Descubriendo Gijón con niños gracias a #gijónjunior

17 comentarios

Este fin de semana hemos tenido la oportunidad de participar en el blogtrip familiar #gijónjunior, que Gijón Turismo había organizado dentro de las acciones del Plan de Competitividad de Turismo Gastronómico del Principado de Asturias. Esto nos ha permitido conocer algunos de los recursos que esta bonita ciudad tiene para disfrutar con los más pequeños.

Cimavilla

Antes de que sigáis leyendo, seguro que algun@s ya os estáis preguntando…¿qué es un blogtrip?. Un blogtrip es un viaje organizado por entidades turísticas y/o destinos para bloggers, con el objetivo de dar a conocer determinados recursos turísticos y experiencias a través de sus blogs.

Aunque ya habíamos visitado Asturias en otra ocasión, era nuestra primera vez en Gijón y he de reconocer que me ha gustado mucho. Además de un tiempo magnífico (3 de 3 días de sol), nos hemos encontrado una ciudad muy manejable (en tamaño es similar a Córdoba) y muy activa, especialmente en lo que a actividades infantiles se refiere.

La celebración del Festival FETEN 2014 (Feria Europea de Artes Escénicas para niños y niñas) en la ciudad en este fin de semana, ha llenado sus calles más céntricas de juegos, pasacalles y representaciones destinadas a los más pequeños.

FETEN 2014

Además, el completo programa de actividades de este blogtrip, organizado en dos días y medio, ha hecho que nuestros lilliputienses y nosotros hayamos vivido experiencias tan chulas como: descubrir a los tiburones toro en el Acuario de Gijón; “conducir” un tren y degustar la fabada en el Museo del Ferrocarril; inventar historias con cada cuadro y pintar un mar en el Museo Evaristo Valle; descubrir qué son los trasgos en el Jardín Botánico Atlántico, o aprender cómo se hace la sidra en un llagar.

Todo ésto, acompañado de los tranquilos paseos por el puerto o por la peculiar Cimavilla, las bonitas vistas de sus playas y por supuesto, una espectacular gastronomía hacen que la imagen que me traigo de Gijón sea la de una estupenda ciudad para disfrutar con peques.

Gijón

Poco a poco os iré descubriendo cada uno de los recursos que hemos visitado, con las correspondientes observaciones para visitarlos con niños; pero hoy me gustaría daros una visión general de mi experiencia y mis sensaciones respecto a este blogtrip. Ha sido el primero de carácter familiar que se ha organizado y en el que he participado y la aventura ha sido muy positiva.

En primer lugar, porque la organización de este tipo de eventos pone de manifiesto el interés real de algunos destinos por el turismo familiar. Y eso, como ya he comentado el alguna otra ocasión, me genera mucha alegría ya que supone que poco a poco, las familias nos vamos moviendo más y los destinos se van concienciando más de nuestras necesidades. En segundo lugar, porque he podido compartir el fin de semana con otras dos grandes familias viajeras: My Family Passport (mi compi en Travel with Kids Blogs) y Tus Destinos. En tercer lugar, porque me quito el sombrero ante Gijón Turismo y su interés por hacer participar a las familias en su concepto de ciudad y de turismo; y en cuarto lugar, porque vengo con las alforjas llenas de cosas que he aprendido, de anécdotas, y de momentos compartidos en familia.

My Family Passport, Tus Destinos y nosotros!

My Family Passport, Tus Destinos y nosotros! Foto: My Family Passport

Teniendo en cuenta que las tres familias participantes no habíamos coincidido nunca antes y que entre todos sumábamos 6 peques de edades comprendidas entre los casi 2 y casi 7 años…ha sido genial. Natural y fácil. Lo cual no penséis que es “moco de pavo”. Los peques, congeniaron enseguida y a los pocos minutos de conocerse ya estaban corriendo juntos como si así llevasen toda la vida. Además, Belén y Noemí (las organizadoras) nos han atendido en detalle a nosotros y a nuestros peques y aunque me repita, lo han hecho todo fácil.

Gijón

Los protagonistas de #gijonjunior

Me reitero, vengo con el convencimiento de que Gijón es estupendo para visitarlo con niños. Por ello, y previo a entrar en la descripción de cada uno de los recursos que hemos visitado, os dejo una relación de “historias” que nos traemos de Gijón.

