El Faro de Cabo de Gata y su Arrecife de las Sirenas

4 comentarios

El Faro de Cabo de Gata es un lugar que siempre me ha gustado especialmente. Bueno, en realidad el Parque Natural de Cabo de Gata, en Almería, en su totalidad siempre ha sido un destino muy visitado y especial para nosotros. Lo hemos disfrutado en muchas ocasiones solos (antes de tener peques) y con ellos hemos vuelto sin dudarlo.

Con unas playas espectaculares, esta zona es preciosa para ir con niños, con lugares tan especiales como la Isleta del Moro o el Mirador de las Amatistas, que para mí son una auténtica maravilla. Hay que tener en cuenta que durante los últimos años, esta zona ha sufrido un aumento considerable del número de visitantes, especialmente en temporada alta de verano, pero aún así, merece la pena muchísimo perderse por esta zona de la costa almeriense.

Faro de Cabo de Gata

Faro de Cabo de Gata

Este Faro supone el extremo oriental más al Sur de la península ibérica y se trata de uno de los lugares más emblemáticos de la zona. Ubicado exactamente en el punto geográfico donde se sitúa el cabo, fue construido sobre el castillo de San Francisco de Paula (fortaleza de defensa en la costa almeriense). Su torre tiene unos 18 metros de altura y está situado sobre un acantilado de 50 m. Fue construido en 1863 para avisar a navegantes del arrecife conocido como la Laja del Cabo, ubicado frente al Cabo y que ha causado numerosos naufragios a lo largo de la historia. Además de la gran luz, el faro dispone de una sirena para días de niebla.

Subiendo a Faro de Cabo de Gata

Subiendo a Faro de Cabo de Gata

El Faro está al lado de la enorme playa de Las Salinas y de las Salinas de Cabo de Gata. De hecho, para llegar hasta el faro hay que pasar por las salinas y seguir paralelo a la playa, por una carretera bastante estrecha tras dejar atrás la barriada de Cabo de Gata.

En esta carretera hay tramos en los que solo puede pasar un coche, y en temporada alta de verano puede formarse algún atasco porque es un lugar que recibe muchos visitantes. Aún así, el camino es muy bonito porque transcurre paralelo al acantilado.

Aunque el camino es estrecho, cuando se llega ya al faro, en el final de la carretera hay una especie de rotonda donde se puede dejar el coche aparcado. También puede dejarse en uno de los laterales de la carretera en el tramo final, en caso de que haya mucha gente.

aparcamiento en el Faro del Cabo de Gata

Aparcamiento en el Faro del Cabo de Gata

Las vistas desde el faro son espectaculares. A un lado, la recta e inmensa playa y al otro lado el mágico Arrecife de Las Sirenas, que desde siempre me ha fascinado y que supone uno de los iconos del Parque. De hecho, hay un mirador desde donde se pueden disfrutar de ver calas, las rocas puntiagudas (antiguas chimeneas volcánicas) y los acantilados. Yo creo que sería capaz de quedarme allí por siempre…

Arrecife de las Sirenas

Arrecife de las Sirenas

La historia de este lugar cuenta que antiguamente podían verse focas monjes en estas rocas, y que los pescadores confundían sus sonidos con los cantos de las sirenas, y de ahí su nombre. A mí me gusta pensar que ahí puede haber sirenas de verdad…y así se lo cuento a los lilliputienses. Una pena que ya no podamos ver ninguna de estas focas. Hay un caminito que baja hasta el arrecife aunque yo no me he atrevido a bajar con los peques.

La visita al faro es un imprescindible del Parque y si vas con niños aún más. Subir en paralelo al acantilado es una auténtica aventura que culmina con la visión del faro. El Faro da pie a múltiples historias. Desde el propio funcionamiento y misión del mismo, hasta cuentos e historias varias de piratas y sirenas, todo depende de lo que tu imaginación quiera fabricar para ellos.

Mirador de las Sirenas

Mirador de las Sirenas

Desde donde aparcas has de hacer una pequeña subida (con unos escalones “interesantes”) hasta llegar a los pies del faro. Y desde allí, luego bajar un poquito hasta el mirador de las Sirenas, donde además de la espectacularidad del paisaje, los múltiples candados en la verja llamarán la atención a los más pequeños.

Candados en Faro Cabo de Gata

Recomiendan especialmente visitar el Faro a la hora del atardecer, aunque nosotros aún no lo hemos hecho. ¡Ea! ¡Ya tenemos excusa para volver de nuevo!

¿Os apetece una escapada a Cabo de Gata?

¡Que tengáis un gran martes!

por

Hay 4 comentarios

  1. Escrito por María José (Con los niños en la mochila) el 24 Febrero, 2015

    Que post más chulo. Yo estuve buscando información sobre el faro y el arrecife de las sirenas para una escapadita que hicimos el año pasado. Pero al final solo estuvimos en la playa del Monsul así que tengo muchas ganas de volver y seguir descubriendo este fantástico parque.

    Un besote. 🙂

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 25 Febrero, 2015

      Es una zona chulísima. A nosotros nos encanta, aunque cierto es que cada vez hay más gente en verano especialmente y ya no está tan tranquilito como en épocas anteriores. Pero Cabo de Gata es único! Tienes que volver pronto! Y nosotros también!

  2. Escrito por Yolanda el 25 Febrero, 2015

    Hola. Enhorabuena por tu página. Queremos ir este verano por esa zona y estamos buscanco alojamiento. ¿Conoces algún alojamiento que nos puedas recomendar? Muchas gracias.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 26 Febrero, 2015

      Hola! Depende mucho de que tipo de alojamiento quieras claro. Nosotros hemos ido bastantes veces a Los Escullos: http://www.losescullossanjose.com/ y nos ha ido genial. En la zona tienes hoteles más grande como el Barceló Cabo de Gata. Y también hay una gran multitud de casas rurales, y apartamentos más pequeños que si vas con niños también te pueden venir bien. Yo utilizo airbnb.es para buscar apartamentos. YA me contarás! Un saludo y gracias por pasar por aquí!

Deja un comentario

children footer