Una escapada de 3 días en Cantabria con Niños

15 comentarios

Como ya sabéis, la semana pasada tuvimos la suerte de dedicarnos unos días y escaparnos a Cantabria Infinita. Y como no podía ser de otra forma, volvimos encantados de visitar la terreta, con su paisaje verde y su preciosa luz (nos dijeron que nos iba a hacer mal tiempo y tuvimos unos días espectaculares). Han sido solo 3 días, en los que apenas da tiempo a recorrer una parte pequeña, pero en los que descubres que hay que volver tan pronto como sea posible.

En esta ocasión, hemos visitado Cantabria de la mano de Turismo de Cantabria, para explorarlo con los peques. Sin duda se trata de un destino muy amable para visitar con niños, con una gran cantidad de recursos que te permiten disfrutar en familia, actividades divertidas, paisajes espectaculares, y en definitiva, una multitud de opciones para que tu estancia con los más pequeños sea fantástica.

Playa de Somo (Cantabria)

Playa de Somo (Cantabria)

Con estos infinitos paisajes aún en nuestra memoria, me gustaría como ya es habitual, haceros el resumen de los Puntos Clave de esta escapada. Poco a poco, os iré contando en posts posteriores y con más detalles cada una de las actividades que realizamos y los lugares que visitamos, pero mientras, aquí tenéis…

ALGUNAS IDEAS PARA UNA ESCAPADA DE 3 DÍAS A CANTABRIA CON NIÑOS

Ahí van los puntos clave:

1. Datos básicos de la escapada:

  • Duración: 4 días
  • Destino: Cantabria
  • Centro de Operaciones: Somo (Cantabria)
  • Modo de alojamiento: apartamento (La Posada de Somo)
  • Medio de transporte: avión
  • Edades de los lilliputienses: 4 y 7 años

2. Diario de Ruta:

  • Día 1. Llegada (Córdoba- Santander – Somo). Paseo en Pedreñera por la bahía de Santander. Paseo por Santander. Visita Museo Marítimo del Cantábrico en Santander. Cueva de Covalanas.
  • Día 2: Fuente Dé. Subida al Monasterio de Santo Toribio (Camino de Santiago Lebaniego). Ruta a caballo por la zona.
  • Día 3: Visita al Parque de la Naturaleza de Cabárceno.
  • Día 4: Vuelta a casa (Somo – Santander – Córdoba)

3.- Acceso a la zona:

Para llegar a Cantabria desde Córdoba, fuimos en avión desde el aeropuerto de Sevilla. Todo un lujo ya que en apenas 2 horas desde Sevilla estás ya en Santander. Otra opción es tomártelo con tranquilidad y hacer una subida en varias etapas, para poder también allí disfrutar de tu coche. Este punto es muy importante, ya que os recomiendo que dispongáis allí de un vehículo que os permita desplazaros por la zona para acceder a las diferentes actividades y recursos, y moveros por los diferentes pueblos a visitar.

4.- Logística:

Nuestro “centro de operaciones” ha estado en Somo, literalmente enfrente de Santander, al otro lado de la bahía. Muy próximo a la ciudad y en un entorno muy bello (con vistas a la bahía de Santander) nos ha permitido acceder fácilmente a los diferentes recursos en un tiempo razonable. En Pedreñera, estás en unos 15-20 minutos en Santander. En coche, quizás tardas un poco más.

5.- Alojamiento

Nuestro alojamiento durante la estancia ha sido en La Posada de Somo, en un acogedor apartamento en 1 ª planta, con una zona de terraza chulísima privada y que tenía acceso directo a las zonas comunes de La Posada.

Terraza privada apartamento La Posada de Somo

Terraza privada apartamento La Posada de Somo

Allí hemos recibido una magnífica atención. Tenían la posibilidad de encargar la cena o incluso subirla al propio apartamento (previo aviso) para que, en caso de ir con peques (como nos pasa a nosotros), tras un día especialmente duro, puedan relajarse y acabar la jornada cenando “en casa”. Ya sabéis que para nosotros, la opción de apartamento nos resulta la más cómoda ya que te permite, además, cocinar si así lo deseas o acostar a los peques más temprano mientras tú te relajas leyendo un rato, o haciendo cualquier otra cosa.