Ahí queda eso…

1.- Cómo sobrevivir un día entero metidos en un tren. En concreto, 8 horas de subida y otras tantas de bajada. Es lo que tiene vivir en Córdoba y querer subir a Gijón. Y os aseguro que ha ido mucho mejor de lo que esperaba. Hemos jugado a todo lo imaginable (veo veo, los barquitos, las cartas, el tres en raya, los médicos, a pintar, a ver el paisaje, a la sagrada tablet…); hemos batido el récord de número de veces que dos niños van al cuarto de baño y a la cafetería en un tren; hemos dormido, comido y nos hemos peleado; pero también nos hemos reido. Y que al bajarte del tren una señora que iba en nuestro mismo vagón felicite a mi lilliputiense mayor por lo bien que canta…no tiene precio!

En el tren

2.- Ver cómo tu lilliputiense le prepara un regalo a Noemí nada más llegar a Gijón e incluso antes de conocerla aún, porque estaba muy contento de estar en Gijón y de recibir los regalitos de bienvenida que tan amablemente Gijón Turismo nos había dejado en la habitación del hotel. Por cierto, en este punto debo decir que mi pequeñita no consintió en quitarse en todo el fin de semana, la camiseta que le regaló LesCamisetes…

Regalo Noemí

Foto: @noemigijonturis

3.- Observar a tus peques mientras tocan alucinados a las estrellas de mar, los erizos y los pepinos de mar en el Acuario de Gijón. Y sonreir mientras ves llorar a uno de ellos porque “le ha atacado un erizo salvaje” (se pinchó al tocar el erizo). O mientras la pequeña me llamaba alucinada para que viese un huevo de tiburón. O recordar las preguntas inagotables del mayor a la guía sobre los tiburones.

Acuario de Gijón

4.- Contar las 40 veces (al menos) que los lilliputienses se bajaron y subieron de los trenes ubicados en el Museo del Ferrocarril. Y qué buena que estaba la fabada hecha en la olla ferroviaria!

museo del ferrocarril

5.- Escuchar la solución que dio mi lilliputiense al grupo ante el problema de no poder bañarse en la playa porque no nos habíamos traído bañador: “No pasa nada …nos bañamos todos “en pelotas” O_O.

6.- Reirme mientras los peques miraban embobados las enormes olas que rompían contra el muro cercano al puerto, y sobre todo, verlos volver corriendo porque se habían mojado (si leen esto las abuelas…)

7.- Los fuertes aplausos que dimos mis lilliputienses y yo en el teatro Jovellanos, porque el papá había salido al escenario a ser el ayudante del mago Mag Lari, en el espectáculo al que asistimos dentro del Festival FETEN 2014.

Yo prometo que el papá está ahí!

Yo prometo que el papá está ahí!

8.- Mi pequeñita comiendo fabada como “si no hubiese un mañana” (¿quién dijo que solo de menú infantil vive el niño?). Esta foto está borrosa, lo sé…pero os la tengo que enseñar…

Fabada

9.- A mi peque mayor señalando y preguntando para conocer la historia de cada uno de los cuadros del Museo Evaristo Valle (chapó la visita interpretada para los peques que nos hicieron)…acabó hasta bailando con la monitora en mitad de una de las salas de exposición. Además fue genial ver también a todo el grupo de peques pintando en el suelo un mar gigante de colores y con muchos animales!

Museo Evaristo Valle

10.- Que el hada Fucsia y la bruja Acacia encargadas de realizar la visita teatralizada del Jardín Botánico Atlántico llamen a mi peque mayor por su nombre y sepan que es de Córdoba y realicen la visita con mi pequeñita de la mano.  ¿Por qué sería que, entre todos los nombres de los niños, se aprenderían el de mi lilliputiense mayor? ¿Os lo imagináis?

Jardín Botánico Atlántico

11.- Qué ese mismo hada fucsia pregunte a los niños…¿Sabéis lo que es la “burrina”?. Y que mi lilliputiense conteste “la niebla”. Así, tal cual, como si supiese asturiano de toda la vida… Y es que nos dejan un par de días más y nos hacemos asturianos de adopción!

12.- Ver a la pequeña salir disparada de cabeza de un tobogán-tubo en el Jardín Botánico Atlántico…aún no sé por que se tiró de cabeza jaja.

