Transporte en el viaje a Amsterdam / Holanda

2 comentarios
Transporte en Ámsterdam

En este artículo pretendo contaros nuestra experiencia con el transporte en Ámsterdam, durante el viaje que hicimos a esa ciudad con los niños.

Ya hemos analizado otros aspectos como la accesibilidad en esta ciudad y ahora es el turno del transporte. El transporte es uno de los aspectos más importantes a tener claro cuando llegas a un destino. “Vale, ya he llegado pero ahora…¿cómo me muevo aquí?”. Y si vas con los lilliputienses aún más, ya que normalmente los trayectos se hacen más largos y pesados.

Para ello, para hablaros de como gestionamos el transporte en Amsterdam / Holanda os hago el siguiente esquema: 1. Viaje a Amsterdam; 2. Transporte en Amsterdam. 3. Transporte desde Amsterdam a otros lugares de Holanda y Bélgica.

¿Cómo organizamos nuestro transporte en Ámsterdam?

1. Llegada a Amsterdam.

Avión. Utilizamos Vueling. 1 maleta facturada y 2 mochilas de equipaje de mano. Sin problemas en ninguno de los trayectos. Reservamos los asientos on line. El embarque se produjo de manera ordenada por la posición de los asientos, desde la parte trasera hasta la delantera lo que ayudó bastante en el pequeño caos que se produce siempre a la hora de la entrada en el avión. En ambos trayectos se retrasó un poco el vuelo.

Cómo llegamos a Amsterdam bastante tarde para los niños (casi a las 0:00), cogimos un taxi para llegar desde el aeropuerto de Schiphol hasta el apartamento, ubicado en Mercatorplein (zona Oeste, en De Baarsjes). Si queréis ir sobre seguro, podéis reservar los taxis previamente en la página web del aeropuerto. Debéis conocer el código postal del lugar adonde vais y debeis pagar el servicio por adelantado en al mostrador de Schiphol Transfer Assistance (STA), el cual está en el vestíbulo del aeropuerto. Por esta reserva te cobrarán entre los 35 y 45€, depende de la dirección a la que te dirijas. Te dan la opción de reservar un taxi para tí solo (Private) o compartido con otros. Normalmente, si viajas con niños, la opción de compartir es muy difícil dependiendo del número de personas que vayáis y de los trastos que transportéis. Si no lo has reservado con antelación, dirígete a la parada oficial que hay a la salida del vestíbulo principal del aeropuerto para coger uno.

Debo indicarte que nosotros NO reservamos el taxi, lo cogimos directamente en la parada oficial, y curiosamente, nos costó algo más barato. En concreto, el precio de la carrera en el taxi privado desde el aeropuerto hasta Mercatorplein (justo al lado de Rembrandtpark) fue de 32€. La “carga” era de 2 adultos, 2 niños 1 maleta grande; 2 mochilas de mano y 1 carrito doble gemelar. El taxista consiguió ubicarlo todo a la perfección. Tardamos unos 20 minutos.

No cojáis taxis que no sean oficiales, especialmente si vais con niños.

Sin embargo, para la vuelta, el trayecto Mercatorplein – aeropuerto lo hicimos en tranvía hasta Amsterdam Centraal (línea 13) y desde allí en tren hasta el aeropuerto. El billete de tren lo compras en Amsterdam Centraal (en un mostrador específico para ir al aeropuerto). En Amsterdam Centraal, por supuesto, tienes ascensores habilitados para llegar hasta los andenes. En el tren, te recomiendo que subas por el vagón específico para minusválidos, donde encontrarás sitio específico para ubicar el carrito sin tener que plegarlo así como 2 asientos disponibles para vosotros. Este espacio está ubicado justo al lado del servicio. Si los asientos ya están ocupados por alguien que lleva carrito, siempre puedes dejar el carrito con el freno puesto e irte a los asientos habituales.

Si quieres ver otras posibilidades de transporte te recomiendo mires el blog www.visitarholanda.com. En general, este blog es muy clarificador para organizar tu viaje a Holanda, así que si puedes, no dejes de echarle un vistazo.

2. En Amsterdam.

Transporte público.

Amsterdam es una ciudad en la que el transporte público funciona realmente bien. Tienes una magnífica red de tranvías y autobuses con la que puedes llegar a cualquier sitio. La página de información de tranvías y autobuses la tienes aquí.

