Algunas ideas para disfrutar de Terres de l’Ebre (Tarragona) con niños

sin comentarios

Este año, nuestra escapada de Semana Santa ha sido a Terres de l’Ebre, en Tarragona. Ya sabéis que somos amantes de Cataluña, y que siempre que podemos nos escapamos allí. En general, es un destino que nos gusta mucho disfrutar en familia y en el que ya hemos hemos visitado la zona de Costa Brava, la Costa Dorada y la zona del Pirineo. Sin embargo, ésta ha sido nuestra primera vez en Terres de l’Ebre y os aseguro que ha sido un auténtico descubrimiento. De hecho, estamos seguros que no será la última.

Y es que la zona de Terres de l’Ebre era para nosotros una gran desconocida. Ubicada al Sur de Cataluña, toma su personalidad del curso bajo del Río Ebro, como ya os habéis podido imaginar. De hecho, podréis encontrar una gran cantidad de actividades que tienen al río como protagonista, involucrándolo en la vida diaria de esta bonita región.

Por nuestra parte, y tras esta breve escapada, volvemos con la imagen de una zona de Naturaleza espectacular (no en vano podéis encontrar 2 Parques Naturales en ella y ha sido declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco), y con un montón de recursos para los que viajamos en familia.

Por ello, os quiero dejar aquí mi personal resumen de ideas para disfrutar de Terres de l’Ebre si viajáis en familia. Posteriormente os iré contando en detalle cada una de estas actividades pero de momento, esto os ayudará en caso de que estéis planificando alguna visita a la zona. Muy recomendable.

Aquí tenéis los diferentes lugares que recorrimos. Para recorrerlos tuvimos un coche de alquiler (Con Sixt) con el que nos movimos por toda la zona.

QUÉ HACER EN TERRES DE L’EBRE CON NIÑOS (TARRAGONA) 

1- NAVEGAR POR EL RÍO EBRO A BORDO DEL LLAGUT LO ROGET.

Los llaguts eran embarcaciones tradicionales que han sido utilizadas durante siglos en el Valle del Ebro, encargados de transportar mercancía de un punto a otro de la comarca. En la actualidad, la réplica de Lo Roget realiza viajes turísticos entre Ascó y García atravesando el río Ebro y sus bellísimos paisajes, en concreto el llamado el Paso del Asno.

Lo Roget, Terres de l'Ebre

Nosotros realizamos el trayecto por la mañana, y os lo recomiendo especialmente si vais con niños pequeños, ya que se trata de un tranquilo paseo en el que los peques podrán moverse por toda la navegación y os aseguro que lo disfrutarán al máximo. Según vimos, el trayecto puede realizarse una vez por la mañana y otra por la tarde, así que consultad los horarios en caso de que estéis interesados.


RECOMENDACIÓN CON NIÑOS:

Llevad unos buenos prismáticos. Iréis divisando muy diferentes tipos de aves, que tienen su hogar en los magníficos bosques de ribera del Ebro. Y a los niños les encantará.


2- TALLER DE CERÁMICA PARA LOS NIÑOS.

¡Esta fue, según mis hijos la actividad más divertida de todo el viaje!. Cerámicas Avante es un negocio tradicional, de 7 generaciones de alfareros que trabajan todas su obras a mano (y con muchísimo cariño) utilizando barro natural.

El taller está ubicado en Benissanet, acompañado de una bella tienda donde no podréis resistir a la tentación de llevaros algo a casa. En su web podréis conocer toda la historia de la familia, pero aún no tienen colgadas las fechas de los talleres. Si estáis interesados en participar en alguno (y creedme, si vais con niños pequeños, lo estáis), lo mejor es que contactéis directamente con ellos a través de teléfono o correo electrónico y pidáis información sobre cuando se realizan.

Durante el taller, todos pudimos conocer la actividad, tocar el barro, probar el torno (super divertido) y hacer nuestras propias piezas. Además, las piezas que hagas luego las cuece Jordi y te las manda a casa, para que puedas usar tus propias obras de arte. ¡Muy chula la experiencia y sobre todo, divertida!.


RECOMENDACIÓN CON NIÑOS:

¡Llevad ropa que no os importe que se manche! De hecho, cuanto más se manchen, más se divertirán, así que no perdáis la oportunidad de ensuciaros todos con el barro.


3- DESCENSO EN PIRAGUA POR EL RÍO EBRO.

Otra de las magníficas aventuras que nos esperaban en Terres de l’Ebre fue el descenso en piragua por el Río Ebro. El tramo que hicimos, dirigidos por Enblau, fue magnífico para hacer en familia ya que era muy tranquilo, y todos pudimos disfrutar del recorrido. Además, también es otro de los momentos en los que se pueden observar todas las aves que visitan y habitan los bosques de ribera de este bello río.