13.- Ver como los protagonistas de #gijonjunior acaban metiendo sus cabezas en un depósito de elaboración de sidra o montados encima de un manzano. La visita al llagar de Begoña Medio en la zona de Deva, incluido en la ruta de la sidra, y de carácter familiar fue genial. Conocimos el proceso de elaboración de la sidra, probamos la sidra (espectacularmente buena y mucho más dulce que todas las que había probado hasta entonces) y el calvados (fuerteeee) e intercambiamos impresiones con Begoña y su padre. Me encantó.

Foto: @noemigijonturis

Foto: @noemigijonturis

llagar

14.- La vista de la playa de San Lorenzo, después del paseo por Cimavilla y tras pasar por la plaza mayor. Preciosa.

playa san lorenzo

15.- La frase de mi pequeñita la noche que volvimos, cuando ya acostada, en su cama y bien tapada con su nórdico afirmó, toda ella muy convencida: “Mamá, en casa estoy muy bien pero…yo quiero ir más veces a Gijón”. Creo que es un buen resumen al fin de semana jaja.

Buf…han salido 15 historias…tenéis para rato. Y lo peor es que podría contar muchas más. El fin de semana ha dado para mucho.

Muchas gracias a Gijón Turismo por su interés en el turismo familiar.

Y gracias a Belén y Noemí por toda su atención, paciencia y buena organización.

Mi familia y yo volveremos pronto a Gijón.

Pronto os contaremos más…

¡Que tengáis un buen miércoles!

por

Hay 17 comentarios

  1. Escrito por Con los niños en la mochila (Mª José) el 19 Febrero, 2014

    ¡¡¡Que guay, Pili!! Se nota que lo habéis disfrutado mucho. 🙂 Me alegra saber que las entidades turísticas van fomentando el turismo familiar. Nosotros tampoco conocemos Gijón, pero después de leerte me dan unas ganas de ir…
    Un beso. 🙂

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 19 Febrero, 2014

      Ha sido un finde muy chulo. A nosotros nos ha gustado mucho la ciudad.
      Puede ser un buen centro de operaciones para visitar la zona despacio :-D. La niña bonita de Asturias (así la llaman porque en tamaño es la número 15 de todo Asturias) es muy buena opción para ir con peques. Un besito grande y gracias por pasar por aquí!!!!!!!

  2. Escrito por paparracho el 19 Febrero, 2014

    Ay, amiga, cómo me ha emocionado leer este post en el que hablas con tanto cariño de nuestra siempre añorada ciudad. Es genial ver cómo hablas de Gijón y cómo la han disfrutado los peques. Es cierto que habéis tenido mucha suerte al coincidir con Fetén, tener buen tiempo y un programa de actividades tan completo, casi diría que imposible de mejorar para dos días y medio, aunque aún os quedarían cosas por hacer.

    Si la sidra te pareció tan dulce igual se trataba de “sidra dulce”. Es el zumo de la manzana recién mayado (nada más machacar la manzana) y antes de que empiece el proceso de fermentación que lo convierta en sidra propiamente dicha. Riquísimo, pero sólo aguanta unos días antes de empezar a ponerse ácido y, cuidado, da cagalera si se abusa!

    Y lo de la pequeña diciendo que quiere ir más veces a Gijón… :_) No sabes cómo lo entiendo. Cada vez que veo al guaje preguntarme que cuándo vamos a Gijón, que quiere ir más, ver cómo se le ilumina la cara al decirle que vamos a ir este fin de semana… pensaba que era principalmente porque allí tiene a sus abuelos, a primas, etc, pero quizás sea también por la cantidad de cosas que hace allí de forma ordinaria que son más difíciles de realizar en una ciudad tan grande como Madrid.

    En fin, no sé qué más decir de momento. Que espero ansioso el resto de entradas. No me las pierdo por nada del mundo. Muchos besos para todos!

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 21 Febrero, 2014

      Pues nada…si lo dice la niña, habrá que ir más veces a Gijón! Que además, por lo que cuentas tengo que aprender muchas cosas de la sidra aún 😀 Tendré que hacer un curso intesivo degustando todos los tipos que haya…lo de las cagaleras…bueno, eso ya lo apañaremos como podamos.
      Hijo que bien que ya conozco tu tierra!…Hala! Es tu turno ahora! jajaja
      Un beso gordo para los cuatro!