Nosotros, para desplazamientos en la ciudad utilizamos fundamentalmente el tranvía, por la comodidad de la existencia de una entrada específica para minusválido y zona habilitada para dejar el carrito sin plegarlo y sin sacar a la niña, y además sentarte al ladito. Hay una gran diversidad de bonos para tranvía con diferentes precios según su duración (24, 48 y 72 horas). En general, nosotros los encontramos caros y difícil de amortizar. El billete individual (de 1 hora de duración) cuesta 2,60 € y los niños menores de 4 años no pagan. Debes validar el billete pasándolo sobre unas maquinitas que hay dentro del tranvía a la entrada y a la salida de cada tranvía, si no lo haces, no es válido para la duración que lo has comprado. Nosotros normalmente cogíamos 2 tranvías al día, con lo que nos salía más barato comprar dos billetes individuales que el de 24 h. Como mis niños son de 1 y 3 años, no pagaban. El billete de 24 horas sale rentable a partir de los 3 tranvías al día. Los billetes puedes comprarlos en estancos o en el propio tranvía.

Te cuento la anécdota de una vuelta a casa en la que al subirnos al tranvía y pedirle al vendedor de tickets 2 billetes, nos dijo que se le habían acabado los tickets y que por consiguiente, viajábamos gratis sin problema!

También podeis encontrar una gran descripción de los tipos de billetes en este enlace.

Otra opción que utilizamos un día es el barco hop on – hop off, con el cual te desplazas por los canales de Amsterdam. Es un barco – autobús, en la que con el billete diario puedes montarte todas las veces que quieras y seguir una serie de rutas establecidas a través de los canales. Es muy caro (20€/adulto, niños menores de 3 años no pagan y entre 4-12 años tienen tarifa reducida) y al final, nos resultó muy pesado porque aquí si tienes que plegar el carrito para subir y bajar. El carrito lo pliegas y lo dejas en la parte trasera del barco, donde hay un poquito más de espacio. A día de hoy os recomiendaría que para dar una vuelta por los canales utiliceis otro medio. Sin embargo, he de decir que a mi niño de 3 años le encantó.

Bicicletas.

Cuando llegues a Amsterdam, una de las cosas que más te sorprenderán son las bicicletas. Y por más que te digan hasta que no lo veas, no lo entenderás. Por supuesto, si estás habituado a ello (y esto es importante) lo más fácil es desplazarte en bicicleta. Puedes ir a TODOS sitios en bicicleta. Y no importa que lleves peques. Hay una amplia gama de “dispositivos” a incluir en tu bici para su transporte. Nosotros cogimos una sillita trasera para el mayor y una delantera para la pequeña. Incluso si tu enanillo es muy pequeñito y quieres llevarte el portabebés puedes utilizar (todo esto debes reservarlo con tiempo) una bici con un cajón delantero donde puedes llevar el portabebés. Vimos varios así en Amsterdam. Este cajón tiene la ventaja de que te permite llevar el portabebé con lo que el pequeñito puede echar la siesta cuando lo necesite.

Es una pasada como utiliza la gente la bicileta. Una curiosidad: nuestro bloque de pisos (y creo que así son la mayoría de edificios allí) disponia de un garaje exclusivo para bicicletas. En bicicleta se circula tanto si llueve como si hace sol, sólo, en tándem, con niños, con la compra hecha, con el paraguas abierto para no mojarte, mientras hablas por teléfono…vamos, tanto en traje de chaqueta como en calzoncillos (no es broma, nosotros vimos a un individuo en calzoncillos circulando en bicicleta!).

Coche.

En Amsterdam, es un auténtico incordio circular con coche dentro de la ciudad. Simplemente, la circulación no está pensada para coches. El tráfico es limitado para estos vehículos, el combustible es muy caro, y no tienes zonas de aparcamiento gratuito. Los pocos lugares habilitados para el aparcamiento de coches en las aceras son todos de pago, luego si alquiláis coche debeis añadirle al coste del alquiler el coste del aparcamiento. Nosotros estuvimos 3 días con coche alquilado y cada noche, el pago del aparcamiento era aproximadamente 10€ (dependía de la hora a la que aparcabas el coche). Si vas a Amsterdam con coche propio puedes utilizar los Park&Ride que hay en las afueras de la ciudad. También puedes encontrar la información en http://www.visitarholanda.com/aparcando-en-las-afueras-de-amsterdam-con-el-pr/.

3. Trayectos Amsterdam – resto de Holanda y Bélgica.

Por otro lado, para viajar desde Amsterdam a los pueblos cercanos puedes hacerlo en tren y autobús fácilmente. Dependiendo del lugar, puedes buscar la combinación más fácil. En cada una de mis excursiones puedes encontrar la opción que elegimos nosotros. Para algunos destinos más alejados de Amsterdam (como la Haya, y De Efteling así como nuestras incursiones en Bélgica) utilizamos el coche. La circulación en autovía es fácil, aún sin GPS. La red de carreteras está dispuesta en forma de cuadrículas y los puntos de cruce (Knoppunt) son la referencia para cambiar de dirección. Eso sí, debes hacerte de un buen mapa de carreteras.

Bueno, el post ha salido muuuuuy largo!. Espero como siempre que os resulte útil.



Booking.com

por

Hay 2 comentarios

Deja un comentario

children footer