El bonito recorrido de Las Fuentes del Algar (Alicante)

sin comentarios

Las Fuentes del Algar (Les Fonts de l’Algar), es uno de los lugares que más nos sorprendió cuando visitamos este verano la zona de Jávea en Alicante.

Están ubicadas en el termino de Callosa d’en Sarriá, a tan solo 3 km de su centro urbano y a unos 15 km de Benidorm, y se trata de un espacio declarado como Zona Húmeda Protegida por el Gobierno Valenciano en 2002. Constituye una especie de parque temático “del agua” realizado alrededor del cauce del río Algar, donde se combinan zonas naturales con servicios turísticos (restaurantes, piscinas, merenderos, parking, oficina turística, aseos, etc.).

En realidad, se trata de un itinerario de 1,5 km de longitud a lo largo del cauce del río, en el que encontrareis zonas de baño (espectaculares), cascadas, fuentes, una antigua presa, canales y en definitiva toda una serie de recursos organizados alrededor del agua. Durante todo el recorrido se puede además observar el paisaje kárstico que se ha ido originando a lo largo del tiempo sobre la roca caliza, personaje principal de todo este paisaje.

Las Fuentes del Algar

Al acercaros a esta zona y entrar en el recinto observaréis una gran cantidad de restaurantes a ambos lados del camino-carretera que os lleva al acceso del recorrido. Muchos de ellos tienen piscina que se puede utilizar si coméis en ellos, así como parking privado. Pero si seguís hasta el final del camino llegaréis a una zona de aparcamiento abierta, justo al lado de la zona de acceso, donde podéis dejar el coche de forma gratuita.

Para realizar el itinerario, necesitaréis una entrada que aunque se puede comprar de forma anticipada en la web, también se puede adquirir directamente en el acceso: 4€/adulto y 3€ niños de 4-10 años. Los niños hasta 3 años entran gratis.

LAs Fuentes del Algar

Os recomiendo que para hacer el itinerario llevéis escarpines, o en su defecto, zapatillas sujetas al pie (que no sean chanclas), ya que para las zonas de baño, se hace mucho más fácil tanto el acceso como andar por las diferentes zonas del cauce del río, y se evitan resbalamientos. Eso sí, el agua está CONGELADA. Id con la idea hecha que realmente y por mucha calor que llevéis, este calor desaparecerá en el momento que metáis tan solo un pie en el agua.

Aunque, al menos en mi caso…no hay agua fría que se nos resista (en particular a mis peques). Llevad unas buenas toallas y una muda seca, para cuando finalicéis el itinerario. Yo no esperé para cambiar a los niños y lo hice antes de llegar al coche, en la última parte del recorrido, para asegurarme que llegaban bien secos.

En mi caso, y para realizar este tipo de recorridos y actividades les sigo poniendo “flotador” a los peques, a pesar de que ambos nadan ya bien. Utilizo un cinturón de los que llevan unos prismas de corcho, y con los que ellos se sienten más seguros y yo también. Así, se mueven mucho mejor, y las cascadas, las zonas un poquitín más profundas de los cauces y hasta el propio frío del agua les afectan menos a la hora de moverse por el agua.

Zona de baño LEs Fonts de l'algar

El recorrido es incómodo para hacer con sillita de bebé. Aunque hay zonas de pasarelas y caminos por los que circula bien un carrito, también hay zonas de escaleras (en particular el tramo final) por lo que os recomendaría que no la entraseis. En nuestro caso, una de las parejas que nos acompañaban, entró su carrito de bebé y si bien realizó todo el recorrido, os aseguro que en algunas zonas como la gran escalera final les resultó muy incómodo.

Poza para bañarse

Justo tras pasar la zona de acceso os encontraréis con un pequeño bar y una zona de mesas de madera para comer. Nosotros aprovechamos y almorzamos ahí, ya que llegamos bastante tarde, puesto que habíamos pasado la mañana visitando el Castillo de Guadalest.

En teoría, esta especie de merendero es la única zona del itinerario donde se puede comer. Y digo en teoría porque una vez dentro y comenzado el itinerario vimos a mucha gente comiendo tranquilamente y haciéndose bocadillos en las zonas de baño (y eso que estaba perfectamente indicado que no se podía).

Bajada Las Fuentes del Algar

El itinerario y en general todo el lugar es MAGNÍFICO. Nos encantó. El único inconveniente quizás es la GRAN CANTIDAD DE GENTE, por lo que os recomiendo no visitarlo en fin de semana. Nosotros fuimos un día entre semana de Julio, y había muchísima gente. Sin embargo y a pesar de la gente, merece la pena. Os recomiendo que intentéis llegar temprano, todo el mundo nos lo aconsejó (¡a pesar que nosotros llegamos tardísimo!).

Una de las cosas que me sorprendió fue que para la gran cantidad de gente que lo visitaba (el día que fuimos estaba lleno y según nos contaron, estaba prácticamente así todo el verano), el recorrido a lo largo del río está muy bien cuidado y limpio. Quizás en invierno esté más tranquilo aunque entonces el atractivo del baño no lo tienes.

Cascadas en LAs Fuentes del Algar

Hay diversas zonas de baño combinadas con cascadas grandes y pequeñas, y ya os podéis imaginar lo que les gusta eso a los peques. Desde el acceso hasta la primera zona de baño, debéis andar quizás unos 10 minutos (bueno, en realidad no lo recuerdo bien) pero una vez llegado a esa primera zona de baño, ya iréis andando en paralelo al cauce del río y el agua no os abandonará. Hay pozas más profundas y de las que apenas te llegan a la rodilla como mucho, luego todos los peques podrán bañarse sin problema (salvo por el frío).

NAdando en LAs Fuentes del Algar

Nos bañamos en todas y cada una de las pozas, llegamos a las cascadas e incluso peques y mayores saltaron desde una especie de trampolín al río (vigilado por unos primeros auxilios eso sí). Entramos en cuevas, y andamos por el río. Nos congelamos y disfrutamos a partes iguales. Fue una experiencia estupenda.

Escaleras de bajada Río Algar

Nosotros pasamos solo una tarde aunque en realidad, yo os recomendaría que fueseis a pasar el día completo, ya que es un lugar estupendo para ello. El recinto además está complementado por un camping por si queréis alojaros por la zona y otro parque temático dedicado en esta ocasión a los dinosaurios: el DinoPark (de éste no os puedo dar ninguna referencia porque no lo visitamos).

Río Algar

En definitiva, un lugar muy curioso y divertido para visitarlo con peques. En particular, los más aventureros seguro que les encanta, y lo más difícil será en el momento que tengáis que decirles que os tenéis que ir!!!!

Sin duda si visitáis la zona, no os lo perdáis. Espero vuestros comentarios e historias si lo hacéis.

¡Que tengáis un gran miércoles!

por

Deja un comentario

children footer