  3. Escrito por mamanatas el 19 Febrero, 2014

    Jo, me tienes al borde de la lágrima. Me encanta que os haya gustado tanto Gijón y que os lo hayáis pasado tan bien en nuestra tierra.
    Hay un poco de trampa porque, como dice paparracho, el tener buen tiempo, el coincidir con Fetén y el que os hayan cuidado tanto desde Gijón Turismo no siempre ocurre pero está claro que es una ciudad muy manejable y que tiene una buena oferta cultural tanto para pequeños como para mayores.
    Espero de verdad que se cumpla una cita con vosotros ya sea en nuestra ciudad o en la tuya, que también tiene tela. Y espero que esta cita sea relativamente pronto!!
    Muchos besos!!

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 21 Febrero, 2014

      Viva la trampa! :-D. Bueno hay una cosa que me quedó por ver. Y es el Elogio del Horizonte de Chillida. Se nos hizo muy tarde paara coger el tren de vuelta y no lo vimos!!!! Ea…ya tengo que volver. Y la próxima, os peguntaré antes para asegurarme que estáis por allí y que nos podéis invitar a una “sidrina”.
      Un beso!

  4. Escrito por MMar ConPeques el 19 Febrero, 2014

    ¡Qué chulo! Nosotros estuvimos en Gijón hace 6 años, con nuestra grande de bebé -apenas 6 mesecillos- y me gustó mucho. No fuimos a los sitios típico de niños porque la niña era peque aún, pero me encantó pasear por sus calles, probar la sidra y relajarnos con el Elogio del Horizonte de Chillida.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 21 Febrero, 2014

      Pues ya tienes una excusa para volver! 😀 Ahora tenéis que ir con las tres! jaja. La verdad es que Asturias entera es fantástica, para irse sin tener fecha de vuelta. Un beso bien grande!

  5. Escrito por Sandra (My Family Passport) el 21 Febrero, 2014

    Qué bien lo pasamos!!! Gracias por recordar todas las anécdotas y sacarme una sonrisilla con ellas 🙂

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 21 Febrero, 2014

      Y todavía tenemos guardadas unas pocas más en la memoria!!!! jajaja Que para reunir a tanto peque hay que tener valor! Muchos besos!

  6. Escrito por Ester (mipequenogulliver.com) el 21 Febrero, 2014

    Qué bien lo habéis pasado! Qué envidia! He estado varias veces en Gijón, cuando aún no tenía a mis niños y es una ciudad que me encanta y eso que no he visitado la mayoría de los sitios donde habéis estado. Probar la sidra reciente no tiene precio, pero no intentes bajártela a Córdoba, dicen que según la sacas de Asturias se estropea! Un abrazo.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 2 Marzo, 2014

      Pues a volver pronto! La verdad es que no nos la traimos pero estoy segura que no puede estar igual de buena que bebiéndola en tierra asturiana! jajaj Un besito!

  7. Escrito por jose el 27 Febrero, 2014

    La sidra te aguanta perfectamente, yo me traigo a Córdoba 2 cajas todos los veranos, de nuestras vacaciones, y asi la disfrutamos más tiempo. Nos encanta visitar Asturias,sobretodo Taramundi y Quirós, es una tierra fantástica.

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 2 Marzo, 2014

      qué bien! Es estupendo saberlo! Nosotros en esta ocasión no nos trajimos. Aunque la verdad, es que beberte el culín de sidra, bien escanciada y en territorio asturiano…¡no tiene precio!
      Muchas gracias por pasar por aquí! 😀 Un saludo!

  8. Escrito por Iratxe el 30 Diciembre, 2016

    Buenos días
    Estamos pensando en una escapadita este puente de reyes y después d leer todo esto nos estamos animandova ir a Gijón, un sitio cerquita d Orduña( Bizkaia) que es de donde somos nosotros.
    Te agradecería si me pudieras aconsejar donde nos podríamos alojar.somos un matrimonio con dos niños d 7 y 2años.
    Muchas gracias por compartir tus experiencias.

    Un saludo
    Iratxe

    • Escrito por Bienvenidos a Lilliput el 30 Diciembre, 2016

      ¡Hola Iratxe! Nosotros nos alojamos en el Hotel Silken Ciudad Gijón, justo al lado de la estación de tren. La verdad es que estuvimos muy bien y cómodos. Gracias por pasar por aquí! Y muy Feliz Año Nuevo!

Deja un comentario

children footer