7- Un tradicional parchís

Si bien es uno de los juegos clásicos, también es uno de los que más les gusta a los peques.

Nosotros tenemos uno muy chulo de viaje, en el que las fichas en lugar de las tradicionales fichas circulares de colores son pequeñas figuras de pirata. Es un poquito más grande de lo que entendemos como juego de viaje, pero estoy segura de que vosotros encontraréis alguno más pequeño (y como recomendación, si es magnético, mejor). Lo bueno que tiene es que el tablero se transforma en una caja donde pueden guardarse las fichas para que no se pierdan.

La única limitación es que es solo para 4 jugadores. A nosotros para jugar en familia nos viene de lujo, pero claro para las reuniones de amigos no tiene tanto éxito como cualquiera de los juegos de cartas anteriores.

El que nosotros tenemos en casa es el que podéis ver en la imagen. No os dejo enlace porque no lo he encontrado en Amazon, pero estoy segura que os será fácil encontrar alguno también plegable de viaje. Nosotros lo compramos en Títere, una magnífica tienda de juegos de Córdoba.

8- Ajedrez

No puede faltar en nuestra selección de juegos. Desde hace 3 años también nos hicimos con nuestro ajedrez de viaje, y también es de los imprescindibles, a pesar de que en este caso solo juegan dos. Especialmente al mayor siempre le ha encantado jugar al ajedrez y la pequeña está super enganchada este año. Nuestro ejemplar es un ajedrez plegable y magnético de los que las fichas se guardan en el interior del tablero para que no se pierdan. Es un juego de viaje que incluye ajedrez y damas.

La clave de este ejemplar es que se trata de un juego magnético. Para los viajes en tren es genial, ya que se pueden conservar los movimientos sin que las piezas se muevan.

Bueno, pues vayamos donde nos vayamos al menos un par de juegos vienen con nosotros (mínimo). Así que si no encontramos en algún lugar del mundo…¡echaremos juntos unas partiditas?

¿Qué os han parecido? ¿Os han gustado?

¿Cuáles son tus juegos favoritos para llevar de viaje?

por

Hay 3 comentarios

  1. Escrito por Carmen el 7 Junio, 2017

    Me ha gustado mucho la entrada, ya que son juegos que no conocía. Yo tengo un par de ellos que espero que probéis. Uno de ellos son los Story Cubes, con un tamaño ideal para viaje y que casi no hay reglas, pues el fin es contruir una historia. Creo que hay 3 modalidades.
    El otro juego es Dixit. Creo que no tiene una versión de viaje. Yo lo que hice fue comprar una extensión de cartas y solo necesitas papel y boli para los puntos. Es muy divertido e imaginativo para todas las edades.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 7 Junio, 2017

      ¡Muchas gracias Carmen! De los Story Cubes ya había oido hablar de ellos. Voy a tener que probarlos porque además su tamaño si que es fantástico para piscina/playa o viaje. El Dixit tampoco lo hemos probado, así que…habrá que echar unas partiditas!

  2. Escrito por Lidia Gil el 7 Junio, 2017

    Los story cubes los hay de varias tematicas y tamaño grande y viaje. Yo tengo estos ultimos y ocupa menos que el doodle que es de mis favoritos. En general todos los de Asmodee estan bien. Los mios estuvieron una época que jugaban a diario al Jungle speed. Pero si hay un juego familiar es el carro de 9 que pintamos en cualquier sitio y con chapas o chinos ya tienes las fichas.

Deja un comentario

children footer