La actividad es apta para cualquier edad ya que el tramo es muy tranquilo, y todos iréis con vuestros chalecos de flotabilidad. En nuestro grupo, había 3 familias con niños de edades desde 5 a 10 años, pero incluso con menos edad lo hubiesen podido realizar sin problema.

Foto: Mi Pequeño Gulliver

Como recomendación, lo ideal es que llevéis escarpines, o en su defecto unas zapatillas que no sean chanclas y que no os importen que se mojen. A lo largo del recorrido se hace una parada en una pequeña islita, y para bajarse y andar es mucho más cómodo con los escarpines. También debéis llevar bañador, y quizás una camiseta encima y crema solar para protegerse del sol. Si tenéis cámara acuática, es un gran momento para hacer fotos. Móviles y otro tipo de dispositivos ¡mejor que se queden en el coche!


RECOMENDACIÓN CON NIÑOS:

Las piraguas pueden ser de 2 o de 4 personas. Para una familia de 4 miembros como la nuestra, podéis ir todos juntos en la misma piragua. Nosotros así lo hicimos, y fue genial. Los dos niños se pusieron en medio, y los adultos nos pusimos en los extremos (y llevábamos los remos). Para los niños más mayores quizás les guste más vivir la experiencia de llevar también los remos y pueda ser más interesante coger una piragua de dos. En cualquier caso, habladlo con los monitores y así ellos os aconsejarán.


4- NADAR CON ATUNES EN L’ATMELLA DEL MAR

La experiencia más espectacular de toda nuestra visita a Terres de L’Ebre. Desde L’Atmella del Mar puedes hacer esta excursión en catamaran que te llevará a alta mar, a las piscinas de atunes de Tuna Tour Experience, y en el que podrás descubrir el verdadero tamaño de un atún rojo. Tras un trayecto de unos 30 minutos llegarás al conjunto de piscinas donde se cría atún rojo para su posterior comercialización.

A pesar de lo impresionante que es ver de cerca un atún y en su propio medio, os aseguro que esta actividad es apta para todas las edades, siendo el único requisito para realizarla SABER NADAR. Ataviados con trajes de neopreno, os aseguro que vivimos unos de los momentos más “emocionantes – madre mía – no me lo puedo creer” de todo el viaje. Podéis leer la experiencia con todos los detalles en este post.


RECOMENDACIÓN CON NIÑOS:

Aunque los niños sepan nadar en el catamaran os pueden dar chalecos de flotabilidad para ellos, para que, en caso de que se cansen de nadar, puedan estar tranquilos porque “no se hunden”. Previo a la experiencia, buscad información sobre el atún y sobre el tamaño que puede llegar a tener. Por mucho que los peques se imaginen (bueno y vosotros), os impresionará el tamaño de estos peces. ¡¡Aquí si que es imprescindible una cámara acuática!!


5- RECORRIDO EN BICICLETA POR LA VIA VERDE TERRES DE L’EBRE

Una de las actividades que a mí más me gustaron. El paisaje es increíble y todo el recorrido es apto para hacerlo en familia (al menos el tramo que hicimos nosotros) y con niños pequeños ya que, ¡todo es cuesta abajo!.

La Via Verde de Terres de l’Ebre tiene una longitud de 49 km y su recorrido va desde Tortossa hasta Arnés-Lledó. En nuestro caso, hicimos el tramo que comprende desde Prat de Comte hasta Horta de Sant Joan, 14 km de tramo plano, en el que atravesamos puentes y túneles (en la vía verde hay un total de 40 túneles); y estuvimos acompañados de un paisaje espectacular. En nuestro caso, alquilamos las bicis en Prat de Comte con Esgambi.


RECOMENDACIÓN CON NIÑOS:

¡Atravesar los túneles es toda una aventura! Recordad id siempre por mitad del camino para evitar posibles caídas y haceros con alguna linterna o posible iluminación para cuando los atraveséis, ya que en algunos de ellos no hay iluminación y los peques pueden desorientarse un poco al entrar.


6- VISITA A LA RESERVA NATURAL DE SEBES

Imprescindible lugar para conocer al “auténtico” río Ebro, tal y como se conserva desde que el proceso de industrialización de la zona hiciese que se abandonasen los cultivos para dejar al río y a los bosques de ribera campar a sus anchas. Se trata de una zona de humedales en la que en la actualidad se pueden observar una gran diversidad de aves, y donde han encontrado hogar los famosos caballos de la Camarga. Estos caballos, de color blanco y de anchas pezuñas (adaptados a la zona de humedales e integrados en el ecosistema), serán todo un atractivo para los más pequeños. Si además, os dais una vuelta por la zona donde las cigüeñas tienen sus nidos…éxito asegurado.