La Posada de Somo

6.- Restauración

Todos conocemos las bondades de la gastronomía de Cantabria, así que creo que en este punto no os voy a contar nada nuevo. Ese cocido montañés, o el lebaniego, esas rabas, o ese magnífico pescado… Todos los restaurantes que hemos visitado, la atención ha sido magnífica y los peques han comido estupendamente.

Camping La Barguilla

Terraza Camping La Barguilla

Nos gustaron especialmente el Camping La Barguilla (en Ramales de la Victoria) en un precioso entorno, La Alberuca en Somo, o La espiga de Oro, también en Somo. Bueno, especial mención al restaurante del Parque de Cabárceno, donde, si elegís una de las mesas pegadas a los ventanales podréis almorzar mientras disfrutáis de las vistas de las jirafas de fondo (lo que para lo niños es una pasada).

Tomando el postre en La Alberuca (Somo)

Tomando el postre en La Alberuca (Somo)

7.- Recursos para familias con niños.

Cada una de las actividades que hemos realizado a los peques les ha alucinado. Nada más llegar y disfrutar de un paseo en Pedreñera para cruzar la bahía de Santander ya fue toda una aventura para ellos. Además, atravesar la bahía te proporciona una muy bonita vista de Santander a tu llegada al puerto. Muy recomendable.

Santander desde la Pedreñera

Santander desde la Pedreñera

O descubrir los Raqueros, esos personajes santanderinos que se lanzaban al mar para coger las monedas que la gente les lanzaba. Me gustó mucho la caminata por el paseo marítimo de Santander, descubriendo bellos edificios, llenos de historias. A nuestra llegada al puerto, coincidimos además, que las traineras estaban en plena carrera y a los peques les encantó descubrir las pequeñas barcas llenas de remeros que competían unas con otras moviéndose a una velocidad “interesante” en el agua. ¡Muy chulo verlas en directo!

Leyendo la historia de Los Raqueros

Leyendo la historia de Los Raqueros

Les gustó mucho también ver como los buzos alimentaban a los tiburones en el Museo Marítimo del Cantábrico así como tener delante a un calamar gigante (aparecido en la costa de Cantabria, Pechón).

Se quedaron alucinados con las pinturas rupestres de las cueva de Covalanas mientras escuchaban atentos las explicaciones de la guía y se imaginaban a Los Croods pintando en la oscuridad de la cueva (oscuridad real porque la cueva no tiene iluminación). Esta experiencia fue especialmente emocionante. Las pinturas están en un increíble estado de conservación, y por las características de la cueva, pasas a tenerlas delante justo de tí, muy cerca. Además, el hecho de no tener iluminación y tener que visitarlas a la luz de varias linternas, hace que entres en situación muy rápido y te imagines a los primeros habitantes en pleno proceso de pintura.

Fuente Dé

Mirador Fuente Dé

En el teleférico de Fuente Dé, los peques se asustaron un poco en el momento que el teleférico se fue acercando a la parte superior del trayecto, ya que pensaban que se iban a caer al salir de la cabina de lo alto que estaban. Toda una experiencia el trayecto en teleférico para ellos (bueno, ¡y para nosotros!).

Una vez arriba en Fuente Dé, se lo pasaron bomba jugando un rato con la nieve (totalmente inesperado) y conocieron el vértigo al mirar al infinito en el Mirador. Bien orgullosa estoy de nosotros porque conseguimos subirnos todos al mirador (os aseguro que no es nada fácil…) y disfrutar juntos del paisaje. ¡Maravilloso!

Nieve en Fuente Dé

Fue divertido para el mayor hacer la primera ruta a caballo de su vida y para la pequeña tocar lo que parece ser, la Cruz de Cristo, en el Monasterio de Santo Toribio.

Ruta a Caballo

Bueno, y por último…la Visita Salvaje del Parque de la Naturaleza de Cabárceno…eso ya os lo contaré en un único post, porque realmente lo merece.

Parque Naturaleza Cabárceno

Parque Naturaleza Cabárceno

Se trató de una visita en la que descubrieron osos, jirafas, cebras, rinocerontes, gorilas, elefantes, cebras, gacelas, monos…el paraíso (en especial para mi pequeña). Pero sobre todo, lo impresionante fue poder descubrirlos tan cerca, tenerlos delante y poder interaccionar con ellos. Conocimos las instalaciones del Parque, las dinámicas que tienen con los animales, sus entrenamientos con fines veterinarios, muchas de las historias que existen detrás de cada uno de los ejemplares que habitan el Parque, así como el trabajo de los veterinarios y demás técnicos y personal del parque…Super interesante.

