Camping Vinyols Camp en Tarragona

2 comentarios

Tras la aventura del primer fin de semana de mayo en el 1er Encuentro de Familias en Ruta, deseando estaba de contaros en una entrada, uno de los grandes descubrimientos que hice. Este gran descubrimiento fue el alojamiento donde pasamos los tres días y que además, fue el lugar donde se celebraron también las charlas y talleres del encuentro. Un lugar que me pareció fantástico para ir en familia. Se trata del Camping Vinyols Camp.

Me gustó su ubicación. Está en Tarragona, entre las localidades de Reus y Cambrils, en un pueblito pequeño llamado Vinyols i els Arcs, que se encuentra a escasos 10 km de las playas de la Costa Dorada y a 15km de Port Aventura. En esta época (mayo) el pueblo se veía muy tranquilo. Según hablamos con la gente de allí, esa tranquilidad se mantiene durante la época de verano, lo cual me pareció fantástico para ir en familia. Con la fantástica ubicación del camping, estás a un paso de las playas, pero tú puedes decidir cuando quieres tranquilidad o cuando quieres el «jaleo» de la playa en Agosto. Para mí eso es muy importante.

camping

El camping dispone de zona de acampadas para tiendas, caravanas y una zona de cabañas de madera. Y todas ellas de enorme amplitud. Nosotros nos alojamos en una cabaña de madera y en general, nos gustó mucho. La casita es grande, con espacio para 5 personas (1 salon-cocina, cuarto de baño, 1 dormitorio con cama de matrimonio, otro con 2 camas y una quinta cama en el propio salón-cocina que hizo también las funciones de sofá ;-)). Destaco especialmente los 2 grandes armarios de los que disponía la casita, y el porche en el que se cenaba en la gloria.

zona de cabañas

Cabaña

La zona de acampada, también es muy grande (creo que nos hablaron de una extensión de 2 has) y me gustó mucho por la gran sombra que proporcionan los avellanos por los que están cubiertas la parcelas. La zona de caravanas… no la vi!!!!! aunque me comentaron que las parcelas iban un poco justas de tamaño :-(.

Lo que me sorprendió enormemente es que, a pesar de estar completo el camping durante ese fin de semana, la tranquilidad, el silencio, y en general, la sensación de intimidad (al menos en la zona de bungalows) era alucinante. Me encantó…no oía más que a las ranas de la charca croando sin parar! 😉 (esta sensación en absoluto la he tenido en otros campings…).

Las instalaciones y actividades del camping son especialmente buenas para ir con niños.

Al acceder al camping, lo primero que vimos fue la zona de parking que terminaba en un apartado donde se encontraban un caballo, un burro y un poni… un muy buen comienzo para los lilliputienses, que nada más entrar ya iban diciendo que el sitio les gustaba mucho ;-).

A continuación, el edificio de recepción, que alberga también a la zona comedor y bar restaurante con comida casera y ecológica y opción de menú vegetariano, así como a una sala grande en la que se celebraron las charlas del Encuentro. Junto a este edificio, hay una zona de columpios, arenero, con juguetes mil para que los peques jueguen sin parar. Ésta era la zona en la que por defecto, podías encontrar a los lilliputienses…si no los veías…allí estaban, jugando con otros peques.

Arenero

Me gustó mucho el campo de frutales, que además cuando llega la época, está a libre disposición de las personas que se alojan allí, por lo que puedes recoger la fruta que necesites y te apetezca. Es genial. La finca en su totalidad, de unas 5 has, recibe el nombre de finca Maspubills, y es cultivada de forma ecológica (frutales, avellanos y olivos). También disponen de una granja pequeñita, un huerto, y una charca bien poblada por ranas que era todo un espectáculo para los peques, y es que las ranas, no me veáis como se las gastaban… Además, disponen de caballos, un burrito y un poni.

Además, el camping organiza actividades muy orientadas a las familias: visitas guiadas a la granja en las que los lilliputienses pueden dar de comer a los animales o recoger los huevos de las gallinas, ocas o patos; paseos en poni para los más pequeños, gymkanas para toda la familia en los exteriores del camping… etc. Queda decir que tanto el huerto, como el campo de frutales y la granja son ecológicas.

paseo en poni

Descubriendo el caballo

Y como no…una muy buena piscina, que abrieron la temporada justo ese fin de semana y que por supuesto, mis lilliputienses estrenaron…

Piscina

 Me gustó mucho descubrir este lugar. Creo que es un muy buen lugar para alojarse con tus peques. Eso sí, cuando os vayáis a dormir, al menos si os alojáis en la zona de bungalows, cerrad bien las ventanas que las ranas de la charca os dedicarán una fantástica serenata todas las noches. Mis lilliputienses alucinaban… 😀

Un alojamiento en plena Costa Dorada, sencillo, acogedor y preparado para disfrutar al máximo con nuestros lilliputienses. Estoy segura que…. volveremos algún día!!!! Apuntároslo en vuestra lista 😉

¡Feliz lunes!

por

Hay 2 comentarios

  1. Escrito por Un Mundo Para 3 el 13 mayo, 2013

    Nosotros vamos muchos de campings, nos gusta!! Hemos viajados así en familia por toda Europa y la verdad es que mola mucho y mas para los crios, después de un largo dia de visita, llegar y preparar la cena y que el crio pueda jugar tranquilamente por el camping mientras nosotros hacemos la cena, genial!!
    Un fuerte abrazo!

  2. Escrito por MMar el 13 mayo, 2013

    Ya te he comentado que me encantó ese camping para ir con las niñas, porque era muy relajante y porque ellas lo pasaron genial con la granja y las actividades. Nuestro tipo de viajes es de parar poco en cada sitio, y por eso sólo estuvimos una noche, pero es perfecto para pasar allí unos días, ir a la playa, a Port Aventura y desconectar…
    Eso sí, lo de la zona de acampada es cierto: para las autocaravanas es incómodo maniobrar, porque la zona es estrecha, pero para los bungalows y tiendas es una pasada.
    Muy recomendable! http://conpeques.wordpress.com/2012/07/23/camping-vinyols-camp-vinyols-tarragona/

Deja un comentario

children footer