La Velá de la Fuensanta

8 comentarios

Hoy estamos de fiesta en Córdoba :-D.

El primer fin de semana de Septiembre, y coincidiendo con el día 8, se celebra la Feria o Velá de la Fuensanta en Córdoba. Se trata de una fiesta local de la ciudad, en honor a la co-patrona: la Virgen de la Fuensanta. El lugar de la celebración es en los alrededores de la Iglesia de la Fuensanta (la plaza del Pocito) ubicada en el barrio con el mismo nombre.

Santuario Virgen de la Fuensanta

Santuario Virgen de la Fuensanta

El origen de esta fiesta se debe a (según se cuenta) la aparición de la Virgen en éste lugar de la ciudad a un cordobés llamado Gonzalo García. En este encuentro la Virgen le indicó que, si daba a beber agua de la fuente que manaba, a su hija y su mujer (ambas en un estado de salud delicado) sanarían. Desde entonces, en la ciudad se ha venido celebrando éste día, siendo en el pasado una feria de ganado y actualmente constituyendo junto a la del día de San Rafael, una de las festividades locales con más fuerza de la ciudad.

La Feria se «monta» en la plaza del Pocito, donde se encuentra la Iglesia de la Fuensanta y el pozo con agua bendita (al que acuden muchas personas para lavarse la cara y las manos en él). En esta plaza se dispone un escenario para las actuaciones así como una barra donde se puede beber y comer comida típica.

El Pocito

El Pocito

Esta fiesta popular se caracteriza por tener un importante componente de participación ciudadana. Sin duda, es una feria con una gran personalidad, y una gran cantidad de asociaciones organizan actividades para mayores y pequeños todos los días durante los que celebra.

Este año, sin ir más lejos y según he leído, se han organizado más de 80 actividades en los 5 días que dura. Desde el pregón con el que da comienzo, hasta un gran número de actuaciones musicales, una «huevá», una «salmorejá»  una «sardiná» (por comer no será), unas rutas en piragua por el río Guadalquivir, o una Feria del Trueque. También este año se estrena la «Velá Joven» que incluye numerosas actividades organizadas por el Consejo Local de la Juventud y un espacio ubicado en la Plaza del Pocito y destinado a visualizar el trabajo de las diferentes Asociaciones existentes en la zona. Por supuesto, no falta la tradicional salida procesional de la Virgen de la Fuensanta.

Espacio para las Asociaciones

Espacio para las Asociaciones

Y para los más pequeños la Feria es muy divertida :-D.

La tradición cuenta que debes hacer la visita primero a la Virgen en el interior del Santuario. Al salir, por la placita que existe en el lateral de la iglesia, además de coger la correspondiente estampa de la Virgen, hay que pasar por el caimán que hay colgado de la pared.

Caimán de la Fuensanta

Sí…un caimán. Con el que los lilliputienses alucinan. por supuesto. Un caimán disecado sobre el que existen varias leyendas en la ciudad. La más difundida cuenta que el caimán apareció un año en el que el nivel del río aumentó mucho por las lluvias. El caimán ataco a varias personas en la ciudad hasta que finalmente, una persona consiguó matarlo. Existen unas versiones que hablan sobre que fue un condenado a muerte el que lo mató a cambio del indulto, mientras que hay otras que dicen que fue una persona coja quien cosiguió acabar con él.

Otra de las leyendas dice que el caimán fue traído de América junto a la costilla de una ballena (que está colgada en la pared justo al lado del caimán). Si para lo peques molaba mucho ver un caimán, lo de la costilla de la ballena…es lo más!!!! 😀

Sea cual fuere la historia, la realidad es que a los peques les encanta ver el caimán colgado y la costilla de ballena a su lado. Y que escuchan atentos y embobados la historia que les cuentes.

La Feria está además llena de vendedores de globos y de unos puestos que venden uno de los símbolos más característicos de la Feria de la Fuensanta: las campanitas de barro.

