Foto nº 9: Puente de Miraflores

sin comentarios

Esta foto, en realidad, es la que os iba a enseñar la semana pasada. Lo que ocurre es, que al final, me puse sentimental con eso de que había sido el día del padre, y a última hora decidí presentaros al padre de los lilliputienses.

Pero esta foto me gusta mucho. No porque sea especialmente bonita, ni porque estemos especialmente guapos…sino porque, a pesar de que tengo «varias» versiones de la misma foto, no hubo manera de que mi lilliputiense cerrase la boca y metiese la lengua ;-). Y es que…así son las cosas en Lilliput…

Puente de Miaflores

Foto nº 9: Puente de Miraflores. Aquí estamos, sí señor. Con el Puente Romano de fondo. Puente un poco polémico en sus inicios por el aspecto que el acero corten le confiere, aunque ahora que, ya estamos acostumbrados a ello, ha pasado a ser uno de los elementos principales de la ribera.

En uno de sus extremos se encuentra el Café Sojo, uno de los sitios de copas más emblemáticos de la ciudad, por su ubicación y estupenda terraza con vistas al río, pero de ambiente eminentemente Gulliveresco (cómo ya os imaginaréis por su clasificación como «lugar de copas»).

Está también muy próximo a la Plaza del Potro, con su Museo de Julio Romero de Torres y su Museo de Bellas Artes. Y en uno de sus extremos se encuentra la calle de la Feria, donde podéis encontrar la Iglesia de San Francisco. Como la Semana Santa ya está aquí, os cuento que desde esta iglesia y el jueves santo noche, sale el Cristo de la Caridad, conocido en Córdoba como la procesión de los legionarios, ya que es la legión la que acompaña al paso. Precioso paso y como ya imaginaréis, espectacular recorrido con la legión acompañando. A mis lilliputienses le encanta… En esta calle, además, podéis encontrar varios restaurantes y tabernas.

Ea…ya conocéis un poquito más de Córdoba. Os animo a que nos visitéis ahora en Semana Santa y disfrutéis del ambiente que por aquí se respira. Entre la la gente en la calle, el sol (seamos optimistas ;-)), los caracoles, los primeros helados (tradición obligada de la Semana Santa), las espectaculares procesiones (eso sí, hay que esperarlas con un buen finito en la mano y verlas en los sitios adecuados) y en definitiva todo lo que la Semana Santa conlleva…os aseguro que merece la pena.

¡Buen fin de semana!

Y como ya es costumbre…

Las fotos sobre plano aquí…

¿Queréis conocer la historia de estas fotos?

Echa un vistazo a… 52 semanas con papá y mamá

por

Deja un comentario

children footer