Parque de la Naturaleza de Cabárceno

Ya desde nuestro salón y echando de menos esta breve escapada a Cantabria, agradecemos a Turismo de Cantabria todas sus gestiones y atenciones máximas que nos ha permitido tener un itinerario estupendo y conocer esta bella parte de Cantabria.

¡Habrá que volver pronto!

Pronto os seguiré contando todos los detalles pero ahora…

¡Que tengais un estupendo lunes!

por

Hay 15 comentarios

  1. Escrito por Sandra el 15 junio, 2015

    Qué pasada Pili!! Estuvimos el vernano pasado en Cantabria, pero como dices, ya estamos pensando a ver cuándo podemos volver. Los días allí se disfrutan mucho! Y nos quedaron muchas cosas pendientes, como por ejemplo, las Cuevas de Covalana, tal y como lo cuentas ahora aún me apetecen más. Nosotros estuvimos en las de El Soplao, muy muy muy recomendable también. Y en Fuente Dé estaba lleno de niebla, así que quiero volver para ver esos paisajes!!!

    http://www.myfamilypassport.com

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 16 junio, 2015

      Las cuevas del Soplao yo las visitaré en mi próxima escapada :). Es cierto que Cantabria se disfruta mucho, y hay muchas cosas que visitar así que es un destino que no importa repetir! 🙂

  2. Escrito por Maria Jose (Con los niños en la mochila) el 15 junio, 2015

    ¡¡¡Que guay!!! Me encanta Cantabria. Bueno, en realidad todo el norte me apasiona. Como es tan distinto de aquí… Cuanto me alegro de que lo hayáis pasado tan bien. Ya leeré los detalles.

    De los lugares que habéis visto, sólo hemos estado en Cabarceno. Y nos gustó mucho. Aunque tenemos que volver, a ver si conseguimos visitarlo tranquilamente y sin incidentes. Jejejeje

    Un abrazo

  3. Escrito por Daniel el 15 junio, 2015

    Ya tengo ganas de que vayas desgranando todas estas grandes vivencias que apuntas en el artículo de Cantabria. Explica, explica.. 🙂
    Salut!

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 16 junio, 2015

      No te preocupes que te vas a hartar Daniel! 🙂 Amenazo con escribir mucho más, ya me conoces jaja Un besito!

  4. Escrito por MMar ConPeques el 15 junio, 2015

    ¡Qué bonito! Me ha parecido volver a vernos allí: paseando por Santander, en barco por su bahía o por las playas… Qué delicia.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 16 junio, 2015

      Una maravilla para disfrutarla despacio y con tiempo. 3 días saben a nada :(. Queremos volver! Un abrazo grande

  5. Escrito por Ester (mipequenogulliver.com) el 16 junio, 2015

    Qué bien lo habéis pasado, que envidia! Hay que ver lo sueltos que se ve a tus peques con las jirafas y lo “tiesa” que estás tú con el águila, jejeje!

  6. Escrito por mirari el 23 junio, 2015

    qué 3 dîas màs bien aprovechados!!! yo he estado varias veces pero nunca he visto tanto!

  7. Escrito por Julia el 8 julio, 2015

    Hola.
    Que escapada mas bonita.
    Solo tengo una duda. Eso del avión de Córdoba a Santander…. ¿funciona el aeropuerto de Córdoba?
    Por mas que busco vuelos en diferentes webs no me sale ningún vuelo desde aquí y seria muy cómodo para una escapadita como la tuya.
    Gracias por todo

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 8 julio, 2015

      Noooo! El avión lo cogimos desde Sevilla. No pilla mal porque Sevilla está también cerquita. Fuimos en coche hasta Sevilla y lo dejamos en el parking del aeropuerto (por cierto si reservas desde la web te sale mucho más barato!). Un saludo!

  8. Escrito por Rocio Ruiz Guinea el 25 noviembre, 2015

    En nuestro hotel,los niños son bien recibidos.
    Os esperamos familias.

  9. Escrito por Feli Segura el 20 julio, 2016

    Me ha encantado tu post. He encontrado tu blog buscando información de sitios para ver en Cantabria. He visto que hay sitios estupendos pero al ir con mi hija de dos años, hay sitios que tendrán que esperar. Tengo muchas ganas de ir a Cabarceno, y espero que a la peque le guste. Besos

Deja un comentario

children footer