Campanas de la Fuensanta

Estas campanas solo se venden en este momento del año y en este lugar, y os aseguro que a los lilliputienses les encantan. Hace unos años solo las había blancas de barro pero hoy día las puedes encontrar decoradas con múltiples dibujos. Además de las campanas, también podéis comprar unos silbatos, también de barro, que son una especie de «jarritas». Si les echas agua en su interior, el pitido continuo del silbato se transforma en un sonido como de pájaro. Solo una recomendación: cuidado con las campanas, que como son de cerámica, un golpe o una caída acaban con ellas. Raro es el año en el que la vida útil de la campana supera el camino de vuelta a casa. Camino de vuelta que, todo sea dicho e paso, es muuuuyyyy divertido con el sonido de la campana y del silbato :-D.

Aunque hay campanitas y silbatos decorados y que son realmente bonitos, os recomiendo que la que le compréis a los peques estén sin decorar. Luego, podéis pintarlos vosotros mismos en casa de la manera que queráis con lo que la tarde de entretenimiento está asegurada.

"Personalizando" el silbato

«Personalizando» el silbato

Además de lo tradicional, este año ha habido un auténtico despliegue de actividades para los más pequeños: atracciones infantiles, castillos hinchables y una multitud de talleres (de goma eva y costura, de fieltro, de pintar campanitas, de reciclaje, etc.), espectáculos de teatro infantil, fiesta de la espuma, títeres, paseos en bici, etc. con lo que realmente ha sido una feria con un montón de posibilidades.

Nosotros hemos disfrutado, como ya es costumbre, de la mañana de domingo en la Feria de la Fuensanta. La visita la hemos completado con un paseo hasta el Huerto Urbano de la Fuensanta, iniciativa vecinal liderada por Colaborativa que ha puesto en marcha un huerto urbano en el barrio. Está ubicado en el solar del Antiguo Cine Fuensanta (C/ Hernando de Magallanes) y en él se celebran también multitud de actividades… Los peques disfrutaron con los espantapájaros y con los hurones que varios de los que estaban en el huerto habían llevado 😉

Huerto Urbano de la Fuensanta

Huerto Urbano de la Fuensanta

Hoy aún sigue la Fiesta y todavía quedan actividades por celebrar asi que…¡¡¡aún estáis a tiempo!!!

Si estáis en Córdoba en estas fechas, debéis dar un paseo por la Feria. Es una feria popular, que viven los vecinos al máximo y en la que puedes echar un muy buen rato.

¿Os animáis a darle a la campana?

¡Qué tengáis un gran lunes!




Booking.com

por

Hay 8 comentarios

  1. Escrito por Daniel Ruiz (@viajares) el 9 septiembre, 2013

    Cuántas actividades interesantes en la Velá de la Fuensanta, aunque me he quedado intrigado con lo del cocodrilo 🙂
    Saludos

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 9 septiembre, 2013

      Es una feria pequeñita, popular, muy vivida por el barrio y cada vez más por Córdoba entera. Una feria de tradiciones :-D. Y un montón de actividades para grandes y pequeños. A nosotros nos gusta mucho. Un saludo y buena semana!

  2. Escrito por Vanessa de Mamás en apuros el 9 septiembre, 2013

    Qué bonito post!!! Me gusta la idea de que utilices tu blog para promocionar las tradiciones y fiestas de tu ciudad. Córdoba es precioso, de eso doy fe. Pero concretamente esta fiesta no la conocía. Todo se andará. ¡Espero que lo hayáis pasado muy bien!

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 9 septiembre, 2013

      Si algunas vez pasas por Córdoba en estas fechas no te la pierdas! 😀 Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que muchas de las costumbres locales de cada lugar nos se conocen todo lo que se debería sobre todo porque son momentos en los que se vive mucho la ciudad. Un abrazo fuerte!

  3. Escrito por Noelia el 9 septiembre, 2013

    Las fiestas de los pueblos son encantadoras! Viven todo mucho más! Siguen la tradición y hacen que todos, mayores y pequeños disfrutemos al máximo! Saludos!

    WomanToSantiago

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 9 septiembre, 2013

      Hola Noelia! Un placer tenerte por aquí. Sin duda las fiestas locales so recibidas por la población con mucho entusiasmo y como bien dices, son momentos de diversión para mayores y pequeños. Muchas gracias por pasar por aquí! 😀

  4. Escrito por Nueve meses y un día después el 8 septiembre, 2015

    Qué chulo. El año que viene llevo al peque seguro.

Deja un comentario

children footer