La gestión de la zona protegida la lleva a cabo desde el año 1999 una ONG local, el Grupo de Naturaleza Freixe, en convenio con el Ayuntamiento de Flix y con el apoyo de la Generalitat de Cataluña. El acceso es gratuito tanto al Centro de Información como a las numerosas pasarelas y observatorios de aves que encontraréis. Tan solo el acceso al Centro de Interpretación del Camino de Sirga tiene un coste de 2,50€. Toda la reserva está recorrida por una red de caminos que hacen que pueda ser recorrido en bicicleta o andando. Nada mejor que un buen paseo por ella.


RECOMENDACIÓN CON NIÑOS:

Los caballos están acostumbrados a los niños, ya que la reserva es lugar habitual de visitas escolares. Podéis acercaros a ellos e incluso darles alguna que otra hierba para comer. Haced que los peques se fijen en sus grandes pezuñas (para que vean la diferencias con otro tipos de caballos) y explicarles como esa mayor pezuña les ayuda a no hundirse en los humedales. ¡Muy chula la experiencia!


7- VISITA AL CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL FERROCARRIL

Ubicado en Mora de la Nova, este pequeño Museo es muy curioso para visitarlo con los peques, especialmente por las antiguas señalizaciones, imágenes y objetos relacionados con el Ferrocarril y que a los niños les llamarán especialmente la atención. Los peques tienen una idea muy concreta de los trenes: los que ven ahora en las estaciones, y no se imaginan la historia que hay detrás de todo el sistema ferroviario hasta llegar a la situación actual.


RECOMENDACIÓN CON NIÑOS:

Si vais con los más peques no os perdáis el pequeño trayecto hasta el puente giratorio. A bordo de una antigua locomotora, recorreréis unos metros a la vieja usanza, os montaréis en el puente giratorio para darle la vuelta luego entre todos y volver sobre vuestros pasos. ¡Los niños alucinarán!


8- VISITA A MEL MURIA

Otra de las visitas estrella del viaje. Se trata de una explotación apícola cuya visita incluye la entrada al Centro de Interpretación de la Miel, y una visita a campo a ver y descubrir las colmenas de abejas de cerca. Una pasada. La visita al centro de interpretación resulta muy instructiva ya que se puede aprender como funciona una colmena, los diferentes tipos de abejas, para luego aplicar todos esos conocimientos recién adquiridos en campo.

La visión de la abeja reina, el zángano y las obreras en la colmena es genial. Y la aventura de vestirse con el traje de protección para ir al campo, y el ejercicio de auocontrol que tienes que hacer cuando te ves rodeado de abejas…¡no tiene precio!. Muy interesante de visitar.


RECOMENDACIÓN CON NIÑOS:

Que estén tranquilos y disfruten de la experiencia en campo. Aprovechad durante la visita al Centro de Interpretación y contadles lo que van a vivir. Aunque todo es seguro, no está de más que vayáis preparados por si se produce alguna picadura (quizás alguna crema específica para las picaduras). ¡Que nunca se sabe!


¿Qué os han parecido estas actividades? A nosotros nos encantaron y sin duda conforman un buen menú para planificar varios días en Terres de l’Ebre. A continuación os dejo también donde nos alojamos nosotros y los restaurantes que visitamos por si los queréis tener de referencia:

ALOJAMIENTOS CON NIÑOS EN TERRES DE L’EBRE

  • MAS D’ALERANY – Espectacular masía catalana del s. XV, rehabilitada y ubicada en La Serra Almos. Con 7 habitaciones dobles (4 en la planta primera y 3 en la planta alta), un precioso entorno de cerezos y viñedos y una historia en la que se entremezclan los sarracenos y la Batalla del Ebro, la casa rural es una maravilla para alquilar en grupo. Está adaptada para ir con los peques y en ella encontraréis tronas y cunas, una cocina amplia y perfectamente equipada y un salon de 100 metros cuadrados (fue utilizado como hospital de campaña). Además su amplia terraza, su mesa de ping pong y la piscina hace que conquiste definitivamente a los más pequeños (bueno, y a los grandes). 100% recomendable.

RESTAURANTES EN TERRES DE L’EBRE

  • RESTAURANTE CAN SECUNDINO – En Móra la Nova. Buenísima comida y un jardín enorme con columpios para los pequeños. Después de comer, salte a las mesas de fuera a tomar un buen café mientras los niños disfrutan del jardín (eso fue lo que hicimos nosotros).

  • RESTAURANTE CAMPING ATMELLA – En L’Atmella de Mar. Buenísima la fideua. Además, los clientes del restaurante pueden también disfrutar de la piscina del camping, así que es otra ventaja adicional para ir a comer aquí.
  • RESTAURANTE 2000 I PICO. En Tivissa. Buena relación calidad / precio. ¡Nos encanto la chistorra!

Muchas gracias a Turisme Terres de l’Ebre por el apoyo prestado para que pudiéramos realizar esta escapada y vivir esta experiencia.

por

Deja un comentario

children footer